Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

El Gobierno de Chile ordena la evacuación de todas las zonas costeras del país

Afecta a unos 4.000 kilómetros del territorio continental donde residen aproximadamente dos millones de personas

Pescadores retirando un bote de la costa en Dichato (Chile), este viernes /

El Gobierno de Chile ha elevado esta noche la 'alerta preventiva de tsunami' al grado de 'alarma de tsunami' en toda la costa chilena. Esta calificación, horas antes sólo vigente para la Isla de Pascua, se ha adoptado al comprobar el nivel de las olas que están llegando a esa isla tras el devastador terremoto de Japón

El ministro del Interior de Chile, Rodrigo Hinzpeter, ha asegurado que, en las próximas horas, el nivel de las olas que lleguen a la costa chilena se puede ver incrementado entre 30 centímetros y tres metros. "Sentimos que estamos yendo en la dirección correcta", ha dicho el ministro. En la Isla de Pascua, a 3.500 kilómetros del Chile continental, "se han producido alteraciones en los niveles de la marea", ha dicho el ministro en una comparecencia ante la prensa a las 21.30 horas (00.30 GMT).

Según informan medios locales, los habitantes y turistas se han dirigido en su mayoría al aeropuerto o al poblado ceremonial de Orongo, que son algunas de las zonas de mayor altura, ante la evacuación ordenada por las autoridades. Según los datos disponibles, el 43% de las personas ya han abandonado las áreas inundables, y el ministro Hinzpeter esperaba que cuando se cumpliera el plazo la evacuación se hubiera completado.

Hace apenas un año, Chile vivía uno de los mayores seísmos del país que dejó más de 400 muertos a su paso. Este viernes vuelve a estar alerta por el mismo motivo, por eso el Gobierno que preside Piñera desde hace justo un año, no ha tartado en tomar medidas preventivas al conocer que la altura de las olas va aumentado conforme se acerca al país.

El Gobierno de Chile ha ordenado la evacuación de las áreas 'inundables' en las zonas costeras de todo el país y ha elevado de 'alerta preventiva' a 'alarma' el aviso ante un eventual tsunami en la Isla de Pascua, enclavada en el Pacífico, donde ya han sido evacuadas 250 personas. Si antes las autoridades esperaban que hasta ese enclave turístico llegasen olas de hasta dos metros de altura, ahora advierten de que las olas podrían alcanzar hasta tres metros. La responsable de una agencia de viajes de la zona, ha comentado en ADN Chile que estos días hay bastantes turistas en Isla de Pascua porque de noviembre a marzo es temporada alta allí.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, ha dado a conocer la medida de la evacuación en rueda de prensa: "La evacuación sólo afecta a los ciudadanos que habiten o que se encuentren dentro de las zonas definidas como 'inundables'. Es decir, no estamos invitando a la evacuación de todas las ciudades". La medida afectará a alrededor de dos millones de personas que se encuentran a lo largo de los 4.000 kilómetros de borde costero del país. El Gobierno ordenó que toda la población de esas áreas, desde Arica, en la frontera con Perú, hasta el territorio antártico, esté fuera de esas áreas "a más tardar a las 21.30 horas" (00.30 GMT), con las excepciones de Puerto Montt, Puerto Williams y Punta Arenas.

El ministro Rodrigo Hinzpeter ha insistido en que la evacuación se haga de forma ordenada, sin que cunda el pánico y ha dado algunas recomendaciones: "Llevad abrigo, radio con pilas y atención a la tercera edad, acompañadlos en el proceso de evacuación".

30 metros en las Islas Galápagos

El tsunami ha llegado ya a las Islas Galápagos, en Ecuador, donde el mar se ha retirado 30 metros y posteriormente ha inundado zonas urbanas en la localidad de San Cristóbal, según ha dicho el presidente ecuatoriano, Rafael Correa. "Regresó el agua, inundó la población y sigue entrando", ha dicho el mandatario en una rueda de prensa en la que ha informado en tiempo real del golpe del maremoto en el archipiélago, situado a unos 1.000 kilómetros de la costa.

Evacuación en localidades del norte peruano y en el Golfo de Fonseca, en Honduras

Las autoridades de varias regiones peruanas ubicadas en la costa dispusieron la evacuación de la población y el cierre de algunas vías de tránsito como medida de precaución ante la probabilidad de un tsunami, como reacción al terremoto que sacudió este viernes a Japón. Además, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, ordenó el cierre de la Costa Verde, una carretera que va paralela a la costa de Lima, para evitar el tránsito hacia las playas de la capital peruana. Igualmente, la Municipalidad de La Punta, en el puerto del Callao, cerró el tránsito de transporte público y recomendó la evacuación de sus habitantes

Por su parte, las autoridades de Honduras han ordenado un "retiro preventivo" de la población del área costera del golfo de Fonseca ante la amenaza de tsunami. El jefe de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Lisandro Rosales, dijo en una rueda de prensa que se instruyó a los pobladores de las islas y poblaciones costeras que se podrían ver afectados por el tsunami "que se retiren 1.000 metros de la línea costera momentáneamente". Rosales dijo no tener "un dato exacto" de cuánta gente será movilizada, pero indicó que un censo anterior en la zona arrojó unas 18.000 personas.

