Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

OPEN ARMS OPEN ARMS El Gobierno ofrece el puerto de Algeciras para el desembarco del Open Arms

Los otros son peores

Los griegos creen que Nueva Democracia y el Pasok son responsables de la pésima situación en que se encuenta Grecia y que nada hace creer que esos dos partidos hayan cambiado su manera de actuar o de pensar

Syriza y Alexis Tsipras han vuelto a ganar las elecciones con muy pocos escaños, menos que en su primera victoria hace nueve meses. Teniendo en cuenta lo que pasó en ese tiempo y cómo la Unión Europea forzó finalmente, de muy malas maneras, un tercer rescate, habrá que preguntarse por qué los griegos han vuelto a confiar a Tsipras el gobierno de su país.

La primera respuesta, nítida, es que creen que sus oponentes, los conservadores de la Nueva Democracia, y los socialistas del Pasok, son peores. Que ellos han sido los responsables de la pésima situación en que se encuenta Grecia y que nada hace creer que esos dos partidos hayan cambiado su manera de actuar o de pensar. La segunda, quizás menos evidente, pero consecuencia de la primera, es que, aunque haya perdido la batalla con la Unión Europea, una parte de los griegos quizás cree que Tsipras tiene realmente voluntad de luchar, dentro de Grecia, para reformar el país y para combatir la corrupción y la desastrosa deriva de sus instituciones.

Quizás creen que merece la pena darle un poco más de tiempo y comprobar si también le ganan la mano dentro del país, o si el nuevo partido y su nuevo líder son capaces dehacer lo que los anteriores gobernantes ni tan siquiera intentaron. Pero para los griegos que apoyaron ayer a Tsipras, su segunda victoria no ha significado la explosión de alegría que significó la primera. Es difícil sentirse alegre en Grecia. Claro que la alegría también ha desaparecido en toda la Unión Europea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?