Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

La cultura gastronómica se pierde y no hacemos nada por evitarlo

Los alimentos no llegan a nuestro plato de manera casual, ni se fabrican en serie como los llaveros, pero a menudo se nos olvida el enorme trabajo que hay detrás. La siembra y la recolecta de las frutas y hortalizas, las horas y la tradición que se esconden tras un guiso hecho a fuego lento... Nuestros antepasados solían dar las gracias por los alimentos cuando se reunían alrededor de la mesa, un hábito que, en la actualidad, hemos perdido en muchas partes del mundo. "Sin ir más lejos, muchas recetas se perderán porque sólo están en la cabeza de nuestras madres y abuelas. Cuando esas generaciones mueran, morirán muchas tradiciones", cuenta el sociólogo Ramón Soria Breña, que propone crear un "banco de cultura gastronómica" que ayude a preservar muchas de nuestras costumbres.

"La gastronomía no es competencia de ningún ministerio, y debería". El debate de si debería incluirse en los colegios una asignatura de cultura gastronómica no deja de ser interesante, pues "sería la manera no sólo de transmitir tradiciones sino de informar a los niños sobre cómo se cultiva una hortaliza o se cría a un animal que luego se comerán". Y es que resulta un tanto paradójico que, en pleno auge de la agricultura ecológica, la alimentación consciente y dietas como la vegana, haya que tomar decisiones importantes sobre nuestra alimentación sin estar realmente informados de las consecuencias que éstas tendrán en el entorno. "Comer y comprar son una actividad política e ideológica, y como tales implican saber qué hay detrás y qué pasará después", apunta el sociólogo. "Comer bien también entra en el debate de la conciliación: sin tiempo para ir a hacer la compra, cocinar o comer tranquilamente en familia es imposible que una sociedad dé importancia a la gastronomía".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?