Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Estados Unidos demanda a Apple y otros editores por el precio de los ebooks

Apple y varios editores importantes fueron acusados por el gobierno de Estados Unidos de conspirar para fijar los precios de los libros electrónicos y limitar la competencia de precios al por menor

Imagen de la tienda de Apple en la Quinta Avenida, Nueva York

Imagen de la tienda de Apple en la Quinta Avenida, Nueva York

Según la denuncia, presentada en la corte federal de Manhattan por la división antimonopolio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, "Apple facilita el esfuerzo colectivo de los acusados de las editoriales para poner fin a la competencia de precios minorista al coordinar su transición a un modelo de agencia para todos los minoristas".

Es una demanda por violación de las leyes antimonopolio. El Departamento de Justicia lleva a los tribunales a la compañía Apple, y a las cinco principales empresas editoras de Estados Unido, entre los que se incluyen Hachette Book Group, HarperCollins, Macmillan, Penguin Group, Plc Pearson y Simon & Schuster y una unidad de CBS Corp. Apple, al igual que el resto de los editores, no quiso realizar comentarios, al igual que el Departamento de Justicia.

Están todas acusadas de conspirar en contra de la libre competencia mediante el establecimiento de precios fijos para la venta de libros electrónicos. En la demanda, la fiscalía sospecha que existe un acuerdo para limitar gradualmente la venta de libros impresos y aumentar poco a poco el precio de los libros electrónicos; por culpa de ese pacto, dice el departamento, los lectores han pagado decenas de millones de dólares más de lo que deberían por la compra de libros electrónicos.

Este departamento está investigando si las ofertas que Apple realizó hace dos años junto con el quinteto de los principales editores - cuando el fabricante de electrónica de consumo puso en marcha su computadora tablet iPad - se hicieron con la intención de apuntalar los precios de los libros digitales.

La culpa recae sobre todo en Apple porque esta empresa de tecnología exige de manera inalterable una comisión del 30% en cada libro electrónico que se vende. Amazon vendía los libros más baratos, las editoriales exigieron una subida del precio para que no fuera inferior a la de Apple, Amazon se negó, y retiraron los libros de su catálogo. Finalmente Amazon tuvo que acceder a subir el precio para que fuera similar al de Apple, que puede hacer frente a una multa de cientos de millones de dólares y a la devolución a los consumidores de una parte del gasto por la compra de libros electrónicos.

Las conversaciones entre el Departamento de Justicia y algunos de los editores se habrían llevado a cabo esta semana. Se espera una solución negociada que permita eliminar la llamada condición de favorita de la nación que ocupa Apple, que había impedido a los editores la venta de los libros electrónicos de menor precio a través de minoristas rivales como Amazon.com Inc. o Barnes & Noble Inc.

Los 'herederos' de Megaupload

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?