Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Internacional

De la crisis energética al calentamiento global: los retos de la COP27 con los países más contaminantes ausentes y un anfitrión que reprime a los activistas

La cumbre climática mundial ha comenzado este domingo en Egipto, marcado por los acuerdos descafeinados y sin concretar de la pasada COP y unos retos muy ambiciosos por determinar

COP27: una cumbre climática sin visos de acuerdos y con la ausencia de los países más contaminantes

COP27: una cumbre climática sin visos de acuerdos y con la ausencia de los países más contaminantes

08:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1667740555242/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

La 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático -conocida como COP27- ha comenzado este domingo en la ciudad balneario de Sharm el-Sheikh (Egipto) con el reto fundamental de redoblar la lucha climática en un año de dificultades globales asociadas a la invasión rusa en Ucrania. Ese conflicto ha generado una crisis energética ante el encarecimiento de los combustibles y de la factura eléctrica, económica por la elevada inflación en muchos países y geopolítica por tensiones entre países tras el ataque de Rusia en Ucrania hace más de nueve meses, a todo lo cual se suma una creciente inseguridad alimentaria.

Más información

La Cumbre del Clima de Sharm el-Sheikh, que podría reunir a unos 40.000 asistentes, afronta un nuevo desafío global después de que Glasgow (Reino Unido) acogiera en 2021 una conferencia climática aplazada un año por la pandemia de la COVID-19. La Presidencia egipcia ha preparado una cumbre con un claro acento africano en la que intentará reflotar asuntos cruciales para los países en desarrollo o vulnerables a los impactos climáticos, como la adaptación, la financiación y pérdidas y daños, entre otros. Con el eslogan ‘Juntos por la implementación’, Egipto trata de visualizar iniciativas. Uno de los principales objetivos será que la agenda climática no decaiga en un contexto global de multicrisis y después de varios informes recientes que alertan de la urgencia de combatir el cambio climático, como pide el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Resaca de la Cumbre de Glasgow: un acuerdo descafeinado y lágrimas

Entre lágrimas y con un aplauso, para acallarlas, pidiendo disculpas por un acuerdo descafeinado, terminó la Cumbre del Clima de Glasgow. Una cita por la urgencia del planeta que no consiguió responder con consenso a esa urgencia absoluta, la del calentamiento global. El secretario general de la ONU, António Guterres, contaba hace unos días que los desastres naturales por el cambio climático provocan tres veces más desplazados que las guerras y no se están abordando. Además, ponía el foco en que son los países con menos recursos y que menos contaminan los que más sufren estas consecuencias. Por eso la COP27 llega en medio de un consenso para debatir cómo mitigar el riesgo de que algunos países insulares desaparezcan por el ascenso del nivel del mar o las sequías e inundaciones como las de Venezuela hace una semana.

Desastres, todos consecuencia de la crisis climática que afectan principalmente al sur, el sur global. Por eso, se espera de esta cumbre que los países del norte cumplan los pactos ya firmados para mitigar el azote climático del mundo en desarrollo y el calentamiento global.

Casi un centenar de expertos asegura que la dependencia de carbón, gas y petróleo amenaza la salud de generaciones actuales y futuras. Los niveles atmosféricos de los tres principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) alcanzaron el año pasado nuevos niveles récord, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).Y el planeta afronta una triple brecha que cerrar. Una es sobre mitigación, puesto que el planeta se calentará hasta 2,8 grados más a finales de este siglo con respecto a la era preindustrial si los países no reducen hasta un 45% sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2030, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma). El objetivo del Acuerdo de París es limitar ese calentamiento a entre 1,5 y 2ºC.

Otra se refiere a la adaptación, puesto que, según Guterres, los países en desarrollo necesitan 340.000 millones de dólares anuales para "salvar millones de vidas de la carnicería climática", pero la adaptación concentra menos de un 10% de los fondos. Y la tercera se centra en la financiación que los países ricos -más contaminantes- deben aportar a los más pobres -que contaminan menos y sufren más los impactos climáticos-, que fue de 83.000 millones de dólares en 2020, cuando el compromiso era de movilizar 100.000 millones.

La Cumbre del Clima está previsto que concluya el próximo 18 de noviembre, aunque habitualmente suele alargarse algún día más. El Centro Internacional de Convenciones de Sharm El-Sheikh acogerá la Zona Azul o de ‘moqueta’, donde delegados de más de 190 países negociarán acuerdos y se celebrarán eventos climáticos. Y habrá una habitual Zona Verde para empresas, la sociedad civil, académicos, jóvenes y artistas, que harán eventos, exposiciones, talleres, espectáculos culturales y charlas.