El tsunami tras su paso por Hawaii y México

Las primeras olas del tsunami han llegado a Hawaii con menor fuerza de la esperada, aunque todos los países americanos ribereños del Pacífico se han declarado en alerta. Prácticamente toda la costa oeste del continente americano, desde Canadá a Chile, está en alerta ante la posibilidad de grandes olas y una crecida del nivel del mar que ponga en peligro a las poblaciones que habitan en zonas de litoral. El archipiélago estadounidense de Hawaii ha sido el primer territorio de un país americano al que han llegado las olas del tsunami, que, según los expertos, puede desarrollar una velocidad de unos 500 kilómetros por hora, tan rápido como un avión. Gerard Fryer, del Centro de Advertencia de Tsunamis del Pacífico, dijo a la emisora local KHON que la mayor altura registrada en las primeras olas llegadas a la isla hawaiana de Kauai ha sido de un metro.

México ha comenzado a sentir este viernes los daños colaterales del tsunami provocado por el terremoto de 8,9 grados que sacudió a Japón, pero hasta el momento sólo ha registrado un leve incremento del nivel del mar en el estado de Baja California (norte).

La Secretaría de Marina ha informado de que las dos grandes olas llegaron a subir hasta 70 centímetros por encima del estándar normal, mucho menos de lo previsto. "Estas son buenas noticias, dada la altura no tendremos muchos efectos", ha afirmado el portavoz de la Marina, José Luis Vergara, en rueda de prensa.

Las medidas del resto de países

En Costa Rica, las autoridades han declarado el estado de alerta verde que implica "activación inmediata de todos los mecanismos de respuesta local", ha explicado la presidenta de la CNE, Vanessa Rosales, en declaraciones a la cadena Teletica. Las consecuencias podrían sentirse con más fuerza en las localidades de cabo Santa Elena, Quepos y cabo Matapalo.Los posibles efectos del tsunami podrían comenzara sentirse en la región centroamericana antes de las 16.00 horas (23.00horas en la España peninsular), según ha precisado la Comisión Nacionalde Emergencias de Costa Rica (CNE).

En Guatemala, el presidente Álvaro Colom ha declarado el alerta amarilla preventiva en 17municipios de seis departamentos de la costa sur y ha ordenado la suspensión de todas las actividades escolares en esas regiones. Por su parte, la Dirección General de Protección Civil de El Salvadorha emitido una "advertencia" de tsunami en sus 300 kilómetros de costa en el Pacífico, alerta que se mantendrá hasta las 04.00 horas (11.00 horas en España). Las clases han sido suspendidas en las escuelas de laszonas en riesgo y se ha pedido a los pescadores y dueños de embarcaciones evitar salir al mar.

El ministro salvadoreño de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez, ha informado a la prensa local que las olas podrían alcanzar una altura de hasta dos metros.

Preparados para evacuaciones

En Nicaragua, el Gobierno de Daniel Ortega ha ordenado a través de un decreto el despliegue de efectivos del Ejército y la Policía tras haber sido declarada la alerta verde en las ciudades y pueblos de la franja del litoral del Pacífico.

Según Defensa Civil, unas 100.000 personas viven en las zonas de mayor riesgo de tsunami que podrían ser evacuadas por los militares en un período máximo de tres horas, en caso de que se detecte alguna amenaza real a partir de las 16.30 horas (23.30 horas en España), momento en el que podrían comenzar a sentirse los efectos del maremoto en Japón, de acuerdo al informe del Centro de Alertas de Tsunami de Hawai.

A diferencia del resto de los países, en Panamá no ha declarado oficialmente el estado de alerta, pero el presidente Ricardo Martinelli ha ordenado a los organismos estar atentos a lo que pudiese ocurrir en las costas del Pacífico, donde han sido suspendidas todas las actividades escolares como medida de prevención. "Se le pide a la población calma y mantenerse pendiente de los medios de comunicación hacia donde canalizaremos toda la información de eventuales acciones en caso de ser necesario", señala un comunicado de la Presidencia.

Rodrigo Hinzpeter, ministro del Interior de Chile: "Estamos yendo en la dirección correcta"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?