Sábado, 13 de Agosto de 2022

Otras localidades

Obama provoca una polémica racial y el descontento policial

Consideran que Obama rebasó la línea al hacer un juicio sobre la actuación de la policía reconociendo que no conocía todos los hechos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha metido de lleno en un cargado debate racial y ha desencadenado un enfrentamiento con oficiales de la policía a nivel nacional al ponerse del lado de un prominente académico negro que ha acusado de racismo a la fuerza de seguridad.

Cuando dijo que desconocía "todos los hechos" pero que la policía en Cambridge, Massachusetts, "actuó estúpidamente" en el arresto de Henry Louis Gates, Obama ha generado sentimientos encontrados en ambos bandos en un tema que amenaza con abrir viejas heridas.

"El presidente ha alienado a los agentes de la seguridad pública de todo el país con sus comentarios", ha dicho David Holway, presidente de la Hermandad Internacional de Agentes de Policía, que representa a 15.000 oficiales del orden público.

En una carta a Obama, Holway pidió una disculpa. "No sólo tuvo un pobre juicio de valor al elegir sus palabras, sino que usted acusó a todos los miembros del departamento de policía de Cambridge y a los agentes de seguridad pública de todo el país", escribió el presidente de la agrupación.

Los comentarios de Obama, efectuados en una rueda de prensa el miércoles por la tarde, supusieron la mayor incursión del mandatario en temas raciales desde que asumió el cargo en enero y demuestra que esas cuestiones están vivas pese a los avances logrados con su elección como el primer presidente negro de Estados Unidos.

"Desafortunadamente la división racial sigue aquí (...) Yo creo que estaba tratando de hacer que la mayoría de los estadounidenses que no integran una minoría tengan una idea de cómo es ser negro o latino", ha indicado Thomas Whalen, profesor de política de la Universidad de Boston.

Pero muchos en Massachusetts consideran que Obama rebasó la línea al hacer un juicio sobre la actuación de la policía reconociendo que no conocía todos los hechos.

Sondeos de opinión en Internet en Massachusetts demostraron un fuerte apoyo al oficial blanco que efectuó el arresto. El sindicato de la policía y su jefe de departamento también salieron en su defensa.

"A partir de lo que he visto y oído de otros oficiales, mantuvo un decoro profesional durante el curso de toda la situación y se comportó de forma profesional", dijo en rueda de prensa el comisario del departamento de policía de Cambridge, Robert Haas.

Conducta desordenada

Los comentarios de Obama dejaron boquiabierta a la policía de la ciudad, ha afirmado Haas, quien ha agregado que se estaba formando una comisión para revisar el incidente.

Otros cuestionaron que Obama hubiera apoyado tan firmemente a Gates, con quien lo une una amistad de años, en detrimento del policía sin conocer exactamente qué había sucedido.

Gates, de 58 años, es director de un instituto de investigación en Harvard y es una figura cultural prominente. En 1997 fue designado como uno de los 25 estadounidenses más influyentes de la revista Time y es amigo de Oprah Winfrey.

Su arresto el pasado jueves frente a su casa originó cierto asombro, pero los hechos no están del todo claros.

Gates asegura que su arresto subraya la persistencia de estereotipos raciales, incluso en lugares de Estados Unidos que se consideran liberales.

La policía argumenta que Gates fue arrestado por conducta desordenada y lo acusó de no mostrar cooperación al negarse en un principio a identificarse. También lo acusan de gritar repetidamente a un policía delante de las personas reunidas al frente de su casa.

El incidente comenzó cuando una mujer llamó para denunciar a un hombre que estaba tratando de entrar por la fuerza en una casa. Gates dijo que tuvo problemas para abrir su puerta después de estar de viaje durante una semana en China.

Los cargos contra Gates fueron retirados el martes y ahora pide una disculpa y ha amenazado con demandar a la policía.

Obama volvió a referirse al incidente el jueves, diciendo a ABC News que estaba "sorprendido por la polémica" surgida con sus declaraciones.

"Pienso que es un comentario bastante franco el de que no necesariamente se debe esposar a un individuo, un hombre de mediana edad que usa un bastón, y quien está en su propia casa", ha indicado Obama.

"Creo que tengo un extraordinario respeto por las dificultades de la tarea que hacen los agentes de policía", ha dicho Obama. "Y mi sospecha es que el oficial de policía y el Sr. Gates intercambiaron palabras y que todos deberían haberse calmado y que debería haber prevalecido la cabeza fría. Eso es lo que sospecho", agregó el presidente.

Obama en horas bajas

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?