Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

Lo mejor de Kakkmaddafakka no es el nombre del grupo

Este mes hay muchas canciones que nos recuerdan al pasado pero que están recién sacadas del horno. Kakkmaddafakka, Lizzo y Delaporte te van a hacer bailar, Sharon Van Etten aporta el toque melancólico y Vampire Weekend vuelve con fuerza

Kakkmaddafakka dándolo todo en un concierto danés del Festival Roskilde el año pasado / ()

Pensamos en 2018 y nos parece que fue ayer, pero lo cierto es que estamos en febrero y ya se nos acumulan las novedades discográficas. Algunas han llegado sin avisar y otras, como las de Kakkmaddafakka, Sharon Van Etten o Vampire Weekend, casi se asoman a la lista con un puesto reservado en nuestra futura selección de lo mejor del año. Grandes temazos que, por un instante, nos hacen bailar, sonreír y hasta viajar varios meses en el tiempo. Como siempre, puedes escuchar nuestra playlist en Spotify.

Runaway Girl (Kakkmaddafakka)

¿Cómo no fijarse en un grupo que se llama Kakkmaddafakka? ¡Que se lo pregunten a los de La Vida Moderna! Lo bueno es que, tras ese nombre tan largo y divertido se acumulan ya un montón de temazos (el mundo está en deuda con ellos por Restless, sin ir más lejos). Canciones de pop nórdico/universal que en su quinto disco, previsto para el 22 de marzo, hablarán, sobre todo, de historias de Bergen, de la salud mental de la gente y, como en este caso, de amores escurridizos.

Seventeen (Sharon Van Etten)

Sharon Van Etten se ha escrito una canción a su yo de 17 años, recién llegada a Nueva York, una ciudad donde lleva viviendo 15 años y que ya es su hogar. El videoclip es todo un homenaje a los lugares que han marcado su vida y, como la música, rezuma nostalgia por los cuatro costados a ritmo de sintetizadores. Forma parte de su nuevo disco, Remind Me Tomorrow, en el que ha trabajado con St. Vincent o Swans.

Harmony Girl (Vampire Weekend)

Fueron una de las bandas más influyentes de la primera década de los 2000 y, la verdad, tras seis años sin sacar temas nuevos, les echábamos de menos. Una sensación de la que fuimos especialmente conscientes gracias al segundo disco en solitario del bajista Chris Baio —The Key Is Under The Mat fue una de las mejores canciones de 2017 para Fuego y Chinchetas— y que se ha agudizado con el primer adelanto de su inminente nuevo disco, Father Of The Bride,que saldrá en primavera y del que, según contó Ezra Koenig, adelantarán dos temas al mes durante tres meses. Un trabajo largamente esperado que, como el de Beirut, está llamado a convertirse en uno de los discos importantes de 2019. De momento, si se os hace larga la espera (o tenéis insomnio), además de Harmony Hall y de 2021 también podéis escuchar las dos horas de base de guitarra de Harmony Girl que han colgado en YouTube.

Juice (Lizzo)

Juice es de esas canciones que te ponen de buen humor al instante y además tiene un mensaje de autoestima que hace que acabes de venirte arriba y entregarte al baile por completo. Tiene un sonido muy ochentero, como su videoclip, con parodia a Jane Fonda incluida.

The Great Pixley Train Robbery (Cass McCombs)

Hay artistas que irrumpen en la escena directamente desde una portada y otros que, como Cass McCombs, llegan sin hacer apenas ruido pero, que poco a poco, van escalando posiciones. El músico californiano acaba de publicar Tip Of The Sphere, su noveno disco, sin haber alcanzado (ni de lejos) la popularidad de bandas como Cat Power, Band Of Horses, Arcade Fire, The Shins o The War On Drugs, con las que ya ha tocado y/o compartido gira. Pero basta con escuchar The Great Pixley Train Robbery para darse cuenta de que, por mucho que Cass McCombs haya optado por las carreteras secundarias, su talento le dirige sí o sí a la cima del rock (y cada vez está más cerca).

Obsesionada (Novedades Carminha)

Novedades Carminha está de moda. Llevan más de un año dejándonos con la miel en los labios, publicando singles como Te quiero igual o Verbena, pero sin sacar disco… hasta ahora. Por fin, han lanzado Ultraligero, un largo que incluye esas canciones junto a un puñado de nuevos hits, como este: Obsesionada. ¿O acaso puede no ser un hit una canción que incluya la unidad de España y a C. Tangana? El disco seguro que se cuela entre los mejores del año pero, por ponerle una pega, abusan un poco de esa base tropical que tanto nos gusta.

Ni un beso (Delaporte)

Me encanta. Eso fue lo primero que escuchamos de Delaporte y también lo que, inmediatamente, pensamos de este dúo formado por la cantante madrileña Sandra Delaporte y el productor napolitano Sergio Salvi. Tras sus dos primeros EP y la colaboración con Amatria —que se coló entre nuestras canciones favoritas de 2018—, acaban de publicar Como anoche, un gran primer disco que recurre a la mezcla (explosiva) de electrónica y ritmos latinos para resumir los altibajos de una relación sentimental y que nos sigue recordando a Bomba Estéreo o al Antes de morirme de C. Tangana y Rosalía.

¿Hay alguien en casa, McFly? (Mucho)

El disco de Mucho también tiene papeletas de colarse entre lo mejor nacional de este 2019. Las letras están llenas de dardos y la música recrea atmósferas que hacen que viajes muy lejos, como cuando lees un libro y alguien te interrumpe y tienes que volver a tu cotidianidad. Pasa de forma clara con temas como este, ¿Hay alguien en casa, McFly?, con una letra mínima pero un sonido tan rico en matices que no hace falta mucho más. McFly puede aparecer en cualquier momento.

Un sol radiant (Pau Vallvé)

Para muchos españoles, el pop en catalán del siglo XXI se reduce a Manel, Mishima, Els Amics de les Arts y El Petit de Cal Eril, pero lo cierto es que la escena ha sido (y sigue siendo) mucho más rica. A sus 37 años, el barcelonés Pau Vallvé, fan confeso de Radiohead y adalid del do it yourself, ya ha editado más de 10 discos (en solitario, bajo el alias de Estanislau Verdet o con el añorado proyecto u_mä). Una larga trayectoria en la que han cabido las melodías épicas, los momentos intimistas y hasta el humor hecho canción, pero que en cualquier caso le ha servido para ir ganando seguidores/mecenas que sufragan la producción de pequeñas joyas como Un sol radiant, una de nuestras canciones preferidas de Life vest under your seat.

No me busques más (Manuela Vellés)

La actriz Manuela Vellés nos dio una sorpresa cuando la escuchamos cantar por primera vez. Cuenta que fue en una visita a El Hormiguero cuando se arrancó a tocar un tema y notó que aquello gustaba. Así que retomó canciones que tenía a medias y así, poco a poco, terminó con un disco en la mano: Subo, bajo. Puede que hayas escuchado a muchas cantautoras parecidas pero es un placer escucharla y ver lo bien que se lo pasa. Imposible no contagiarse.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?