China, EEUU, India y Rusia, ausentes

Como viene ocurriendo desde la histórica Cumbre del Clima que se celebró en París (Francia) en 2015, habrá dos segmentos de alto nivel, el primero de los cuales se celebrará este lunes y este martes con los discursos en plenario de alrededor de 110 jefes de Estado y de Gobierno. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, intervendrá este lunes por la tarde, según el listado de oradores, en una sesión en la que también hablarán el canciller de Alemania, Olaf Scholz, y la flamante primera ministra de Italia, Giorgia Meloni.

El martes está previsto que intervengan los presidentes de la Comisión Europea; Ursula von der Leyen, el Consejo Europeo; Charles Michel, Francia; Emmanuel Macron, Portugal; António Costa, y Venezuela; Nicolás Maduro. Las intervenciones de los jefes de Estado y de Gobierno suelen estar jalonadas de compromisos en la lucha contra el cambio climático. No figuran en el listado los dignatarios de China, Estados Unidos, India y Rusia, con lo que la Cumbre se quedará sin las intervenciones de los máximos responsables de cuatro de los países más contaminantes del planeta.

Fuentes del Gobierno de España apuntan a que el presidente estadounidense, Joe Biden, podría acudir a Sharm el-Sheikh durante la segunda semana de la conferencia, antes de acudir a la reunión del G-20 en Bali (Indonesia) y de emprender una gira asiática. Como es habitual en estas citas, la primera semana será más técnica con la presentación de estudios científicos e iniciativas temáticas, mientras los equipos diplomáticos de los países irán trabajando en las declaraciones y decisiones que se aprobarán al final de la Cumbre. La segunda semana pasará ‘de la letra a la acción’ e incluirá un tramo ministerial en el que se irán perfilando los textos definitivos bajo responsabilidad de los ministros.

Reducción de gases, limitar el calentamiento a entre 1,5 y 2 grados y alcanzar neutralidad climática

La Cumbre del Clima medirá los progresos climáticos en varios ámbitos. Uno de ellos es el de la mitigación, es decir, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir los objetivos del Acuerdo de París se limitar el calentamiento a entre 1,5 y 2 grados respecto a los niveles preindustriales, y alcanzar la neutralidad climática en 2050, esto es, que los gases que se expulsen a la atmósfera sean compensados por lo que absorben sumideros naturales como bosques y océanos. Para reducir la brecha entre lo que pide la ciencia y lo comprometido por los países, se espera que haya anuncios de compromisos nacionales reforzados. La crisis por la invasión en Ucrania ha reforzado la lucha climática de la UE.

"Utilizar combustibles fósiles es un arma arrojadiza que lleva a un callejón sin salida y compromete el bienestar de la ciudadanía con impactos como menos disponibilidad de agua, sequías mayores, más pobreza e inseguridad", según fuentes de la Oficina Española de Cambio Climático, quienes añaden: "La única solución es sustituir los combustibles fósiles por energías renovables". Por otro lado, uno de los grandes temas de la Cumbre será el apartado de pérdidas y daños, principalmente cómo movilizar recursos suficientes para los países afectados por catástrofes climáticas, por ejemplo, Pakistán por inundaciones.

La Cumbre de Glasgow 2021 acordó un proceso de tres años para debatir opciones de financiación en pérdidas y daños, y en Sharm el-Sheikh se debatirá la posibilidad de crear una facilidad financiera que puede ser nueva o incluida en el Fondo Verde o el Fondo de Adaptación. La adaptación podría acaparar parte de la discusión en Egipto y está previsto que se visibilice el compromiso adquirido por los países ricos en Glasgow de duplicar la financiación en este apartado para 2025 con respecto a los niveles de 2019. Además, en adaptación tendrá que comenzar a perfilarse cómo se mide que un país o comunidad es resiliente al cambio climático. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero supone una unidad de medición clara en toneladas de CO2, pero no está claro cómo hacerlo en cuanto a resiliencia, por lo que se prevén indicadores ‘ad hoc’ para cada región según sus impactos. Y ese trabajo podría concluir en la Cumbre del Clima de 2018.

El cuarto asunto a tratar en Sharm el-Sheikh será la financiación climática internacional, después de que los países ricos hayan incumplido su compromiso de movilizar al menos 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para las naciones más vulnerables. La Cumbre podría dar señales claras a los bancos multilaterales de desarrollo para agilizar esos fondos.

