Fútbol

¿Cómo tiene que ser la nutrición durante el Mundial de Qatar?: "Hay que dar especial relevancia a la rehidratación, consumo de carbohidratos y proteína"

José Blesa, nutricionista del Al-Nassr Football Club, habla acerca del diferente horario de ingestas que siguen los jugadores saudíes y europeos

Gavi corre con el balón durante el España-Costa Rica del Mundial de Qatar / KIRILL KUDRYAVTSEV

La nutrición y la climatología son factores de especial relevancia y trascendencia en el fútbol. Y más, si cabe, en el balompié actual, donde los futbolistas dotan al balón, cada vez, de mayor ritmo y el físico se impone por encima de todos los aspectos. A pesar de todo lo mencionado en los meses previos a la Copa de Mundo sobre las condiciones climáticas de Qatar, las temperaturas no serán tan extremas y la tecnología de los estadios facilitará el juego.

Más información

"Lo que sí que le reconozco a Bilardo son muchas de las decisiones acertadas en el Mundial del 86. A nadie le debemos más que a Diego, pero si hay un segundo responsable de lo que ocurrió muy posiblemente sea Bilardo. Tomó decisiones que parecían extravagantes, como que entráramos todos al Campeonato con dos kilos por encima de nuestro peso, y decía antes del Mundial: 'Cuando lleguemos a la final estaremos en nuestro peso'. Y terminamos la final en nuestro peso. Él tenía la experiencia de haber entrenado en Colombia, en altitud y sabia cuáles eran las reacciones del organismo ante la agresividad de los 2.500 metros", afirmó Jorge Valdano a 'ESPN' en una entrevista.

“Cuando comparamos con otros Mundiales, como el de Sudáfrica, eso sí era calor. Ahora mismo los jugadores no van a tener calor”

"Yo trabajo en Arabia Saudí, país vecino de Qatar y, cuando llegué en septiembre, había 50º durante el día. Allí se entrena por la tarde porque la vida por la mañana es insostenible y la vida es nocturna. La primera vez que fui, en un entrenamiento a las siete de la tarde, me costaba respirar. Pero, ahora mismo, las condiciones van a ser la leche, el martes, en Qatar, 29º y un 47% de humedad, durante el Mundial se espera una media de 19 y 27º y casi todos los estadios están climatizados a 27º. Hay una brisa que es suave", señala José Blesa a la 'Cadena SER', licenciado en Farmacia y graduado en nutrición, responsable del área de nutrición del Al-Nassr Footbal Club saudí, profesor del Máster de Salud de al Universidad Europea de Madrid y colaborador de LaLiga Bussiness School que trabaja con futbolistas de la Ligue 1, Premier Ligue o LaLiga, como Enes Ünal, Sandro Ramírez, Nemanja Maksimović...

“Va a haber unas condiciones relativamente buenas. Los jugadores llegan en su máximo rendimiento porque el Mundial se suele realizar a final de temporada, con mucha fatiga y acumulación de minutos. Ahora mismo están en un pico de forma maravilloso, estamos en noviembre, están en un momento perfecto de forma. A final de temporada es normal que vaya con un peso más bajo por el desgaste de la temporada pero, ahora, está en su pico de forma, con mayor masa muscular. Pero que necesite ir con más peso porque vaya a perder mucho peso por culpa de la sudoración no tiene sentido, visto desde ese punto de vista”, señala Blesa.

Nutrición y recuperación física en el Mundial de Qatar

"Va a haber partidos cada muy poquito tiempo, cada tres o cuatro días", continúa Blesa, por lo que es "más importante el hecho de una correcta recuperación para que el jugador esté disponible para el siguiente partido, en las condiciones más óptimas posibles". Asimismo, añade que un jugador, "durante estas concentraciones, es lógico que no tengan un descanso tal y como lo tendrían en condiciones normales", por lo tanto, "la recuperación empeora".

Con tan pocos días para la recuperación del futbolista y, por lo tanto, como no se le dedica tanto tiempo al entrenamiento de fuerza con el amplio número de partidos, tal y como señala Blesa, "es muy posible que, el jugador, al final del Mundial, llegue con menor peso y masa muscular".

¿Cómo tiene que ser la comida previa al partido? ¿Y para recuperar?

"Las comidas previas al partido suelen ser en torno a tres horas antes, cuando se suele hacer la comida sólida. Tiene que tener carbohidratos de fácil digestión o fuentes de proteína de rápida digestión, es decir, que el jugador reponga sus depósitos de gasolina pero que no tenga una digestión pesada cuando esté jugando. De hecho, una de las estrategias que nosotros utilizamos es, después de esa comida sólida, utilizar una bebida isotónica", indica Blesa, que comenta la importancia de las tres erres: "Rehidratar (beber agua), regenerar (carbohidratos) y reparar (proteínas)".

A la hora de la recuperación, para él, "hay que darle especial relevancia a la rehidratación (agua) y, luego, a los hidratos de carbono que tengan una rápida digestión y asimilación, para recuperar bien de cara al próximo partido. Además, arroz, pasta, patata, pan, que consuman minerales, mucha fruta y proteína (carnes, pescados, huevos...)".

¿Cuántas comidas hará, por ejemplo, la selección española antes de un encuentro?

Pues depende del horario. Si el partido es a las 14 horas se realizará un desayuno, a las 8:30 de la mañana (opcional) y, el 'brunch', a las 11:30. En cambio, en selecciones como la saudí, "directamente se hará una sola comida dejando que los jugadores, que también tienen sus horarios de rezo, se levanten a las cinco de la mañana para rezar" y, aunque "las comidas suelen ser prácticamente las mismas a nivel nutricional, sí que tenemos que entender que ellos no se van a levantar a las nueve de la mañana para desayunar", tal y como menciona Blesa.

En cambio, si los de Luis Enrique juegan a las 19 horas, el desayuno tendrá lugar a las 9, el almuerzo a las 13 y, la merienda, a las 16 horas. “Lo que habrá en todas las selecciones será buffet, con el típico desayuno en el que puedes encontrar pan, cereales, leche, zumo, huevos y, en el 'brunch', eso mismo más la comida que te podrías encontrar a medio día, arroz, pasta, patata, pollo, pescado. Será opción del jugador, que puede preferir el elegir la comida más tipo almuerzo o tipo desayuno”, añade el español.

¿Qué hay que comer en los descansos de los partidos?

"Almendras y nueces no porque son grasas y provocarán una digestión más pesada. En el vestuario sí que se puede utilizar alguna fruta, se suelen utilizar geles, bebidas isotónicas, hay también gominolas que hacen el mismo efecto, barritas...", indica Blesa.

¿Cuánto suele perder un futbolista en un partido?

"La pérdida de peso dependerá del momento de temporada en el que estemos, que haya más calor, más sudoración, pero una media de entre uno y tres kilos en función de la posición del jugador", señala Blesa al respecto. Por ello, tal y como comenta a la 'Cadena SER', a la hora de la "reposición de agua y electrolitos se recomienda que el volumen sea el 150% del peso perdido de agua repartida en dos o tres tomas". Es decir, si Sergio Busquets pierde un kilo, por ejemplo, debería beber litro y medio.

En el fútbol de élite, como se juega cada muy dos o tres días, los jugadores están acostumbrados a "recuperar, jugar, recuperar, jugar", por lo que no hay "descanso a nivel nutricional y la ingesta deberá ser alta siempre porque tenemos que recuperar rápido para el siguiente partido", sentencia el responsable del área de nutrición del Al-Nassr Football Club saudí.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad