Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | PODCAST

Meryl Streep, reina del streaming y el neo-noir de Coixet en Benidorm

Meryl Streep también es la reina de las plataformas. Por un lado protagoniza 'Déjales hablar', la nueva de Soderbergh en HBO y, por otro, se convierte en la diva gay de Ryan Murphy en el musical 'El baile'

Isabel Coixet estrena 'Nieva en Benidorm', una historia melancólica en la que recorre los lugares más extravagantes de la ciudad alicantina, con un reparto internacional y con la sombra de Sylvia Plath

Y también hay cine independiente con 'Wendy', lo nuevo del director de 'Bestias del sur salvaje', la ópera prima de Pedro Collantes, 'El arte de volver', y el experimento 'My Mexican Bretzel'

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Meryl Streep también es la reina de las plataformas. Por un lado protagoniza Déjales hablar, la nueva de Soderbergh en HBO y, por otro, se convierte en la diva gay de Ryan Murphy en el musical ‘El baile’. Isabel Coixet estrena Nieva en Benidorm, una historia melancólica en la que recorre los lugares más extravagantes de la ciudad alicantina, con un reparto internacional y con la sombra de Sylvia Plath. Hay cine de género como una enésima versión de Otra vuelta de tuerca, la novela de Henry James y Wendy, la versión oscura de Peter Pan que firma Benh Zeitlin, el director de Bestias del sur salvaje. Dos películas españoles más, como El arte de volver, ópera prima de Pedro Collantes con Macarena García y el original experimento de My Mexican Bretxel, una de las sorpresas de la temporada. En cine clásico esta semana, conmemoramos los 50 años de Love Story y repasamos la carrera de Blake Edwards. Y en televisión, la vuelta de Euphoria y la nueva telenovela de Netflix, El desorden que dejas es un Élite para no tan jóvenes con Bárbara Lennie e Inma Cuesta.

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Meryl Streep, reina del streaming

Tras The Laundromat: dinero sucio, Meryl Streep vuelve a trabajar con Steven Soderbergh para una plataforma. En este caso estrena en HBO 'Déjales hablar', comedia dramática e irónica rodada íntegramente con dispositivos móviles. La actriz interpreta a una célebre escritora, soberbia y condescendiente, que hace un viaje en barco con unas viejas amigas (Candice Bergen y Dianne Wiest) para recuperar la amistad al tiempo que escribe su nueva novela en pleno bloqueo creativo. A bordo también se sube su sobrino, su agente de ventas, un misterioso hombre y hasta otro escritor de besteller a lo Stephen King. Una historia que reflexiona sobre el clasismo cultural, la autoría y las historias apropiadas. 

Streep es la actriz más nominada a los Oscar, una de las mejores de todos los tiempos y, por supuesto, la mejor de su generación. Además de actuar, canta y baila y se ha convertido también en una gran diva de los musicales cinematográficos, el género, junto al wéstern, más típicamente americano."No soy ninguna diva", dice la actriz sobre su papel en The Prom, una nueva adaptación musical que firma Ryan Murphy, y que podría ponerla de nueva en la carrera de premios.

Se trata de la versión cinematográfica de una historia que originalmente fue un musical de Broadway que debutó en 2018. La icónica actriz interpreta a Dee Dee Allen, una estrella de teatro en decadencia que viaja a un pequeño pueblo para ayudar a una estudiante lesbiana a la que se le ha prohibido asistir al baile de graduación con su novia. La idea es hacer un acto político para mejorar su imagen pública. La leyenda de Hollywood explicaba en un encuentro organizado por la plataforma ante los medios, por qué las divas como este personaje son sus favoritas. "Fue una exageración interpretar a alguien tan vanidoso y tan exagerado, un narcisista. No sé de dónde lo saqué", bromeaba.

"Me encanta interpretar a ese personaje. Probablemente soy todas esas cosas, pero no soy una diva", insistía la protagonista de Los puentes de Madison o La dama de hierro. "Me encantaba interpretar a alguien que entra y piensa que es la dueña de la habitación. Es tan divertido. Todo el mundo se burla de ella y eso también fue divertido", añadía. Dice que se inspiró en sus amigas y amigos: "Me inspiré en todas mis amigas que son divas, y no solo en las mujeres.

