Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Qué significa para la economía la quiebra de Thomas Cook y quiénes son los que ganan y pierden con ella

UGT calcula que 13.000 puestos de trabajo (uno de cada diez en las islas) están en peligro en Canarias

El sector turístico calcula que ha perdido 200 millones de euros que serán previsiblemente impagados

Fuentes del sector hotelero ya afirman que algunas cadenas hoteleras acumulan hasta 12 millones de euros en deudas

Un avión de Thomas Cook en el aeropuerto de Manchester (Reino Unido) / ()

La quiebra de Thomas Cook, la empresa de viajes británica más antigua del mundo y la segunda más grande en todo el planeta demuestra hasta qué punto nuestra vida y la economía están cambiando. Los intermediarios en algunos sectores económicos siguen perdiendo su negocio con la irrupción digital.

Thomas Cook, el inventor del paquete turístico se ha desplomado por varias causas, pero no es menor el hecho de que ahora viajamos de formas distintas y contratamos muchos de nuestros viajes directamente. La quiebra impacta en nuestra primera industria nacional, el turismo, porque en torno al 30% de los turistas británicos que vienen a nuestras costas contratan su estancia a través de esta operadora. Una empresa que ya no existe.

A ello hay que sumar que hay 600.000 turistas que han sido abandonados por Thomas Cook en todo el mundo, de los que 150.000 se encuentran en España, fundamentalmente en los archipiélagos canario y balear.

Miles de puestos de trabajo en peligro

Las repercusiones en el sector turístico pueden ser considerables. De hecho, el sindicato UGT calcula que 13.000 puestos de trabajo están en peligro en las islas Canarias. De los más de 130.000 puestos de trabajo que hay en esta Comunidad, uno de cada diez están amenazados por la quiebra del touroperador. Quiebra que afecta al verano y a las reservas ya cerradas de aquí al mes de diciembre: 966.000 plazas de avión y 855.000 plazas hoteleras.

El boquete en el sector turístico español de la quiebra de Cook puede ser tremendo, ya que no solo afecta a los viajes ya disfrutados o aquellos que están por venir. Debido al método de pagos a tres meses que se usa en el sector, todos los paquetes del verano de Thomas Cook que ya han disfrutado los turistas aquí en España corren riesgo de que no lleguen a ser cobrados por los hosteleros españoles.

También existe la posibilidad de que no lleguen a ser cobrados del todo o que el cobro vaya a un proceso concursal para pedir cobrarlos de manera diferida y con quitas. Ahora mismo hay 200 millones de euros que han sido perdidos por el sector y que serán previsiblemente impagados. En el mejor de los casos, según Exceltur, yendo a un concurso de acreedores y aceptando previsiblemete una quita millonaria que Thomas Cook acumula.

Además del coste en el empleo de la quiebra (los 13.000 puestos de trabajo en peligro solo en Canarias) las repercusiones para el sector hotelero son considerables. Fuentes del sector hotelero ya afirman que algunas cadenas hoteleras acumulan hasta 12 millones de euros de deudas con el operador de viajes que ha quebrado este lunes.

Quién gana y quién pierde con esta crisis

Los grandes perdedores de esta situación están claros. Las decenas de miles de clientes atrapados en todo el mundo, el sector turístico y hotelero, así como los accionistas de la empresa, que han visto como el touroperador ha caído este lunes por la imposibilidad de conseguir financiación. 

Sin embargo, hay quien gana. Hay gente que este lunes han hecho el negocio de su vida con la quiebra de la empresa. Gente que había apostado muy fuerte, precisamente para hundir la compañía.

Aquellas personas que habían apostado por la quiebra de la empresa y habían comprado desde mediados de agosto CDS (Credit Default Swaps) son los grandes beneficiados. Es gente que hoy, solamente con el hundimiento de la empresa han ganado 250 millones de dólares frente a los 200 millones que pierde el sector turístico frente a los 200 millones extra que les va a costar al erario público repatriar a los miles de turistas abandonados por Cook.

Las cuatro causas de la caída de Thomas Cook

La quiebra de Cook no ha sido repentina, sino un hundimiento progresivo que puede achacarse principalmente a cuatro factores muy concretos. La feroz competencia de las plataformas online y de las empresas low cost que comienzan a aparecer en los 90 y principios de los 2000 es solo una de estas causas. 

Las fusiones internacionales entre los grandes touroperadores internacionales, los atentados en Túnez en 2015 que dejaron cerca de 40 muertos y la falta de financiación necesaria para seguir operando son los otros motivos por los quela empresa de viajes británica más antigua del mundo y la segunda más grande en todo el planeta ha quebrado este lunes. 

Texto elaborado con información de Javier Ruiz, Sara Selva y Eladio Meizoso

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?