Últimas noticias Hemeroteca

, 25 de de 2020

Otras localidades

Niños que comen, ¿de todo?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en 26,2% de los niños entre seis y nueve años tiene sobrepeso y el 18,3% son obesos… En España, un 43% de los niños de entre 6 y 9 años padecen sobrepeso u obesidad. Aprender a comer puede parecernos sencillo si pensamos en coger un tenedor y una cuchara y comernos la comida del plato nosotros solos. Sin embargo, aprender a comer incluye muchos más factores que no nos podemos dejar en el tintero.

Aquí van unas sencillas pautas de nuestra experta Ángela Quintas para que los más pequeños estén bien nutridos:

  1. Acostumbrarse a la FRUTA y VERDURAS. Si el niño no se ha criado con un frutero a su alrededor y no ha visto a sus padres desayunar fruta o tomarla a media mañana, no podemos pretender que de la noche a la mañana el niño pida una macedonia para desayunar.
  2. No a los ZUMOS. Da igual que sean caseros o industriales hay azúcares libres de las dos maneras. En un zumo perdemos la fibra, la moderación (en un zumo caben 3 naranjas y comer solo podrás una) y la masticación, y todo esto es necesario.
  3. No saltarse el DESAYUNO antes de ir al cole. Si nos acostumbramos a cenar temprano, y a acostar a los niños a una hora razonable sin que ésta la marquen los programas de TV, el niño dormirá más horas y al día siguiente casi seguro que se levantará pidiendo comida.
  4. NO A LA BOLLERÍA. Nunca es una buena opción. Los azúcares simples, las harinas refinadas, el aceite de palma (presente en las galletas de toda la vida), las grasas trans o grasas hidrogenadas, entre otros, son ingredientes que convierten los dulces industriales en una opción perjudicial para la salud.
  5. Cuidado con el MARKETING INFANTIL. Llevamos años viendo anuncios publicitarios dirigidos a los más pequeños que nos convencen de que la bollería industrial o los productos enriquecidos son la mejor opción para estar sanos y empezar el día con energía. Pero nada más lejos de la realidad: se utilizan poderosos ganchos, como la imagen del dibujo animado de moda o el futbolista del momento, para conseguir que los niños pidan en casa la compra de galletas, dulces, zumos...
  6. Controlar el MENÚ DEL COLE. No debemos olvidar que el menú escolar es un complemento de las comidas que se hacen en casa, y viceversa. Es útil llevar un control de las comidas del colegio para que, al final del día, los peques hayan comido de todo.
  7. Adaptar el menú a las ESTACIONES. En invierno más sopas y alimentos calientes; en verano más ensaladas de arroz, de pasta, de legumbres…
  8. Las comidas siempre deben acompañarse con AGUA.
  9. Cuidar la PRESENTACIÓN. Los niños, como todos, también comen por la vista...

► Escucha aquí el programa completo:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?