Gastro

"No necesito ver para poder cortar calabacín tan rápido como el mejor cocinero del mundo": la inspiradora historia del campeón de España de cocina para ciegos

El gaditano José Antonio Parra se ha impuesto en la segunda edición del Concurso Nacional de Cocina para Invidentes con un plato inspirado en el guisote gastoreño

José Antonio Parra, durante el concurso de cocina para ciegos celebrado en Estepona.

Madrid

José Antonio Parra no distingue caras y no puede leer carteles. Apenas cuenta con un 10% de visión en uno de sus ojos y, gracias a eso, aún intuye la diferencia entre algo claro y algo oscuro. Pero A este gaditano de El Bosque (Cádiz) se le da tan bien cocinar que no descarta apuntarse a MasterChef. Por lo pronto ya se ha convertido en ganador del II Concurso Nacional de Cocina para Invidentes, celebrado este fin de semana en Estepona (Málaga). Solo que no pudo saborear mucho el premio porque justo después tenía que competir en una carrera de montaña para ciegos en la serranía de Ronda. "¡Yo me apunto a todo con los ojos cerrados!", bromea por teléfono.

Su "corona de jamoncitos de codorniz sobre guisote gastoreño" ha sido el plato preferido del jurado, por delante de la tarta de manzana elaborada en horno con leña de olivo que preparó la madrileña Carmen Puntero y de la merluza Mare Nostrum del riojano César Ortíz (La Rioja).

Más información

Los nueve finalistas solo pudieron contar con un ayudante que les indicaba dónde estaban situados los ingredientes y los utensilios, pero sin poder participar en la elaboración del plato ni en el emplatado, que prepararon frente a los jueces.

José Antonio Parra (55 años) es pensionista y viudo por partida doble. A los 11 años perdió por completo la vista de su ojo izquierdo. "Estábamos jugando a los indios y me dispararon una flecha", explica. Un accidente que ha limitado su campo de visión durante décadas, pero sin que ello le impidiera trabajar como cocinero profesional. En 2005, sin embargo, una retinopatía degenerativa de origen genético cambió su vida por completo.

Corona de jamoncitos de codorniz sobre guisote gastoreño.

"Por mucho que tenga una profesión, no es lo mismo tener vista que no tenerla", explica por teléfono. "Pero en casa tengo la cocina perfectamente adaptada, totalmente a oscuras, y no necesito ver para cortar un calabacín igual de rápido que el mejor cocinero del mundo o para saber dónde está la pimienta o el pimentón".

En la cocina del restaurante donde se disputó la final, de hecho, había un montón de ollas con agua hirviendo, sartenes humeantes en y cuchillos afilados, pero "más allá de los típicos choques", no hubo que lamentar ningún accidente.

La receta de su cuñada Isa

Parra optó por una receta de la que había oído mucho hablar, pero que nunca había hecho: el guisote gastoreño: "Mi pareja es de El Gastor y le pregunté a mi cuñada Isa qué le echa. Pero lo complicado era encontrar el punto de los jamoncitos de codorniz. Para eso sí que le dije a mi pareja: 'Necesito tu vista'. Y lo acompañé de una pajitas de ajos tiernos. El plato es muy original. Yo me veía entre los tres primeros, la verdad".

Al preguntarle por MasterChef, el cocinero gaditano responde lo mismo que ante cualquier reto: "¿Por qué nosotros no?". Además de competir den carreras de montaña, de hecho, también es campeón de España de Duatlón Cross y está a punto de iniciar una vuelta de 12 etapas a Andalucía en bicicleta tándem para visibilizar la enfermedad de Diego, su sobrino nieto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad