Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Dietas, la gran estafa

Jesús Soria habla del negocio de las dietas y denuncia la pasividad de las instituciones

()

Hace unas semanas charlé ampliamente con Arantxa, una joven que lleva media vida haciendo dietas. Y la misma media vida, o más, siendo engañada con multitud de dietas que siempre le prometen lo mismo: la forma definitiva de adelgazar, sin riesgos, con control médico, sin efectos secundarios, con todas las garantías, sin efecto rebote… Y yo pregunto: ¿cuántos consumidores han realizado dietas que no han sido ni mucho menos la forma definitiva para adelgazar?¿Cuántos no han tenido riesgos?¿Cuántos han estado de verdad vigilados por médicos?¿Cuántos no han vuelto a engordar? Todo una gran mentira.

Como dice en su libro Juan Revenga, dietistas-nutricionista, colaborador de SER Consumidor y autor de Adelgázame, miénteme, no hay un negocio más rentable con tan alto nivel de fracasos, que supera el 95%.

El caso es que Arantxa es un ejemplo más de mujeres y hombres que luchan cada día por conseguir su peso ideal. Han seguido todas las dietas que se imaginan, algunas muy famosas, y se ha dejado un auténtico dineral en el camino. Muchas veces sin tenerlo. La última, como contó en SER Consumidor, la que siguió durante casi un año y que le costó más de 700 euros al mes. Perdió 30 kilos en un año. El problema es que detectó los problemas de salud que le podría acarrear seguir con sus batidos, sus comidas de sobre, su cetosis… ¡y lo dejó! Y en medio año volvió a coger los 30 kilos que había perdido…¡y 15 más!.

Le pregunté si, como dicen en su publicidad, enseñan a alimentarse: fue rotunda: “Nunca me enseñaron a comer, solo querían que comprara sus productos”. Curiosamente, caros, muy caros...

Lo llamativo es que a ella le recomendó esta dieta su ginecóloga y ella misma le hacia el seguimiento de su dieta...

Lo curioso es que a Arantxa nadie le avisó de los riesgos de esa dieta y ahora está siendo controlada por un problema de metabolismo...

Lo llamativo es que en el mercado hay cientos de dietas que son similares y tienen efectos más o menos iguales.

Lo lamentable es que hay muchos médicos que siguen recomendando estas dietas, probablemente porque de ello obtienen pingües beneficios en forma de comisiones. Muchos profesionales médicos sin escrúpulos ni ética que siguen engordando sus cuentas valiéndose de los kilos y la desesperación de muchos de sus pacientes.

Y, para mí, lo más grave y lo más vergonzoso es que las autoridades sanitarias, las de consumo y buena parte del colectivo sanitario de nuestro país no muevan ni un dedo para acabar con esta gran estafa que convierte, sin el más mínimo rubor, kilos de desesperación en kilos de oro. Y únicamente en sus manos está acabar con las dietas “milagro”.

Es obvio que el negocio de las dietas, en definitiva el grave problema de la obesidad y el sobrepeso, también de muchos niños, lo manejan algunos “piratas” a los que la salud les importa una mierda. El problema es que quienes tenían que estar enfrente, no lo están...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?