Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Corren, pero ¿adónde?

Se activa el Parlament, se activa el Congreso y hasta se activa el Gobierno, pero nadie sabe si tanto movimiento no acabará por dejar las cosas en el mismo sitio

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy / ()

La palabra era parálisis. Todo estaba quieto, al gusto del presidente del Gobierno. Sin novedades del Congreso. Sin novedades del Parlament. Si hacía falta, se podían prorrogar los presupuestos. O se alargaba el 155. Si hacía falta, con el Congreso atrapado entre vetos y prórrogas, se dejaba el tiempo pasar. Hasta que empezaron a publicarse encuestas y en las calles se hablaba de protestas, fueran las manifestaciones de pensionistas o la movilización feminista convocada para el jueves próximo. Al tercer mes del año, el año acaba de comenzar.

El Parlament de Cataluña celebró el jueves el primer pleno de la legislatura, mes y medio después de que se constituyera la cámara y sin que hayan empezado a contar los dos meses de plazo para la investidura. El inicio de esta nueva etapa tuvo ecos, sin embargo, de los plenos convulsos del último mandato. Tras la renuncia de Puigdemont, Junts per Catalunya y Esquerra tratan de alcanzar un acuerdo, pero más que una alianza para el Gobierno lo será para el reparto del poder. El debate ahora se centra en los nombres, porque designar a Jordi Sànchez implica mantener el pulso con el Gobierno, pero la duda real es con qué propósito se formará el nuevo Govern y cuáles serán sus metas. Hacia dónde quieren correr los partidos independentistas que ya no pueden prometer la independencia. No al menos como lo hicieron.

Prisa le ha entrado a Mariano Rajoy, que quiere los presupuestos listos en la Moncloa para el día 23, que ha reclamado a sus ministros que se activen y que ha pedido comparecer en el Congreso por las pensiones en vista de que la mayoría parlamentaria no le dejaba otro remedio. Rajoy mantiene el optimismo, pese a que la guerra con Ciudadanos no parece enfriarse y eso enfría a su vez la posibilidad de cerrar las cuentas del año en curso. En las pensiones, Rajoy se mueve porque se ha movido la parte sustancial de su electorado, que son los pensionistas. Uno de cada tres electores del PP lo es y la mitad de ellos no sabría ahora mismo a quién votar, según el analista de Metroscopia Paco Camas. Mucho movimiento pero poco aire: Rajoy ya anticipó esta semana que no hay dinero para más.

El otro freno que se levanta es el que atenazaba al Congreso, paralizado por los vetos del Gobierno y el concurso de PP y Ciudadanos para aplazar las leyes que incomodaran al Ejecutivo. Fortalecido por las encuestas, Ciudadanos ha cambiado de estrategia y permitirá que se tramiten iniciativas que el Gobierno puede perder. Para empezar, contra la llamada Ley Mordaza. Pero también en eso hay que preguntarse hacia dónde lleva el movimiento, porque basta con ver la propuesta de cada partido para advertir que una cosa es que la mayoría sea contraria a una ley y otra que exista una mayoría que acuerde un texto alternativo. En eso se tiene el PP, en que tanto movimiento deje las cosas en el mismo sitio en el que están.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?