Martes, 04 de Agosto de 2020

Otras localidades

Internacional

El Congo sesenta años después del sueño de Lumumba

Charlamos con el periodista Pablo Moraga, que nos atiende desde Uganda: ¿Quién se beneficia del comercio de minerales en un país donde 8 de cada 10 personas vive con 1,25 dólares al día?

El Congo se independizó el 30 de junio de 1960. El primer ministro congoleño, Patrice Lumumba, pronunció un discurso memorable en este día, en el que denunció duramente el gobierno colonial belga de ochenta años. El rey Baudouin, que había hablado previamente y dijo que se estaba haciendo algo grandioso en el Congo, se sintió profundamente ofendido por la absoluta honestidad de Lumumba.

El Congo se independizó el 30 de junio de 1960. El primer ministro congoleño, Patrice Lumumba, pronunció un discurso memorable en este día, en el que denunció duramente el gobierno colonial belga de ochenta años. El rey Baudouin, que había hablado previamente y dijo que se estaba haciendo algo grandioso en el Congo, se sintió profundamente ofendido por la absoluta honestidad de Lumumba. / Cadena SER

Hace ahora justo 60 años desde que el Congo consiguió su independencia de Bélgica. Un valiente Patrice Lumumba cogió el micrófono en el Palacio de la Nación para denunciar las atrocidades que estaban cometiendo los belgas y su rey, Leopoldo II, durante la colonización de aquel territorio. Y es que la colonización belga fue una de las más crueles de todas las potencias europeas. Basada en la explotación, sin miramientos, de todos los recursos naturales del país, especialmente el caucho. Seis décadas después los beneficios de un país con unos recursos abrumadores, que nutre de minerales buena parte de las tecnologías que empleamos o aporta metales preciosos a las joyas que se comercian, siguen sin repercutir en el bienestar general de la población congoleña.

En esta época en la que estamos revisando parte de la historia para adaptarla a cómo sucedieron realmente los acontecimientos, tenemos un deber de memoria con los abusos cometidos allí. Reconozcamos de manera oficial que gran parte de la riqueza de Europa ha estado basada en la explotación y en el abuso sistemático de otras naciones. Antes era mediante la colonización y ahora mediante los grandes conglomerados empresariales europeos.

Leopoldo II es conocido en su país como el “rey constructor” porque uso la riqueza del Congo para financiar un extenso programa de obras públicas en Bélgica entre los cuales destacan el palacio de Laeken o el mismo parque del Cincuentenario que miles de turistas visitan cada año. Ahora el sistema es mucho más sofisticado, pero también se trata de las materias primas. Entre los minerales que se extraen del rico subsuelo del Congo a día de hoy podríamos destacar el cobalto, el cobre, el uranio, los diamantes o el coltán: ¿Quién se beneficia del comercio de minerales en un país donde 8 de cada 10 personas vive con 1,25 dólares al día?

El periodista Pablo Moraga, que nos atiende desde Uganda, sostiene que es una cuestión complicada. “Si pusiéramos el Congo sobre un mapa de Europa, ocuparía desde Berlín hasta Madrid y no en todas las regiones tienen la misma situación. Mientras en el este siguen en guerra, en el norte y en el sur, son territorios pobres, pero en paz. Los minerales están en manos de un puñado de empresas. En el este la mayoría son minas artesanales, con influencia muy notable de los grupos rebeldes. Se beneficia todo el mundo menos el pueblo, la gente de aquí”. Tanto es así que el 85% de la producción legal de minerales del Congo está en manos de apenas siete compañías: Randgold (Reino Unido y Suráfrica), AngloGold Ashanti (Suráfrica), Glencore (Suiza), Ivanhoe (Canadá), y Zijin Mining, MMG y China Molybdenum (China).

Las plagas del capitalismo

Las mega granjas del modelo capitalista son las culpables, según muchos expertos, de las pandemias que sufrimos y con las que los gigantes de la industria farmacéutica se enriquecen.

Para Moraga la realidad del país en estos sesenta años ha cambiado poco: “Me gusta decir que la independencia del Congo fue una independencia nominal porque las potencias extranjeras siguen teniendo una dominación total de la economía congoleña”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?