Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

Azucarera finaliza la campaña remolachera con una producción de 420.000 toneladas

Se han incorporado 56 nuevos agricultores y se han sembrado 1.600 hectáreas

Ha concluído la campaña de remolacha con unas 420.000 toneladas recogidas /

Jerez de la Frontera

Azucarera ha finalizado la campaña de recepción de remolacha 2018-2019 en Andalucía con un total de 420.399 toneladas recibidas en la fábrica de Guadalete  en una campaña que arrancó con una superficie de siembra de 6.302 hectáreas.

Según ha anunciado la empresa en un comunicado, se ha generado un rendimiento de 92 toneladas de remolacha por hectárea de riego, cuya riqueza media ha sido del 18,7 por ciento, factor determinante de los excelentes resultados. La molturación se ha llevado a cabo durante 55 días de campaña, desde el 17 de junio hasta el 10 de agosto.

Según la directora agrícola de Azucarera, Salomé Santos, "la empresa puede sentirse orgullosa de los resultados de producción obtenidos, pese a los menores niveles de precipitaciones en primavera de los últimos años; sin duda, la clave del éxito está en el buen hacer de los cultivadores, su buen manejo del riego y de la sanidad hasta el final del ciclo".

Santos ha defendido que "de la mano de un soporte técnico y de un equipo humano con garantía de profesionalidad, seriedad y objetividad, se presenta un prometedor futuro para el sector, por la posibilidad real de un incremento importante de los ingresos a medida que el precio del azúcar se estabilice y vaya ascendiendo, tal y como pronostica la evolución del mercado".

La empresa destaca los resultados obtenidos durante la campaña a partir de los nuevos modelos de hacer remolacha, adaptados a cada tipo de explotación, desde el secano al riego, con siembras desde septiembre a enero, y con superficies desde una hectárea a grandes extensiones.

De esta forma, se demuestra con la incorporación en la presente al cultivo de 56 nuevos agricultores que han sembrado 1.600 hectáreas de remolacha. Por otro lado, la próxima campaña se enmarcará en un nuevo escenario sin cuotas de producción.

Ante esta realidad, Azucarera continuará adaptando la forma de relacionarse con los agricultores, ofreciendo modelos de contratación diferentes con el objetivo de mantener la sostenibilidad del cultivo y el futuro del sector.

Azucarera se ha mostrado comprometida y fomentando la introducción de nuevos agricultores mediante acciones de promoción del cultivo, como el evento 'Mejor remolachero de Andalucía' que, con el patrocinio de CaixaBank y Caser Seguros, reconoce las mejores prácticas en el cultivo de remolacha entre todos los agricultores de la zona sur.

Este reconocimiento persigue poner en valor la apuesta por el cultivo de la remolacha en la región y constatar, una vez más, que se trata de uno de los cultivos más seguros, estables y rentables para las explotaciones agrícolas

COAG HACE BALANCE

COAG-A ha hecho balance sobre la finalización de la campaña de remolacha, con una considerable reducción en las toneladas pero "con muy buena calidad". Los datos de la campaña confirman que el volumen recolectado en las provincias de Sevilla y Cádiz es 420.500 toneladas. Así, la campaña se cierra con 506.000 toneladas, un 18,5 por ciento menos que en 2018.

A pesar de esta merma en la recolección, la campaña ha sido buena, según esta valoración, ya que la calidad de la remolacha recolectada es notable, presentando una riqueza muy alta, 18,67 grados de media, y un descuento del 10,06 por ciento.

En este sentido, la organización agraria atribuye esta alta riqueza a que las temperaturas estivales han sido suaves y han permitido la evolución del cultivo, que ha presentado un muy buen estado sanitario.

En cuanto a la duración de la campaña, se ha alargado más tiempo del previsto en un principio, cuando se estimó una campaña corta al haber mucho menos superficie cultivada, pero la alta riqueza conlleva un incremento en el tiempo de procesado.

Por otro lado, la asociación ha recordado que la reducción de superficie y, por tanto de toneladas, tiene su origen en las precipitaciones del pasado otoño-invierno, "que provocaron retrasos en la siembra o, incluso, las impidieron".

Hay dos circunstancias que marcan las siembras para el próximo otoño, por un lado, la disponibilidad de agua para riego y, por otro, la oferta de contratación. En lo que respecta al agua de riego, hay que tener en cuenta el estado de los embalses. En el Sistema de Regulación General del Guadalquivir ya se han alcanzado los umbrales de alerta, por ejemplo, mientras que en Guadalete-Barbate hay 257 hectómetros cúbicos menos que el año pasado por estas fechas.

"El tema que va a ser determinante para la siembra de la remolacha va a ser la oferta de contratación, es decir, los precios", aseguran sobre este asunto, dentro de un mercado mundial marcado por una fase de inestabilidad en los precios y de sobreproducción de azúcar, lo que supone un nuevo contexto de producción y, como consecuencia, una nueva forma de contratar con la industria.

Sin entrar en detalles, hasta ahora los ingresos de los remolacheros tenían varios sumandos, un precio base de 25,45 euros por tonelada, al que se añadía la compensación por pulpa (2,36 euros por tonelada) y el complemento del precio (3,69 euros por tonelada) o el incentivo por hectárea según rendimiento (4,11 euros por tonelada), para un rendimiento de 90 toneladas por hectáreas; y, en segundo lugar, las ayudas: un pago acoplado y una ayuda agroambiental (ya anunciada la prórroga de un año), que suman 7,6 euros por tonelada para un rendimiento de 90 toneladas por hectárea.

A partir de este momento, aunque todavía se está pendiente de la oferta de contratación que debe presentar la industria para el regadío, será el precio base de 26 euros por tonelada tipo, sin extras; y un complemento del azúcar que depende de su precio medio publicado por la Comisión Europea para el período octubre-septiembre.

Independientemente de ello, señalan desde COAG, para el secano se llegó a presentar una oferta en Jerez que es atractiva para los productores de secano, pero el regadío es el que sustenta la fábrica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?