Sociedad

La Aemet avisa de lo que viene tras el "paréntesis" de Karlotta: cambio radical en el tiempo

Después de un fin de semana de lluvias y bajada de las temperaturas, vuelve el tiempo primaveral

Decenas de personas cruzan una calle, durante un día soleado, en Barcelona. / Getty

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avisado de que la inestabilidad provocada por la borrasca Karlotta durante el pasado fin de semana no ha sido más que un paréntesis antes de nuevas jornadas de tiempo primaveral. "La mayor parte de la semana que viene será extremadamente cálida para la época del año en casi todo el país", asegura en X (antes Twitter) el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo.

Más información

Ya este lunes, se instalarán las altas presiones y entrará una masa de aire atlántico por la mitad occidental de la Península que hará que se eleven las temperaturas. Se esperan cielos nubosos, en general, con precipitaciones en el extremo norte y suroeste peninsular, que se podrían extender, con menor probabilidad y de forma más débil, a otras regiones. "Serán menos probables cuanto más al este", apunta el también portavoz de la Aemet, Cayetano Torres.

Torres también indica que no se esperan precipitaciones en Baleares, donde sólo pronostica algunos intervalos nubosos, al igual que en el archipiélago canario. Habrá muy poca nieve y, en todo caso, caerá en Los Pirineos, con una cota de entre 1.400 y 1.800 metros. "En el resto de las zonas peninsulares, las temperaturas aumentarán de forma casi generalizada, como hemos dicho, incluso de forma notable en amplias zonas de la mitad sur y la meseta norte y litoral del Mediterráneo, y van a estar por encima de los valores normales para esta época del año", agrega.

El viento soplará del oeste y suroeste en la Península y Baleares, con intervalos fuertes en la costa andaluza oriental y con rachas muy fuertes en zonas del interior, tercio oriental y el bajo Ebro. "En el litoral Cantábrico, se va a producir un cambio súbito de intensidad y dirección del viento, con rachas muy fuertes debido a esta componente suroeste que hemos mencionado, que afectará sobre todo a los literales orientales de Asturias, Cantabria y del País Vasco", explica Torres. En Canarias, se esperan vientos flojos variables, con tendencia a la componente nordeste.

El martes, las altas presiones sobre el norte de África van a afectar a toda la mitad sur oriental de la Península, a excepción del nordeste, donde se espera que la influencia de una baja situada al norte de Azores traiga varios frentes. Por tanto, se prevén cielos nubosos o cubiertos en la vertiente atlántica peninsular, con posibilidad de alguna precipitación débil y dispersa. Las lluvias serán más probables y más intensas en el oeste de Galicia y norte de Extremadura. A medida que avance el día, tenderá a disminuir la nubosidad, de manera que los cielos estarán dominados por intervalos nubosos, pero se irán despejando. Habrá posibilidad de algunos bancos de niebla matinales en la vertiente atlántica peninsular y se espera calima en Canarias.

Las temperaturas máximas van a aumentar de forma casi generalizada en la Península y en Canarias y van a experimentar pocos cambios o ligeros descensos en el área mediterránea. En cuanto a las mínimas, no se esperan grandes cambios. Sí que habrá heladas, localmente moderadas, en Los Pirineos. "Los valores estarán por encima de los normales en todas las regiones peninsulares, sin excepción. Pueden llegar a los 10 grados por encima de lo normal en amplias zonas de Castilla y León, prácticamente todo el Levante, Andalucía y, especialmente, en Canarias", sostiene Torres. Respecto al viento, lo más destacable serán algunos intervalos fuertes de madrugada en el Ampurdán.

Precipitaciones débiles a partir del miércoles

De cara al miércoles, la situación será "bastante similar", en palabras del experto, aunque el anticiclón se irá desplazando hacia el Mediterráneo occidental, "dejando paso a un fuerte flujo del sur en toda la Península". Ello provocará precipitaciones débiles en el extremo noroeste peninsular a primera hora del día, que irán remitiendo a medida que avance la jornada. Los cielos permanecerán nubosos, aunque se abrirán claros en algunas regiones.

"Esperamos intervalos nubosos, en general, que tenderán a quedar poco nubosos o con nubes altas, especialmente en el área mediterránea y Canarias", señala Torres. Se esperan algunos bancos de niebla matinales en ambas mesetas, cuenca del Ebro y Baleares, con posibilidad de calima en Canarias.

Las temperaturas tenderán aumentar en casi todo el país, salvo en la mitad sur del litoral mediterráneo, donde se espera que las máximas bajen. Las heladas van a quedar restringidas a Los Pirineos y de forma aislada y poco probable a otros entornos montañosos del centro y norte peninsular.

"El jueves, la situación se convierte en más atlántica, con flujo del oeste, de tal manera que esperamos que entre un frente especial que afectará especialmente al noroeste de la Península, con precipitaciones moderadas que a lo largo de la jornada afectará a la mitad norte peninsular, dejando de nuevo paso a un anticiclón procedente del norte de las Azores de cara al viernes", vaticina el meteorólogo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00