La obra fue nominada a seis premios Tony, incluyendo mejor musical, partitura original y actor principal y actriz principal en un musical. Veremos si la cinta de Ryan Murphy repite la hazaña en los Globos de Oro, unos premios que suelen destacar los musicales y que suelen nominar a Meryl Streep.

Como cada una de las obras de Ryan Murphy, creador de series como American Horror Story, de Pose -la serie sobre la transexualidad en los ochenta y noventa-, o sus últimas creaciones para Netflix, como Hollywood o Ratched, en The Prom hay una apuesta por defender la diversidad sexual y al colectivo LGTBIQ. Reconoce el director que cuando vio la obra en Broadway sintió que le apelaba constantemente. "No dejaba de pensar que, ojalá, cuando era joven hubiera tenido una película así. No me hubiera sentido tan solo", explicaba. Y es que The Prom va sobre cómo reconocer tu identidad anti ti mismo y ante los otros, sobre todo cuando los otros son una comunidad remilgada y beata de la América profunda. "El personaje principal, el de la joven Emma, es también de Indiana y sentí cosas similares, como eso de buscar una comunidad, un lugar al que pertenecer", insistía.

La película se estrena directamente en Netflix en todos los países donde está la plataforma. "Pensé que sería una buena película para hacer en Netflix porque 200 millones de personas en todo el mundo puede verla, puede ver este mensaje, incluso en países donde no se puede ser gay, o donde pueden matarte por ello. Es un mensaje de alegría y tolerancia el que queremos transmitir", explicaba. La película está repleta de estrellas: Nicole Kidman, que hace un número homenajeando a Bob Fosse, creador de Cabaret, Kerry Washington, Keegan Michael Key, James Corden, Ariana DeBose, Andrew Rannells y la recién llegada Jo Ellen Pellman.

Nieva en Benidorm (Isabel Coixet)

Isabel Coixet es una de las directoras más importantes fuera y dentro de España. De las pocas cineastas que ha estado presente en los grandes festivales: Cannes, Venecia, Berlín. El cine de la Coixet está lleno de personajes solitarios en ciudades que les desbordan. Ha rodado en Tokio, Vancouver, Nueva York, Barcelona y ahora Benidorm. Los rascacielos solitarios han permitido a la directora aislar todavía a sus personajes, sobre todo, el que interpreta el británico Timothy Spall en Nieva en Benidorm.

A Spall se suma otra actriz internacional, Sarita Chouldhury, que interpreta a la mujer fatal, porque la idea de este proyecto surge de una trilogía sobre la reactualización de este estereotipo tan presente en la historia del cine. En realidad, Nieva en Benidorm es una película sobre mujeres diferentes. La Femme Fatal que en realidad no lo es, la limpiadora a la que nadie mira, el personaje de Ana Torrent, y la policía que lee a Silvya Plath, la genial Carmen Machi. Todas rodean a ese británico rutinario y aburrido que descubre en Benidorm una nueva vida.

En la cinta hay homenajes a Bigas Luna, en el espectáculo de monólogos vaginales, y a David Lynch. Es como si Coixet hubiera sacado a pasea al director de Muholland Drive por Benidorm, en un paseo donde la luz de la costa siempre tiene debajo un poso oscuro, misterioso y algo perverso. Un neo noir, asegura la directora, que recoge todos los mundos de la ciudad: el imserso español, el turismo británico, las despedidas de soltera y un misterio por resolver.

Wendy (Benh Zeitlin)

El ferrocarril está ligado a la fundación de EEUU y del sueño americano, un destino negado a muchos niños criados en la marginalidad y la precariedad. Un tren que el director Benh Zeitlin utiliza para que sus protagonistas escapen en un viaje iniciático que reescribe el cuento de Peter Pan. “Es una película sobre escapar de tu vida y huir a un mundo en el que no tienes que crecer. Es una reimaginación de mito de Peter Pan, una especie de reinvención del personaje de Wendy. Es una película sobre la libertad y sus consecuencias y la pérdida que supone crecer y cómo intentar escapar de ello”, explicaba el director en el marco del Fancine Cine Fantástico UMA.

