Economia y negocios

¿Qué sabes sobre el vermú?

Aunque el concepto moderno de vermú se inventó a finales del siglo XVIII, la historia de esta bebida con base de vino y macerada en hierbas se remonta siglos atrás. Comenzó como remedio medicinal y acabó como rey de los aperitivos

Vermú / Cadena SER

El refrán "cada maestrillo tiene su librillo" se ajusta perfectamente a al mundo del vermú. Y es que aunque la base es similar; vino macerado en hierbas, no hay dos iguales y las recetas se guardan celosamente.

Una bebida, la reina de los aperitivos, que ha vuelto con mucha fuerza y a la que hemos dedicado el 'Entre vinos' de esta semana. Para ello hemos contado con Román Romero de Ávila, enólogo de Bodegas Virgen de Loreto, de Socuéllamos, cuyo vermú fue incluido con buena nota en la primera Guía Peñín elaborada sobre esta bebida.

En Entre Vinos esta semana hablamos del vermú con Román Romero de Ávila, enólogo de bodegas Virgen de Loreto de Socuéllamos

07:42

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1618941084_032415/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El vermú o vermut son las acepciones españolas a la palabra alemana de wermut, que significa ajenjo, pero su historia viene de mucho tiempo atrás. Una de las teorías habla de que su origen se remonta a la antigua Grecia, cuando el famoso filosofo y médico Hipócrates decidió macerar unas hierbas, entre ellas el ajenjo, con vino para tratar los dolores de estómago. Una bebida infusionada que luego copiaron los romanos, quienes poco a poco fueron dándole usos más lúdicos, no sólo medicinales, y se convirtió en un popular aperitivo dentro del Imperio Romano. El concepto moderno de vermú lo crearon los italianos Antonio y Beneditto Carpano en Milán, en 1786.

Tipos de vermú

Al hablar del vermú, lo solemos hacer de una manera genérica , pero dependiendo de su color y concentración de azúcar podemos encontrar varios tipos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para que una bebida se denomine vermú, legalmente tiene que tener al menos un 75 por ciento de vino, generalmente blanco, y una graduación que no baje de los 14,5 grados de mínima y 22 de máxima.

Los tipos más comunes son rojo, blanco, rosado, seco y extra seco y a partir de aquí podemos encontrar diferentes variantes que incluyen reservas, toques de barricas o incluso frizzantes o variedades de vino nuevas como verdejo, sauvignon blanc o incluso albariños.

Agustín Cacho Borrás

Agustín Cacho Borrás

Redactor de contenidos en SER Ciudad Real con especial atención al entorno rural y el sector agroalimentario....

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00