SER HistoriaSER Historia
Historia

María Magdalena, su historia y su mito

Se la menciona en los evangelios canónicos, en los apócrifos y en los gnósticos y no siempre desde una misma perspectiva. Si juntáramos todos los datos, lo primero que comprobaríamos es que parecen hablar de mujeres diferentes que llevan el nombre de María

Vienna - Mary Magdalen. Detail from Deposition of the cross scene over st. John of the Cross side altar by P. Verkade in Carmelites church in Dobling. / sedmak

Para muchos, fue solo una seguidora más del Mesías, pero otros creen que se trató de su esposa. Tras la resurrección, Jesús se apareció a todos sus discípulos, pero la primera en protagonizar tal acontecimiento fue María Magdalena y no Pedro, como sería lo lógico. Además, fue la única mujer, junto a la Virgen María, que presenció la muerte de Jesús al pie de la cruz.

A primera vista tenemos dos corrientes doctrinales: los que dan un papel primordial a la figura de la Magdalena colocándola en un orden de importancia incluso superior a los apóstoles y aquellos que siempre la han presentado como una mujer de segundo orden. De adorada a vilipendiada. Marcos y Mateo solo se refieren a ella durante la crucifixión, como si de una seguidora más se tratara y Lucas explica que viajó con él, algo raro en la época en que la ley y el pueblo no veía con buenos ojos a las mujeres que viajaban con un hombre si ambos no estaban casados. Los escritos de Nag Hamadi (encontrados en diciembre de 1945) otorgan a la Magdalena un papel fundamental a la hora de preservar el mensaje de Jesús. En el Evangelio gnóstico de Felipe se dice algo revelador: “Había tres mujeres que caminaban siempre con el Señor: María su madre, su hermana y Magdalena que era llamada su compañera”. Aquellos que buscan elementos morbosos en la vida secreta de Jesús acuden a este Evangelio donde, en la sentencia 55, se puede leer: “Y la compañera del Salvador es María Magdalena. Pero Cristo la amaba más que a todos los discípulos y solía besarla en la boca a menudo. El resto de los discípulos se ofendía por ello y expresaban su desaprobación. Le decían: ¿por qué la amas más que a todos nosotros?”

Incluso uno de los textos gnósticos del siglo II lleva precisamente el nombre de El evangelio de María Magdalena del que se conservan tan sólo tres fragmentos y en ninguno aparece el nombre del autor. Hay quien ha identificado a María Magdalena con la de Betania y la ex prostituta (las “tres Marías”), una identidad común avalada, entre otros, por el papa Gregorio Magno en el siglo VI. Lo que queda claro es que esta mujer, natural de Magdala, ha provocado reacciones de diversa naturaleza durante siglos. Lo poco que sabemos es que la Iglesia la hizo santa, que muchos templos están bajo su advocación y que su fiesta se celebra cada 22 de julio.

Una de las autoras que más revuelo armó sobre ella, mucho antes de que se publicara el best seller de Dan Brown (El código da Vinci), fue Margaret Starbird con una obra de 1993 titulada María Magdalena ¿esposa de Jesús? donde sigue la teoría de la “sangre real” como origen del Grial, basada en su descendencia y su final en el sur de Francia.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
  •  
Ver todos los boletines
  •