El realizador regresa así al universo infantil tras la aclamada ‘Bestias del Sur Salvaje’ con una aventura mágica por una misteriosa isla donde los niños no crecen. El tiempo detenido en comunión con la fuerza de la naturaleza. Entre un volcán, géiseres, el bosque y el mar juegan este Peter Pan negro y una Wendy que toma el punto de vista del relato. Su cine puede verse como un reverso indie del universo Disney sin caer en lecciones fáciles ni moralinas, por eso esta ‘Wendy’ es una parábola vitalista y furiosa sobre la familia, el crecimiento y el hogar para esos niños perdidos de la América olvidada pero también un relato, en contraste con la obra James Matthew Barrie, sobre el valor de envejecer.

Zeitilin, que firma el guion junto a su hermana y también compone la banda sonora, alimenta su poderoso y cáotico universo visual con una estética más terrenal que en su anterior trabajo. Un realismo que se apoya en la interpretación naturalista de esos niños, actores no profesionales, que descubren un submundo de fantasía e imágenes poéticas. “Sobre las referencias, hay dos partes. La vida cinéfila junto a mi hermana con las cintas de VHS que había en el sótano de mis padres, películas que veíamos una y otra vez, pensamos en La historia interminable, E.T., Willow, La Princesa Prometida… Estas fantasías épicas sin efectos digitales fue una influencia en la estética. Y por otra parte, a textura más realista está influenciada por Cassavettes y cómo dirige a sus actores mezclando esas interpretaciones realistas, táctiles y tangibles como de una realidad aumentada”, dice.

Una película en apariencia superficial pero llena de simbología, los niños borrados del sueño americano que escapan de un mundo productivista, el cuidado de la madre naturaleza y el cambio climático o la exclusión de los ancianos. Todo en esta fábula sobre la infancia como refugio espiritual ante un mundo hostil.

Otra vuelta de tuerca (Floria Sigismondi)

Henry James vuelve a las salas de cine de la mano de Floria Sigismondi, directora de ‘The Runaways’ y más conocida por su trabajo en videoclips de artistas de la talla de Katy Perry o Christina Aguilera, que hace su debut en el mundo de las películas de terror.

‘Otra vuelta de tuerca’ persigue a Kate, una joven que renuncia a su vida para llegar a una mansión en la que se encargará de cuidar y dar clases a Flora, una niña que vive sola junto al ama de llaves de la casa después del trágico suceso que acabó con la vida de sus progenitores. Pero esa soledad durará poco tiempo después de que su hermano Miles, al que interpreta el actor de Stranger Things Finn Wolfhard, regrese a casa.

Mackenzie Davis es quien se adentra en la piel de esta institutriz que comenzará a experimentar sucesos extraños en la casa y, por ende, a no sentirse del todo a salvo. Además, la peligrosa relación que entabla con Miles hará que poco a poco vaya indagando en la historia de esa familia y descubriendo el oscuro secreto que se esconde detrás de ellos.

Lejos de esclarecer la historia, la directora italiana juega con la institutriz a dibujar una línea casi imperceptible entre lo que es real y lo que no. Las visiones que tiene Davis durante la película, las emociones de los demás personajes o los mismos acontecimientos que se suceden durante toda la trama… todo hará dudar al espectador. ¿Realidad o fantasía?

La experiencia en dirección de videoclips de Sigismondi se pone de manifiesto en los aspectos técnicos de la película, que aportan valor a la historia. La elección de planos, la oscuridad que nos persigue continuamente en el interior de la mansión, la puesta en escena... Todo esto refleja esa mano experta de la directora italiana a la hora de crear la estética visual del film. Pero ese valor que brota de la técnica no se ve acompañado de la trama, que pierde fuerza conforme avanzan los minutos y hace que decaiga la intriga en el espectador. Además, el uso de jumpscares sin sentido y con la única intención de dar un susto repentino no termina de funcionar.

El 11 de diciembre es el día elegido para que llegue a la cartelera española esta “vuelta de tuerca” que Floria Sigismondi le ha dado al éxito decimonónico de Henry James, en la que plantea un thriller psicológico en el que la mansión en sí misma se convierte en un personaje más.

