Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Dos vinos de Cuenca entre las recomendaciones para brindar en Estados Unidos

Un prestigioso crítico elige dos vinos de una bodega de Villanueva de la Jara

Juan Antonio Ponce (en el centro) junto a su familia en sus viñedos de la Manchuela de Cuenca. /

Bodegas y Viñedos Ponce elabora sus caldos en Villanueva de la Jara. Hasta sus instalaciones llegan cada otoño las uvas que esta familia de viticultores cultiva en este pueblo y en Iniesta, ambos en la Denominación de Origen La Manchuela a la que pertenecen. Este año están de enhorabuena porque dos de sus vinos han sido incluidos en la lista de los cien mejores del año en España seleccionados por el prestigioso crítico estadounidense James Shuckling. Es el tercer año que este sumiller requiere alguno de los vinos de estas bodegas jareñas y en este 2019 ha incluido a los vinos Pino 2017 y La Estrecha 2017. Ya el año pasado se incluyó por primera vez un vino de estas bodegas. “Shuckling hace un trabajo extraordinario y muy valioso para bodegas como la nuestra porque aporta una gran repercusión sobre todo en los mercados asiático y norteamericano”, como nos ha contado Juan Antonio Ponce, el gerente de estas bodegas familiares y con quien hemos hablado en Hoy por Hoy Cuenca.

Entrevista con Juan Antonio Ponce en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Los vinos de la familia Ponce se venden en Estados Unidos. “El mercado americano supone hasta el 25 por ciento de nuestra producción a parte de otros países donde también exportamos”.

Fue en 2005 cuando estas bodegas sacaron al mercado sus primeros vinos, aunque la tradición vitivinícola de la familia es antigua. Juan Antonio heredó las viñas de su padre y desde bien joven comenzó a formarse en la viticultura tanto en España como en Francia. Decidió apostar por esta tradición familiar y mejorar la elaboración de los caldos. Eso sí, tenía claro que quería respetar la variedad de las viñas y el método de cultivo. “El valor de cada zona vinícola está en sus viñas autóctonas”, explica Ponce. “Nosotros decidimos apostar por las variedades cultivadas por nuestra familia, mayormente bobal y otras variedades mediterráneas. Además, yo tuve la suerte de empezar con un viñedo de entre cuarenta y noventa años de antigüedad. Somos conscientes de que tenemos mantener esas viñas y que también nos toca el papel de empezar a hacer nuevas plantaciones para el futuro”.

Bodegas Ponce tiene los viñedos en Villanueva de la Jara e Iniesta (Cuenca). / bodeboca.com

Las marcas con las que se comercializan los vinos de Bodegas y Viñedos Ponce son Pino, La Estrecha o PF como las más conocidas, aunque embotellan hasta una decena de variedades distintas entre blancos y tintos jóvenes o de crianza. “Lo bonito del mundo del vino es que cada añada es distinta y tienes que estar preparado para saber interpretar cómo llega la uva cada año. Para nosotros la campaña del 2019 ha sido muy buena, aunque contamos con la ventaja de que la mayor parte de la uva la cultivamos nosotros”.

Puestos a respetar la tradición vitivinícola familiar, Juan Antonio Ponce continua con métodos como la agricultura biodinámica que respeta, por ejemplo, los ciclos lunares para las diversas faenas de la viña como la poda en menguante. “Al final el objetivo es intentar sacar el máximo potencial posible a nuestros viñedos sin perder la identidad que tienen las uvas”.

Elaboran y crían sus vinos en barricas de madera de roble. / bodeboca.com

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?