Lunes, 18 de Enero de 2021

Otras localidades

EL JUICIO DEL 11-M

Los colaboradores: conocían a los suicidas de Leganés pero niegan su relación con el 11-M

Uno de los procesados confirma que trabajó en la finca en la que se prepararon los explosivos

Después de tres jornadas centradas en los presuntos autores intelectuales y materiales de los atentados, hoy se han sentado en el banquillo de los acusados tres de las ocho personas imputadas por su presunta relación con el aparato de financiación e infraestructura para llevar a cabo los atentados del 11 de marzo, para los que la Fiscalía solicita 12 [para Almallah y Fouad] y 24 años [para Ghanoui] de prisión. Todos han reconocido contactos con los supuestos terroristas que cometieron la masacre, y que se suicidaron en Leganés, aunque niegan cualquier relación con el 11-M.

El primero en declarar ha sido Mouhannah Almallah Dabas ('Abu Omar'), acusado de reclutar muyahidines en Europa para la Yihad. Almallah ha culpado a su exmujer de todas las acusaciones, que ha calificado como una "fabulación de esa señora". Al igual que el resto de imputados, ha seguido el patrón de condenar los atentados del 11-M, aunque no ha negado que conozca a muchos de los imputados en la causa, así como que escuchaban las consignas el presunto jefe de los suicidas de Leganés.

Almallah Dabas ha asegurado que simpatizaba con los Hermanos Musulmanes, aunque no pertenece a esta organización islámica de origen sirio, nacionalidad que el acusado comparte con la española. Almallah ha relatado cómo el presunto cerebro del 11-M que se suicidó en Leganés, Serhane Ben Abdelmajid, 'El Tunecino', le comentó que quería ir a la guerra de Irak y trató de persuadirle para que fuera a combatir, pero, según su declaración, le manifestó: "vete tú si quieres. Yo me quedo aquí".

Fouad el Morabit

El siguiente en comparecer ha sido Fouad el Morabit, que también se ha autoexculpado de los cargos que se le imputan (integración a organización terrorista). Fouad ha asegurado a preguntas de la fiscal que desconocía la preparación de los atentados, aunque en su declaración ante el juez llegó a afirmar que uno de los procesados y compañero suyo de piso (Ghalyoun) le contó que 'El Tunecino' les había aconsejado que "se fueran a sus países porque iba a ocurrir en Madrid algo fuerte".

A Fouad se le vincula con varios de los terroristas que prepararon y perpetraron los atentados. La Fiscalía considera que fue él quien dio cobijo a varios terroristas, aunque él lo niega. Sin embargo, Fouad fue, junto a Ghalyoun quienes delataron a 'El Egipcio', detenido en Milán y presunto 'cerebro del 11-M'.

Otman el Ghanoui, el obrero de la finca de Chinchón

El último en declarar en esta jornada ha sido Otman el Ghanoui, quien ha reconocido que trabajó en la casa de Chinchón (donde se prepararon las bombas) junto a Jamal Ahmidan, 'El Chino', aunque dejó de hacerlo pocos días antes de los atentados. Ghanoui asegura que estuvo construyendo una jaula para las gallinas con planchas de porexpán, pero la policía localizó en un agujero revestido con este aislante restos de los explosivos del 11-M (Goma 2 ECO y Goma 2 EC).

La investigación judicial también señala a Ghanoui como uno de los islamistas que ayudó a transportar los explosivos desde Asturias hasta Madrid. Durante el juicio ha reconocido que el 29 de febrero de 2004 viajó hasta la localidad burgalesa de Cogollos junto a tres de los suicidas de Leganés, pero no ha podido explicar los motivos de dicho viaje.

Almallah: 'El Tunecino' "me dijo que quería ir a Irak"

Otman el Ghanoui reconoce a preguntas de la fiscal el viaje de Asturias a Madrid

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?