Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Francisco Correa comparece de nuevo ante Garzón

El magistrado continúa realizando diligencias a la espera de que los Tribunales Superiores de Madrid y Valencia le contesten sobre la inhibición de la causa que ha planteado al encontrar indicios de responsabilidad penal en cinco aforados

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha vuelto a tomar declaración al presunto cabecilla de la trama de corrupción y tráfico de influencias desmantelada con la Operación Gürtel, Francisco Correa, a su primo, Pablo Crespo y Antoine Sánchez un mes y cinco días después de que les enviara a prisión. Garzón quería comprobar si la correspondencia recibida por los tres imputados tenía algo que ver con la causa abierta

Más información

El principal imputado en la causa y el otro compareciente han acudido al Juzgado Central de Instrucción número 5 pasadas las 13.15 horas de este martes, esposados y en compañía de agentes del Cuerpo Nacional de Policía que les trasladaron desde la prisión de Soto del Real (Madrid), donde se encuentran desde el pasado día 12 de febrero.

Garzón les ha llamado hoy para abrir en presencia de los imputados la corresponcia que había llegado a su nombre desde que entraron en prisión. Un trámite burocrático, aparentemente, sin mayores consecuencias.

La diligencia judicial necesita por ley la presencia de los destinatarios de la correspondencia para que se compruebe cuando abren las cartas y cuando leen su contenido. Si el juez lo considera oportuna algunas cartas, aunque puedan ser personales, se fotocopian y si el magistrado cree que tienen relación con la causa simplemente se queda con ellas y las une a las actuaciones.

No ha sido por tanto un interrogatorio sino el mero seguimiento de las conductas de los imputados, incluso cuando permanecen en prisión, por su pueden recibir mensajes o transmitir los que tengan relevancia para el caso.

El principal imputado, Francisco Correa, fue el primero en comparecer esta mañana. A su salida del despacho del juez iba esposado con un sobre abierto entre las manos. Vestía la misma chaqueta azul marino con coderas marrones que llevaba cuando fue detenido. Nada que ver con tiendas de fantasía o tienda cara.

El magistrado continúa realizando diligencias a la espera de que los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia le contesten sobre la inhibición de la causa que ha planteado al encontrar indicios de responsabilidad penal en cinco aforados, entre ellos el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y el ex consejero de Deportes de Madrid Alberto López Viejo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?