Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

Investigaciones "mentirosas"

Alguien debería empezar a controlar las falsas informaciones que nos venden muchos colectivos, asociaciones, profesionales…

Es raro el día en el que muchos periodistas no recibimos varios estudios, informaciones, encuestas, investigaciones, opiniones de expertos que tratan de “vendernos” algo. Para que hablemos en la radio, para que escribamos en el periódicos, en las revistas, en las web, en los blogs o para que se haga una pieza en algún programa de televisión.

Está bien. La información siempre enriquece, nos hace saber más, nos hace tomar mejores decisiones, evitar engaños, fraudes… Pero la teoría se viene al traste cuando nos planteamos: Y de todo eso que nos cuentan, incluso médicos, investigadores, informáticos, matemáticos y otros profesionales de prestigio, ¿cuánto es verdad? ¿O mucho de lo que nos venden está sujeto a intereses comerciales, de industrias alimentarias, químicas, de la distribución?

La verdad es que detrás de muchos de estos grandes estudios, investigaciones, informaciones están casi siempre detrás profesionales que razonablemente levantan ciertas suspicacias. Hace no mucho, en SER Consumidor, denunciamos una campaña a favor del consumo de cierta bebida que, supuestamente, solucionaba algunos problemas médicos serios. Detrás estaba un colectivo médico que nos dio argumentos a favor muy poco consistentes. Pero mucho se nos dijo también de los beneficios de ciertos lácteos; muchos se nos contó de los beneficios del vino; muchos se nos dijo de los beneficios de la cerveza…En algunos casos, después de años “engañando”, supimos que los datos estaban “maquillados”. Hasta algún colectivo médico es capaz de “recomendar” el consumo de algunas galletas especiales para niños cargadas de azúcar. O de otros médicos recomendando otro dulce que chorrea grasa por todos lados…

El colectivo médico – el más propicio a estos conflictos de intereses - está tratando de poner freno a ciertas prácticas, pero ahí siguen ciertas campañas “sospechosas”. Ahí tenemos las “sospechas” sobre médicos que, sin ser especialistas en la materia, endocrinos, nutricionistas o dietistas recomiendan y “controlan” alguna dieta de adelgazamiento muy criticada. ¿Dejarías que una ginecóloga marcara tu dieta? Pues se hace.

Pero también hay físicos que venden supuestas “pantallas” contra las emisiones electromagnéticas, o químicos que te hacen ver supuestas propiedades en algunas cremas…

Ceo que va siendo el momento de que se controlen de una vez por todas las verdades y mentiras de tanta información “poco saludable” que nos llega a los consumidores. Cuando se “engordan” propiedades por parte de las empresas, todos podemos entender, más o menos, que “barren” para casa. Cuando esas afirmaciones llegan de la mano de prestigiosos profesionales, instituciones, asociaciones, colectivos, el daño es infinitamente mayor. La gente se lo cree. Es ahí cuando las mentiras o medias verdades, sacadas a fuerza de comisiones y sueldos indignos, tienen repercusiones mucho más negativas.

¿Veremos algún día que estas “fuentes” informativas se vigilen por alguien? NO. Mandan los intereses, pero no los de los consumidores…

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?