Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Gastronomía

¿Cómo hacer mermelada en casa?

La experta en nutrición clínica Ángela Quintas nos da las claves para elaborar una buena mermelada en casa

Imagen de archivo de un tarro de mermelada de fresa.

Imagen de archivo de un tarro de mermelada de fresa. / GETTY

El confinamiento ha despertado en muchas personas el placer de cocinar. Con tal de matar el tiempo de una forma provechosa, son muchos los que estos días se han lanzado a elaborar en casa productos que habitualmente compramos en el supermercado, como yogures, bollería o incluso pan. En ‘A vivir...’, en esta ocasión, la experta en nutrición clínica Ángela Quintas nos da las claves para elaborar una buena mermelada en casa.

Lo primero que debemos saber es que no todas las frutas son válidas para hacer mermelada. Las mejores son las que tienen un alto contenido en pectina, como la manzana, naranja, mandarinas o arándanos. Y en caso de que queramos hacerlo con otro tipo de fruta, existen diferentes trucos para conseguir una buena textura en nuestra mermelada, como comprar la pectina en la farmacia, elaborar nuestra propia pectina con manzanas amarillas o utilizar agar-agar como espesante.

Hacer mermelada, paso a paso

Lo primero es lavar la fruta, pelarla (en caso de que tenga piel) y trocearla a nuestro gusto hasta conseguir un kilo y medio de fruta aproximadamente.

Posteriormente añadimos la fruta y el azúcar en una olla grande y removemos hasta que el azúcar se empiece a disolver. A la mezcla, le agregamos un chorrito de limón para favorecer la precipitación.

Cuando la mezcla llegue a ebullición, bajar la temperatura y mantener en una cocción suave, mientras removemos constantemente, durante unos 45 minutos aproximadamente.

En cuanto veamos que la fruta está tierna y bañada en un jugo espeso, podemos retirarla y, si se desea, triturar los trozos en la batidora.

Un truco para comprobar que el punto de espesor es el adecuado, es colocar una cucharadita de mermelada en un plato congelado. Pasados unos segundos, la mermelada debería estar espesa. En caso contrario, podemos seguir reduciendo la mezcla hasta obtener la textura adecuada.

¿Cómo guardar la mermelada?

Una vez elaborada la mermelada, la podemos conumir en pocos días o bien envasarlos en botes cerrados y esterilizados previamente a baño María. Lo más recomendable es envasar la mermelada muy caliente para que el calor destryua los gérmenes que puedan quedar en el bote. Después de depositar la mermelada en el frasco, lo tapamos y damos la vuelta para que se haga el vacío y la presión elimine el aire del envase.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?