Greenpeace exige a España "justicia climática"

El papel de España en la Cumbre del Clima estará alineado, como es habitual en estos eventos, con la UE. "Vamos con la mejor voluntad de volver a generar la agenda climática como respuesta a las crisis que estamos viviendo y con la mejor voluntad de cerrar las brechas de mitigación, adaptación y financiación", apuntaron desde la Oficina Española de Cambio Climático. En este sentido, España respaldará un aumento de la ambición en cuanto a reducción de emisiones. "Seremos proactivos en la discusión", añadieron esas fuentes, quienes apuntaron que "España tiene que acompañar la agenda africana". Por ello, España se adherirá a iniciativas que impulsará la Presidencia egipcia en cuanto a agua y seguridad alimentaria, al tiempo que impulsará otra junto a Senegal relativa a la lucha contra la desertificación.

No obstante, la presión ecologista recae sobre nuestro país y este domingo, unos 40 activistas de Greenpeace han desplegado más de 20 paneles solares portátiles y módulos fotovoltaicos en el Templo de Debod para exigir que Sánchez lleve a la cumbre climática del COP27 "compromisos de justicia climática". Además de las placas solares, los activistas, que han elegido el Templo de Debod por ser el "mayor símbolo de la cultura egipcia en España", también han desplegado una pancarta en la que podía leerse: "Pedro, ¡que es para hoy! Renovables para tod@s YA", según el comunicado remitido por Greenpeace.

En el marco de la cumbre, los ecologistas también han realizado acciones en ciudades como Getafe, Zaragoza, Teruel, Valencia, Málaga y Arroyomolinos de León (Huelva). Con esta acción, Greenpeace pide al Gobierno español que ejecute una "verdadera apuesta" por "acelerar la participación ciudadana" para lograr "un sistema energético descarbonizado y 100% renovable", así como que sea "vinculante" la propuesta orientativa de zonificación ambiental en todo el país. También demandan que se abandonen las energías fósiles, sus subvenciones y su "hegemonía cultural", además de aportar más fondos a las comunidades para hacer frente al cambio climático, acordar la eliminación "global" de la producción y el consumo de carbón, gas y petróleo.

"Siempre es momento de exigir más ambición por parte de todos"

En este sentido, en declaraciones a la SER, la portavoz de la ONG, María Prado, ha pedido al Gobierno que se apuesten más por las energías renovables. "Podemos abordar todas las medidas psoibles para frenar este cambio climático y siempre es momento de exigir más ambición por parte de todos", ha señalado. Asimismo, asegura que más del80% de la población está muy concienciada del cambio climático y de las catástrofes globales. "Tenemos sequías prolongadas, unas temperaturas que no se corresponden con lo habitual y las olas de calor que han sido siete dias más de lo nromal", ha detallado.

Por eso, reivindica que "es momento donde la sociedad tiene muy presente el cambio climático y la ciudadanía estamos saliendo a la calle para exigir medidas y cambios, y transicionar a otro sistema que sea más justo, más limpio y sostenible". Prado no ha querido pronunciarse sobre el ataque a los cuadros de 'Las Majas' en el Museo del Prado, pero ha señalado que "es momento de poner sobre la mesa que el factible luchar por consequir unas temperaturas de máximo 1,5 grados", pero que "ningún de los países está en la senda comprometida, pero hay un plan de rescate".

Telón de fondo de la COP27: un país represivo como anfirtrión y decenas de detenciones al día

La Cumbre climática mundial se celebra en Egipto, un país represivo que no contempla la libertad de expresión. De hecho, la ONG Human Rights Watch (HRW), especializada en el seguimiento de la situación humanitaria internacional, ha denunciado este domingo que las autoridades egipcias han detenido en los últimos días a decenas de personas que han llamado a la manifestación y restringido el propio derecho a la protesta en los días previos a la celebración de la cumbre climática COP27 en la localidad turística de Sharm el Sheij.

Allí, las autoridades han ordenado la colocación de cámaras en todos los taxis de la zona para que las agencias de seguridad vigilen a los pasajeros y a los conductores, y puesto en marcha un proceso "indebidamente complejo" de registro destinado, según HRW, a limitar la participación del público en esta cumbre. Para el director adjunto de HRW para Oriente Próximo y Norte de África, Adam Coogle, "está claro que el Gobierno egipcio" que lidera el exmilitar golpista Abdelfatá al Sisi "no tiene intención de relajar sus abusivas medidas de seguridad ni de permitir las libertades de expresión o de asamblea".