My Mexican Bretzel (Nuria Giménez)

"No sé si filmamos lo que hacemos o hacemos lo que hacemos porque lo filmamos". Hay películas que son difíciles de clasificar, explicar o abordar, porque ante todo son una experiencia cinematográfica, un cúmulo de sensaciones en la intimidad con la pantalla. Y ese es el caso de 'My Mexican Bretzel', una obra que te invita a dejarte llevar en un hermoso juego cinematográfico. La directora Nuria Giménez compone un relato femenino de amor, desamor y muerte a partir de las imágenes que su abuelo grabó en los años 40, 50 y 60 en Suiza. Unas imágenes que resignifica a través del diario de una tal Vivian Barret en un monólogo interior subtitulado que acompaña de silencios y un cuidado trabajo sonoro. Una reflexión sobre la verdad, la mentira, nuestra relación con la imagen y la propia autoría.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El arte de volver (Pedro Collantes)

Buscar tu lugar en el mundo es una aspiración universal que se vuelve recurrente si además eres actriz. Un trabajo que depende de que te llamen otros y siempre está marcado por la incertidumbre del próximo proyecto o personaje. Eso admite Macarena García, quien protagoniza 'El arte de volver', la ópera prima de Pedro Collantes que pasó por el Festival de Venecia.

La actriz interpreta a una joven que vuelve de Nueva York a Madrid y recorre las primeras 24 horas en varios encuentros donde se percata de la distancia que impone el tiempo lejos de los seres queridos, reviviendo tensiones familiares, miedos y nostalgias que parecían pasado o, al menos, parte de un tiempo congelado. La idea nace de la propia experiencia del realizador y, como admite Macarena García, generacionalmente todo estamos conectados con esa situación por la crisis de 2008. "Yo soy de Madrid, estudié allí y en el otoño de 2008 me fui a Noruega y de ahí de un sitio a otro. Regresé en 2017, han sido nueve años fuera. La película está inspirada en mis vivencias y también las de muchos amigos que conozco. Cada uno a su manera, todos coincidimos en esa sensación peculiar, característica de esas circunstancias. Es como volver a poner en sincronía el pasado que has dejado con el presente que te encuentras cuando vuelves. Las relaciones familiares y amistosas, cómo se quedan y cómo evolucionan por su cuenta y se vuelven a encontrar", explica Collantes.

Fue Pablo Berger, director de 'Blancanieves', quien puso en contacto a Collantes y la actriz, que se encontraba en el rodaje de una serie que se alargaría meses. En un descanso, unos días de vacaciones, aprovechó para grabar este proyecto del que se había enamorado al leer el guion. Una experiencia intensa, dice, entrar en el personaje de Noemí en unos 12 días y expresar la carga emocional de forma naturalista de esa joven que no encuentra vínculos ni arraigo en su regreso. "No hace falta irse para descuidar las relaciones, todos creo que lo hemos experimentado incluso en este mundo conectado", apunta.

"Me interesa mucho la incomunicacón y, quizá, me sale de forma natural. Me parece interesante, quizá estoy influido por la experiencia de vivir fuera, que hace que me haya comunicado con gente muy diversa. De hecho, mi mujer es de Japón y esa incomunicación la vivo cuando voy. Hay algo presente en esa escena con Macarena y el Taxista, que es extranjero. Es el retrato de dónde se rompe la comunicación entre una generación y otra, o entre dos amigas que lo eran hace tiempo y de alguna manera la unión se rompió", añade Collantes.

La cinta discurre con tomas largas en esos seis encuentros -la hermana, el abuelo, la amiga, el follamigo y dos desconocidos, el taxista y la aspirante a actriz en una sala de casting- que van componiendo el paisaje emocional de esta chica en busca de anclajes. "Igual por ser montador y conocer los trucos del montaje, me gusta minimizar el montaje. Me gustan las tomas largas y una sensación de ritmo muy orgánico y naturalista. En la escritura ya estoy pensando mucho en el montaje, ya hago algo ahí en el guion", explica el director.

Hay también una reflexión metacinematográfica sobre la capacidad de elegir y las dudas. Macarena García interpreta a una actriz sin éxito en Nueva York que vuelve por un casting y se debate entre aspirar o no a un trabajo en una serie de éxito con guiones malísismos. "Soy de esas que suele pensar mucho en lo que estoy haciendo, cómo lo hago, le doy muchas vueltas a eso de mi carrera", admite la actriz. "En toda profesión hay una serie de decisiones que te van posicionando y, a veces tienes que elegir entre trabajos que a nivel creativo y artístico te dan poco, pero te da solvencia económica. Son decisiones que como creador las he vivido y me parecía interesante incluirlo en la historia, en la decisión de una actriz, y en una decisión que tiene que ver con el hecho de volver", sentencia Collantes, una nueva mirada para el cine español en un año de grandes óperas primas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?