Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

El campo alicantino "en shock", con 200 millones de euros en pérdidas iniciales

Mientras ASAJA habla ya de "ruina total" y "pérdidas millonarias", la Unió estima en 30.000 las hectáreas de cultivo de Alicante y Valencia afectadas, la mayoría en la Vega Baja

Los cítricos y el arbolado han resultado especialmente afectados y seguirán así en los próximos días, a causa del agua retenida. /

En el campo alicantino la desolación es total. Aunque desde ASAJA-Jóvenes Agricultores ni siquiera se atreven a ofrecer una valoración de los daños sufridos por la DANA, la Unió de Llauradors, habla ya de 200 millones de euros solo tras una evaluación inicial de las zonas siniestradas, en las comarcas de Alicante y Valencia afectadas, y donde la Vega Baja se lleva la gran parte.

El principal radio de acción de zonas afectadas se concentra en unas 30.000 hectáreas de cultivo de Alicante y Valencia.

La Vega Baja es la más dañada con cerca de 25.000 hectáreas y unas pérdidas de 167 millones de euros, seguida de la Costera y la Vall d’Albaida con 2.600 hectáreas afectadas y unas pérdidas de 3,3 millones de euros, Baix y Medio Vinalopó con 1.200 hectáreas y 4,8 millones de euros de pérdidas, el Alto Vinalopó con casi 400 hectáreas y 1,2 millones de euros y la Marina Alta y Baixa con más de 500 hectáreas y cerca de 300.000 euros.

El cultivo más dañado es el de los cítricos, con más de 131 millones de euros, seguido de las hortalizas con más de 20, la uva de mesa con cerca de 5 millones y la uva de vinificación con 3,3 millones. Otros cultivos perjudicados serán el almendro, la granada o la flor y viveros. Aún así, la cifra final de pérdidas será muy superior, apunta desde la Unió su secretario general en la Comunitat Valenciana, Carles Peris.

Desde ASAJA-Jóvenes Agricultores, que ha creado una oficina técnica en Orihuela y Almoradí para atender a los afectados en la Vega Baja y pide la declaración de zona catastrófica, también Eladio Aniorte, su secretario general en Alicante, habla de "desastre generalizado", pérdidas millonarias y de "campo en estado de shock". Se han perdido todas las hortalizas, el destrozo de los caminos y de la huerta es indescriptible, dice Aniorte.

Al margen de todo lo perdido, la uva embolsada del Vinalopó es uno de los cultivos que se estaba empezando a recolectar estos días y que ahora más preocupa. Esta uva ha resultado afectada, más que por las inundaciones, por la humedad que ha soportado en los últimos días, cuando ya estaba lista, explica el presidente del Consejo Regulador, José Bernabeu, aunque esos efectos aún no se pueden cuantificar.

Este lunes, de hecho, era el primer día en que se podía entrar en los viñedos. El tiempo y las temperaturas de los próximos días, señala, serán determinantes.

Ambos sindicatos agrarios confían en que las distintas administraciones estén a la altura de la magnitud del desastre y piden mayor diligencia a la Generalitat para evaluar daños en el campo y proponer medidas, en una situación que contrasta con Murcia, dicen, donde ayer el Gobierno regional ya se reunió con las organizaciones agrarias para establecer una hoja de ruta común.

Pleno urgente para declarar zona catastrófica

La Diputación de Alicante ha convocado para este martes 17 de forma urgente un pleno extraordinario para instar al Gobierno a que declare la Vega Baja como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que se conoce como "zona catastrófica", según ha anunciado el presidente, Carlos Mazón.

Los portavoces de todos los grupos políticos de la corporación provincial han acordado la celebración de esta sesión, a las diez de la mañana, en la que se debatirá como único punto del orden del día la solicitud de esta declaración en diversos municipios de la provincia afectados por las lluvias. El objetivo es que articulen de forma inmediata todas las ayudas precisas para hacer frente a los cuantiosos y graves daños sufridos en la Vega Baja.

También ha pedido la declaracion de zona catastrofica la CEV, la Confederacion Empresarial de la Comunitat Valenciana, y que se articulen ayudas que aseguren una pronta recuperación y vuelta a la normalidad. Su presidente, Salvador Navarro, y el de la CEV en Alicante, Perfecto Palacio, visitarán las zonas más afectadas para conocer de primera mano la situación de las empresas y establecer vías de colaboración que hagan posible la vuelta a la actividad.

Y por su parte, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, agradece la colaboración ciudadana y recuerda que siguen abiertas varias vías para quien quiera ayudar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?