Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Verónica Escuer: las galletas de la abuela, como inspiración para exportar

Las productos de Paul & Pippa, elaborados con ingredientes 'made in Spain', ya se venden en más de 20 países

Verónica Escuer, en el obrador de galletas. /

Verónica Escuer montó su propia agencia de publicidad siendo muy joven y optó por presentarse ante sus clientes como directora de márketing —dando a entender que tenía un jefe por encima— para así usar los prejuicios machistas a su favor. Años después puso en marcha el festival Film & Cook ("la gastronomía es cultura y tiene muchas connotaciones que van más allá del acto de comer"), codirigió un documental sobre el boom de la alta cocina en España y ahora ha encauzado toda esa experiencia en una causa aún más elevada: las galletas.

Según cuenta Escuer, la seña de identidad de Paul & Pippa es la apuesta por lo artesano y lo creativo, primando la calidad sobre los costes. El concepto, de hecho, de está inspirado en las galletas que preparaba su abuela Julia, con manzana rallada y aceite de oliva virgen. "Vi que había un nicho de mercado", explica durante la entrevista. "Hacía viajes para visitar supermercados y ver qué productos funcionaban fuera. ¡Incluso durante mi luna de miel en Nueva York!".

Los comienzos no fueron fáciles. La empresaria catalana desarrolló las recetas junto a una excocinera de elBulli y empezaron a producir los sábados en un pequeño obrador en el que, de lunes a viernes, se preparaban menús para parvularios:  "El primer palé que mandamos a Canadá no cabía en el obrador y lo tuvimos que montar en la calle. Como daba el sol, empezamos a abrir paraguas para taparlo".

Pero Paul & Pippa ha ido creciendo y, de hecho, ya tiene presencia en más de 20 países. En un solo año, además, ha pasado de 9 a 33 referencias y siempre profundizando en la misma línea: sabores originales (como el de lima o el de carrot cake), formatos versátiles y saludables que le permitan escapar del momento desayuno (como las paciencias: galletas de mantequilla con menos mantequilla) y, sobre todo, los mejores ingredientes de la despensa ibérica.

"Es muy fácil que una galleta que sepa bien y encima abaratar los costes de producción", detalla la creadora de la empresa. "Pero es que nuestro aceite es de primera prensada en frío. ¡Eso es carisísimo! Nos gusta presumir de que somos una marca española y de que nuestros proveedores son pequeñitos, como nosotros".

Antes de probarlas, de todas formas, las galletas Paul & Pippa ya destacan por contar con un packaging muy atractivo en el que, además, aparecen "mujeres modernas, con personalidad, fuerza y garra". Pero Verónica Escuer sostiene que con el márketing no vale todo: "Hay empresas que se apuntan al carro reivindicativo y lo transfrorman en un arma publicitaria, pero yo eso no lo practico. Llevar la reivindacación al mundo del márketing lo veo un poco falso".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?