Últimas noticias Hemeroteca

"Cuándo buscas 'alimentación y cáncer', no todas las fuentes son fiables"

Elena Roura, responsable de investigación de la Fundación Alicia, asegura que "comemos mal"

Elena Roura, responsable de investigación de la Fundació Alicia. /

"Comemos mal. No somos conscientes de la importancia de la alimentación y, cada vez más, delegamos esa responsabilidad en otros", señala Elena Roura, responsable de investigación de la Fundación Alicia. En su opinión, de hecho, deberíamos comer más productos frescos, de proximidad y de temporada, especialmente de origen vegetal —legumbres, frutas y verduras— y fijándonos en el envoltorio para asegurarnos de que, además de saludables, son alimentos sostenibles.

Esta doctora en Dietética y Nutrición está muy acostumbrada, por lo tanto, a aclarar dudas relacionadas con la comida, pero en la última edición del Fòrum Gastronòmic de Girona dio una ponencia sobre alimentación y cáncer. Un tema sobre el que la Fundación Alicia ya ha editado varias guías y en el que se ha centrado el último podcast de la serie de entrevistas a mujeres Play Gastro Lalalá

¿Qué dieta hay que seguir para prevenir el cáncer? "Se ha demostrado que el patrón de dieta mediterránea es el que más efectos positivos tiene en la prevención de enfermedades, incluido el cáncer", señala. ¿Y qué significa eso? Pues básicamente, una dieta muy rica en frutas y verduras, usando aceite de oliva virgen extra para cocinar, y también con frutos secos, cereales integrales o pescado azul.

El consumo de carne roja o productos procesados ricos en grasas saturadas y azúcares, de forma moderada. Y todo eso, junto a una actividad física regular y pocos tóxicos como el alcohol. Pero luego hay muchos productos concretos sobre los que se especula sin que, en realidad, haya certezas científicas sólidas.

"Cuándo te metes en internet y buscas 'alimentación y cáncer', no todas las fuentes son fiables". Por eso, además de guías específicas para distintos tumores, también han editado la de Mitos y creencias sobre alimentación durante el tratamiento del cáncer [PDF]. Según Roura, por ejemplo, no se ha demostrado que la leche de vaca o sus derivados provoquen cáncer. Pero hay expertos que han alertado sobre sus posibles consecuencias y parte de la población ha tomado medidas drásticas.

"El mensaje de una dieta equilibrada en la que haya un poquito de todo es un mensaje que no cala", dice Roura. "Pero decir que la leche es mala o que te va curar, darle un efecto milagroso o dañino a un producto concreto, parece que cala más".

La responsable de investigación en la Fundación Alicia también explica que la falta de certezas absolutas sobre alimentos concretos se debe a lo difícil que es llevar a acabo estudios nutricionales porque, además de la comida, haría falta controlar muchos otros factores durante años.

Según dice, hay compuestos del ajo que han demostrado efectos beneficiosos en un laboratorio, pero eso no es 100 % extrapolable y, además, hay que tener en cuenta que ciertas sustancias pueden llegar a interactuar con un tratamiento. "El problema llega cuando 'lo que cura' es la kale, que tiene los mismos efectos que el brócoli, pero te la cobran tres veces más cara".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?