Sociedad

Así es la nueva selectividad (EBAU) que propone Educación: menos exámenes y un ejercicio de madurez que llegará a contar un 75%

Los cambios en la prueba de acceso a la universidad serán progresivos desde el curso 2023-24 y no estará completamente implantada hasta el 2026-27

Prueba de la EBAU en la Universidad de La Rioja / Universidad de La Rioja

El Ministerio de Educación está presentando este miércoles a los consejeros autonómicos y a los rectores el borrador de la nueva EBAU, la prueba de acceso a la universidad adaptada a la nueva ley educativa. La propuesta, a la que ha tenido acceso la SER, introduce como principal cambio con respecto a la actual un "ejercicio de madurez": una prueba basada en un dossier sobre un tema concreto, con distintos documentos, para que el alumno lo analice desde distintas perspectivas. Este ejercicio sustituirá a los actuales exámenes de lengua castellana, extranjera y cooficial. La prueba incluirá preguntas en distintos idiomas para evaluar las competencias lingüísticas. Cuando la nueva EBAU esté completamente implantada el ejercicio supondrá un 75% de la nota.

Más información

Educación plantea que los cambios se apliquen de forma progresiva con una fase de transición en los cursos 2023-24, 2024-25 y 2025-26. La implantación definitiva del nuevo modelo de EBAU no llegaría, por tanto, hasta el curso 2026-27, es decir, dentro de seis cursos, lo que supone que harán una EBAU completamente nueva los alumnos que hayan estudiado toda la ESO y el Bachillerato con la LOMLOE. El motivo de esta implantación gradual es dar tiempo al sistema, a los docentes y a los alumnos, para asimilar los cambios que plantea la ley en los contenidos y la forma de aprender, con un enfoque competencial. La nueva EBAU tendrá, según este borrador aún sujeto a cambios, menos exámenes cuando este totalmente implantada y dará también al alumno más posibilidades de elegir las materias para examinarse. Se mantendrá el actual sistema con dos fases: la fase de acceso —equivalente a la actual obligatoria— y la de admisión -que sería la voluntaria- . La puntuación seguirá siendo de hasta un máximo de 14 puntos. Así quedaría las pruebas, en líneas generales, según este borrador.

Fase de transición

Durante los cursos 2023-24, 2024-25 y 2025-26 los alumnos harán una prueba que tendrá algunos cambios respecto a la actual EBAU. Todos los alumnos tendrán que examinarse de Historia de la Filosofía, Historia de España y de la materia específica obligatoria de 2º de Bachillerato, según la modalidad que hayan cursado (Matemáticas II o Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales, si la modalidad es ciencia y tecnología, por ejemplo).

Además tendrán que hacer, y esta es la novedad, un ejercicio general de madurez: una prueba basada en un dossier sobre un tema (de actualidad, científico...). Cada uno de los exámenes contará un 25% de la nota que podrá llegar, como hasta ahora, hasta un máximo de 10. Esta es la Fase de acceso, equivalente a la actual obligatoria.

Habrá además, como ahora, una fase para subir la nota hasta 14: la fase de admisión —la actual voluntaria— en la que el alumno podrá examinarse de dos de la materias de modalidad o de las generales de bachillerato. Actualmente los alumnos pueden hacer hasta un máximo de 4 pruebas con el nuevo sistema quedaría limitado a dos ejercicios. Las universidades, como hacen ahora, podrán ponderar el peso de las notas en función de la carrera que se elija estudiar.

Así es el examen de selectividad que ha indignado a los alumnos de Castilla-La Mancha: "Es el más difícil hasta la fecha"

No hay cambios en el peso que la EBAU tendrá en el acceso a la universidad, será un 40%. El expediente académico de bachillerato contará el 60%.

Para diseñar los cambios en la prueba, especialmente el nuevo ejercicio de madurez, se creará un grupo de trabajo entre el ministerio, las comunidades autónomas y las universidades. Será ese grupo el que concrete exactamente el número de preguntas, la extensión, el tiempo...

Fase definitiva

Comenzará en el curso 26-27, cuando lleguen a examinarse los alumnos que hayan cursado toda la secundaria y el bachillerato con la LOMLOE. La EBAU tendrá entonces, según esta propuesta, cuatro ejercicios.

En la fase de acceso habrá un ejercicio general de madurez, ese dossier sobre un tema concreto con preguntas de distinto tipo y en distintos idiomas. Esta prueba contará el 75% de la nota total de la fase de acceso —equivalente a la actual, la obligatoria—. Además, habrá un examen de la materia obligatoria de modalidad cursada que computará un 25%.

La fase de admisión —equivalente a la actual especifica— los alumnos podrán examinarse de dos de las materias de modalidad o de las generales de bachillerato. Estas pruebas permitirá al alumno llegar hasta un máximo de 14.

Para diseñar los cambios en la prueba, especialmente el nuevo ejercicio de madurez, se creará un grupo de trabajo entre el ministerio, las comunidades autónomas y las universidades. Será ese grupo el que concrete exactamente el número de preguntas, la extensión, el tiempo...

No hay cambios en el peso que la EBAU tendrá en el acceso a la universidad, será un 40%. El expediente académico de bachillerato contará el 60%.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00