, 12 de de 2021

Otras localidades

A Boca Llena

Jesús, qué bodeguita

Tapas que parecen medias raciones, medias que parecen enteras; chacinas, ibéricos y mariscos de calidad y notables guisos caseros son las señas de identidad de la Bodeguita de Jesús

Sopa de tomate

Sopa de tomate / A Boca Llena

Como dice el villancico que este año nos estarmos conformando con escuchar grabado, los caminos se hicieron con agua, viento y frío. Elementos que nos acompañan en este diciembre atípico en todo, menos en la climatología, propia de final del otoño y el principio del invierno. El frío que hace que el mosto esté alcanzando su punto ideal, y el agua y el viento que nos invitan a buscar el calor de una chimenea, estufa o calentador y atemperarnos el cuerpo con un buen guiso casero.

En la barriada Barbadillo hay una bodeguita que lleva el nombre de pila de su propietario, Jesús Figaredo. Aunque como despacho de vinos funciona desde hace cuarenta años -la mitad de ellos sirviendo comidas los fines de semana-, no supe de ella hasta que me puso recientemente en la pista ese insaciable explorador de bujíos imposibles que es mi buen amigo el doctor Arcas.

Soberbias papas aliñadas / A Boca Llena

La primera vez que la visité fue hace justo un año, y volví a repetir este pasado puente de la Constitución y de la Inmaculada. Entonces, un año atrás, la Bodeguita de Jesús estaba que no se cabía. Suerte que reservamos con tiempo y nos habilitaron una mesa, porque la cola de gente esperando para poder sentarse empezaba en la barra y terminaba en la terraza exterior. Un año después, hay menos mesas disponibles, pero están también todas ocupadas. Las restricciones han llegado a la bodeguilla de la barriada Barbadillo y sólo cuenta con siete mesas para no más de 40 personas, ya que la barra está momentáneamente anulada.

En la bodeguita siempre hubo buen mosto, y a demanda Jesús fue introduciendo poco a poco buenos ibéricos de Guijuelo, queso picante de Ocaña, payoyo de Villaluenga y chacina fresca de Algatocín, en la serranía de Ronda. Luego vino el marisco de la pescadería de Antonio, abierta al público en la misma calle, y los guisos de Mamen Rosado, la mujer de Jesús. Su excelente aceptación les animó a dar el salto y ofertar comidas los fines de semana y festivos.

Atún aliñado / A Boca Llena

Antes de este 2020 de los demonios, las cosas en la Bodeguita iban viento en popa. Lo constato al percatarme de que le han dado un buen lavado de cara al local. Resulta que fue justo antes de la pandemia, que desde marzo les ha obligado a incluir en un ERTE a dos de los empleados que atendían la sala, por lo que ahora Jesús y Mamen deben multiplicarse para hacer todo el trabajo.

De hecho, es Mamen la que nos muestra la carta. En una pequeña libreta y escrito en bolígrafo veo que tienen menudo, berza, sopa de tomate, albóndigas en tomate, solomillo a la plancha, pinchitos de pollo, tortilla de camarones y lagrimitas de pollo. El resto me lo canta a viva voz. Logro retener que tienen cañaíllas, papas aliñadas, atún aliñado, chicharrones y galeras.

Cañaíllas enormes / A Boca Llena

Beberemos mosto del tiempo, servido a temperatura ambiente, que es más bien fría. Juega su favor el origen del local como despacho de vinos, porque el vino nuevo está estupendo. La reforma a la que antes aludía ha consistido en darle barniz al local, con una decoración rústica y austera. Ocupamos una de las mesas del remozado salón, donde hay mobiliario de sentarse a comer, al contrario que en el resto del local, un poco más informal, donde hay tres mesas con taburetes.

Al entrar en la bodeguita, en lo que uno repara primero es en la chacina que entra por los ojos y en el marisco que luce en el mostrador. El queso picante que les traen de Ocaña, allí donde el penal, es sencillamente espectacular. Estupendos también los taquitos de ibérico y el jamón de Guijuelo, así como la chacina rondeña. Recuerdo de la vez anterior una excelente carne con tomate y unas mollejas a la plancha, pero que esta vez no las he visto ni oído.

Tapa de menudo / A Boca Llena

De memorables para arriba las papas aliñadas, con patata, cebolla, perejil y su aliño. Nada más, y nada menos. El atún aliñado no es la típica conserva de lata a la que le añaden cebolla troceada y aliño para disimular. El atún lo cuecen ellos mismos con agua y sal. Los generosos lomos han conservado todo su jugo. Notable. Los chicharrones están perfectos, porque crujen y están bien especiados por fuera y carnosos con su grasita en el interior. Pero para carnosas, las cañaíllas enormes que les proporciona la pescadería vecina. Jurásicas.

A la cuchara empezamos a darle bien con una sopa de tomate. Muy correcta de textura, pero al tomate le falta el sabor que no le sobra precisamente en esta época del año, y también un poco de sal. Lo sirven con su yerbabuena en una cazuela de barro y en una generosísima media ración, que juraría que es una entera, pero en fin.

Tapa de berza / A Boca Llena

Pensamos que se han confundido cuando acercan a la mesa la tapa de menudo, porque por el tamaño de la cazuela parece como mínimo media ración. Resulta que la tapa es igualmente generosa. Garbanzos tiernísimos, casquería en su punto, el toque de picante y algo de chorizo que aporta más sabor a un guiso sabrosísimo. Quizás le falta un poco de cuajo a la salsa para que se peguen los labios. Ya me entienden.

La tapa de berza es casi otra media ración. Como todas las berzas que se hacen en el mismo día, le falta reposo para que la legumbre, las tagarninas y la salsa formen un todo incontestable. La carne, con la costilla, el tocino blanco como la nieve, el chorizo y la morcilla, le dan sentido al pan.

Delicioso guiso de carne con tomate / A Boca Llena

Las galeras tienen un aspecto magnífico. El marisco pobre se está viniendo arriba de una manera inusitada, pero personalmente las sigo prefiriendo en sopa o para darle sabor a los guisos. También es cierto que no hay margen para mucho más. Tampoco para el postre, que dicho sea de paso no tienen habitualmente.

Jesús, qué bodeguita.

BODEGUITA DE JESÚS (PUNTUACIÓN: 6)

Calle Pedro Rodríguez del Raño, 15. 11406 Jerez (Cádiz). Horario (antes del COVID): De martes a viernes, de11 a 16 y de 20 a 23 horas. Sábados y domingos, de 11 a cierre. Teléfono para reservas: 956 39 77 21. Precio medio por persona: 8-10 euros.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?