Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

La derecha tiene callo en repetir una mentira las veces que haga falta

El Gobierno en lugar de minimizar la polémica ha conseguido hacerla más grande con la inestimable ayuda del altavoz de la derecha y la ultraderecha, que están convirtiendo las palabras de Garzón en un bulo

Hola, muy buenos días. El Gobierno ha metido el pie en un charco y en lugar de sacarlo de manera discreta parece que lo va hundiendo cada día un poco más. El origen son las declaraciones del ministro Alberto Garzón al periódico The Guardian sobre las macrogranjas y la calidad de la carne que exporta España, la interpretación y la utilización que la derecha y la ultraderecha está haciendo de estas palabras convirtiendo parte de ellas en un bulo, la desautorización de Garzón, ayer mismo en este programa, por parte del presidente Pedro Sánchez, que calificó de lamentable el episodio, y el apoyo de la vicepresidenta Yolanda Díaz a su ministro.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En definitiva, un episodio cuyo origen son unas declaraciones que alguien se encargó de rescatar de la hemeroteca, porque ni siquiera son recientes, que se ha convertido en una nueva grieta entre los socios de coalición del Gobierno que estrenan así 2022 reviviendo roces que parecían del pasado. Dentro de hora y media hay Consejo de Ministros, así que se van a ver las caras todos los protagonistas del incidente. Ayer Pedro Sánchez no quiso aclarar si había habido o no conversación con Garzón, hoy, al menos, le tendrá que dar los buenos días.

Y lo curioso de este caso, es que en lo mollar de la cuestión, las dos partes del Gobierno, tienen que estar de acuerdo. El efecto de las macrogranjas en el medio ambiente, en el cambio climático, es indiscutible. La agenda 2030 recoge este asunto y se alinea con los objetivos de la Unión Europea para cambiar el modelo en la producción ganadera en España. Es más, es muy probable que el PP ni siquiera pronuncie la palabra macrogranjas en su campaña en Castilla y León. No parece que vaya a meterse en ese jardín, lo más que va a hacer va a ser fotografiarse con vacas y ovejas en defensa del campo, así en general, como ha hecho ya estos últimos días, y acusar al Gobierno de dejar el campo desatendido, así también en general. Si se dan cuenta, ningún dirigente ni ningún candidato popular se fotografió en una macrogranja.

¿Dónde está entonces el problema? Quizás el ministro Garzón no debió cuestionar la calidad de la carne que exportamos, quizás sus palabras sobre el tema de la ganadería deberían formar parte de la estrategia del Gobierno, coordinada con el resto de ministerios afectados y poniendo en valor las herramientas que tiene el Gobierno para hacer los cambios necesarios, y quizás a los socialistas les hubiera bastado con decir que quizás Garzón se equivocó al cuestionar la calidad de la carne que vendemos fuera. Pero en lugar de minimizar la polémica han conseguido hacerla más grande, con la inestimable ayuda del altavoz de la derecha que ya tiene callo en aquello de repetir una mentira las veces que haga falta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?