Política

Inés Rey pedirá a la Xunta por carta que tome medidas para que la familia Franco abra la Casa Cornide a visitas públicas

La Junta de gobierno municipal arranca el proceso para recuperar la Casa Cornide, propiedad de la familia del Dictador Francisco Franco

La Junta de gobierno local ha aprobado hoy el inicio del procedimiento de revisión de oficio de las decisiones tomadas por el Ayuntamiento en 1962 que permitieron que la Casa Cornide, un edificio público, acabara en manos de la familia del Dictador Francisco Franco. Lo ha comunicado la Alcaldesa Inés Rey que habla de "apariencia de legalidad" y de "usurpación". Hoy mismo ha remitido una carta a la Xunta para reclamar que tome todas las medidas pertinentes para que la familia Franco abra el inmueble a visitas públicas como es su obligación tras su declaración como BIC.

Más información

Rey considera que la familia Franco "regaló" la Casa Cornide al Dictador. El expediente tiene un plazo de seis meses para su resolución y pretende anular dos decisiones del gobierno, la transferencia del edificio del Estado al Concello de 3 de julio de 1962 y la adjudicación en subasta de la Casa Cornide el 2 de agosto a Pedro Barrié de la Maza, por 305 mil pesetas. Barrié la vendió cuatro días después a Carmen Polo, esposa de Franco, por 25 mil. Inés Rey insta a la Xunta a actuar para que se cumpla la legalidad y la familia Franco abra la Casa Cornide a visitas públicas.

El Concello también insta al Ministerio de Educación y al Ministerio de Hacienda a que realicen una revisión de oficio de la permuta como parte de la operación "orquestada para agasajar al Dictador", ha dicho Inés REy.

En el arranque de la revisión de oficio de los actos de la subasta el Ayuntamiento da quince días a las partes interesadas para presentar alegaciones. Posteriormente solicitará el preceptivo dictamen del Consello consultivo de Galicia, órgano al que se remitirá el expediente completo.

El informe encargado por el Ayuntamiento a la Cátedra de memoria histórica de la UDC, dirigido por el profesor Carlos Aymerich hace ya cinco años, considera que todo el proceso de permuta del inmueble por parte del Estado y la subasta y venta simulada posteriores "serían nulos de pleno derecho". En primer lugar, porque no se podía permutar sin ser antes desafectado como bien de dominio público, ya que era propiedad del Estado que lo había comprado para ubicar allí el Conservatorio superior en 1949. Además propone el inicio de la revisión de oficio de todo el proceso de subasta que se desarrolló en el verano de 1962. En julio, el pleno aprueba el pliego, que indica la condición de que una vez subastado el edificio no se podía vender en diez años. El viernes dos de agosto Pedro Barrié de la Maza adquiere el edificio en pública subasta por 305 mil pesetas y a la vez el pleno le autoriza, en un acto irregular, a venderlo sin ningún plazo. Y el lunes siguiente aprueba la venta a Carmen Polo, mujer del dictador, por 25 mil. Además el edificio no podía venderse a ningún responsable público y Carmen Polo y Franco tenían gananciales.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00