Entre las detenciones, HRW destaca la del activista indio contra el cambio climático Ajit Rajagopal cuando se disponía a efectuar una marcha de ocho días desde El Cairo a Sharm el Sheij. Rajagopal fue puesto en libertad al día siguiente tras las críticas internacionales. El gobernador de la provincia de Sinaí del Sur, Jaled Fouda, ha avisado de que las fuerzas de seguridad solo permitirán concentraciones en zona designadas, lejos de la cumbre. "No se permitirá la entrada a nadie que no esté registrado", declaró a finales del mes pasado en el canal de televisión Sada al Balad.

Protestas ecologistas en Egipto. / GUY PETERSON

Represión sistemática de activistas

Las manifestaciones deberán celebrarse con 36 horas de aviso en las zonas más próximas a la cumbre y con 48 en cualquier otro punto de la ciudad, y solo entre las 10.00 y las 17.00. Sus participantes deberán ir debidamente identificados. HRW también recuerda que el Gobierno egipcio obliga a todos los asistentes a descargarse una aplicación que recaba información personal y requiere acceso a la cámara, al micrófono y al servicio de localización del móvil. "Muchos datos", apunta el grupo, "que despiertan preocupación sobre el derecho a la privacidad de los participantes".

La ONG recuerda que el derecho Internacional garantiza a todos el derecho a una participación libre, activa y significativa en los asuntos públicos a nivel internacional, nacional, regional y local. El derecho a la participación, añade, está indisolublemente ligado a otros derechos humanos como el derecho a la reunión y asociación pacíficas y la libertad de expresión. "Arrestar a egipcios simplemente por llamar a protestas unos días antes de la COP no es solo una violación a la libertad de expresión y reunión, sino que también es un mensaje directo a los participantes de la COP para que se mantengan en línea", ha remachado Coogle.

Amnistía Internacional (AI), por su lado, ha denunciado el arresto de cientos de egipcios en relación con una convocatoria de protestas antigubernamentales durante la COP27 y ha considerado que "exponen la sombría realidad" de la crisis de los derechos humanos en el país.

En un comunicado, AI ha destacado que al menos 151 detenidos han sido sometidos a interrogatorios e investigación ante la Fiscalía Suprema de la Seguridad del Estado, mientras que "cientos más se han enfrentado a detenciones e interrogatorios más breves". "Es un recordatorio de la sombría realidad de la política egipcia de detenciones arbitrarias masivas para aplastar la disidencia", ha apuntado la nota.

Guterres: "El cambio está pasando con una catastrófica velocidad"

"A medida que se pone en marcha la COP27, nuestro planeta está enviando una señal de socorro", ha alertado este domingo el presidente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, al inicio de la cumbre climática internacional, donde ha afirmado que "el estado del clima mundial es una crónica del caos climático".

Guterres ha remarcado que "el cambio está pasando con una catastrófica velocidad" con consecuencias nefastas para la vida de las personas y hábitats en todos los continentes. Según el último informe de la Organización Mundial de la Meteorología, los últimos ocho años han sido los más calurosos desde que hay registros, los niveles del mar están creciendo el doble de rápido que en la década de 1990; situaciones que ponen en grave peligro a millones de ciudadanos de zonas costeras.

Entre las principales preocupaciones del secretario general de la ONU se encuentra el rápido deshielo de los glaciares y los efectos negativos en la potabilidad del agua con todo lo que implica para la salud de la gente. Por todo ello, "personas y comunidades de todo el mundo deben ser protegidas inmediatamente de los crecientes peligros de la emergencia climática, por eso estamos luchando duro para lograr sistemas universales de alerta temprana dentro de cinco años".

Sunak y Macron se reunirán de forma bilateral durante la celebración de la COP27

El presidente francés, Emmanuel Macron, mantendrá su primera reunión de trabajo con el nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak, en el marco de la Cumbre del Clima COP27, que ha comenzado este domingo en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij.

Según han confirmado este domingo fuentes del la Presidencia francesa, ambos mandatarios mantendrán un encuentro bilateral este lunes. Sunak y el presidente galo ya mantuvieron una conversación telefónica el pasado 28 de octubre, pocos días después de la asunción del británico como primer ministro. En aquella ocasión hablaron de preocupaciones globales, como la guerra en Ucrania, y acordaron aumentar la cooperación de sus países en materia de energía nuclear, así como trabajar juntos para asegurar un futuro energético más estable.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00