Jueves, 18 de Agosto de 2022

Otras localidades

ESPIONAJE INTERNACIONAL

Manning, absuelto de ayudar al enemigo

Ha sido declarado no culpable del cargo más grave al que se enfrentaba. Aún así ha sido condenado por espionaje y se enfrenta hasta a 130 años en prisión

Bradley Manning llegando a su juicio

Bradley Manning llegando a su juicio / REUTERS

Bradley Manning, el soldado de EE.UU. que llevó a cabo la mayor filtración de información clasificada de la historia, ha sido absuelto del cargo más grave al que se enfrentaba.

La Coronel Denise Lind, la juez militar que presidía el caso en Fort Meade, en Maryland, ha declarado al ex analista de inteligencia militar no culpable de ayudar al enemigo cuando pasó miles de documentos clasificados a la web Wikileaks. Este cargo habría supuesto la cadena perpetua para él y habría tenido importantes consecuencias para futuras filtraciones de documentos.

Más información

Aún así, Manning ha sido encontrado culpable de 20 cargos en total, incluyendo 5 por espionaje. Ahora se enfrenta a una pena máxima de más de 130 años en una prisión militar. Tres años después de ser detenido y tras ocho semanas de testimonios y tres días de deliberaciones, el veredicto ha provocado sorpresa, incluso entre sus más fervientes seguidores, que eran pesimistas.

Manning había reconocido que filtró los documentos a la web Wikileaks, pero dijo que lo hizo para fomentar un debate sobre la política exterior y militar de EUU. El soldado accedió a declararse culpable de varios cargos menores, pero la fiscalía insistió en acusarle de "ayudar al enemigo", argumentando que algunos de los 700.000 documentos que filtró fueron a parar a manos de Osama Bin Laden y Al Qaeda. Según la acusación, Manning "no era un informante; era un traidor".

Entre los documentos que Manning hizo llegar a Wikileaks estaba un vídeo de un ataque de un helicóptero americano en 2007 que mató a una docena de personas en Bagdad, incluyendo a un fotógrafo de la agencia Reuters. "Este es posiblemente uno de los documentos más importantes de nuestro tiempo, que disipa la niebla de la guerra y revela la verdadera naturaleza de la asimétrica guerra del siglo XXI", escribió a Wikileaks cuando les pasó el vídeo en 2010.

Además, había más de 470.000 informes militares de Irak y Afganistán y 250.000 telegramas diplomáticos entre el Departamento de Estado en Washington y las embajadas por todo el mundo.

La Defensa argumentó que el soldado era joven, ingenuo y bien intencionado y quería dar a conocer los horrores de la guerra para hacer del mundo un lugar mejor. Su abogado dijo que incluso seleccionó los documentos que NO pondrían en peligro las vidas de americanos.

Hasta 130 años en prisión

Una vez que se han conocido los cargos, ahora comienza a deliberarse la sentencia. Si se suman todos los cargos, Manning puede ser condenado hasta a 130 años de prisión. Su defensa se centrará en reducir la pena, en un minijuicio que comenzará este miércoles.

En cualquier caso, Manning pasará una buena parte de su vida adulta entre rejas. Desde que fue detenido en mayo de 2010, ya ha estado 1.157 días en prisión, que serán descontados de la eventual sentencia.

Además, se descontarán otros 112 días como parte de un acuerdo previo al juicio para compensar a Manning por las duras condiciones que soportó durante su arresto en la base de marines de Quantico, en Virginia, entre julio de 2010 y abril de 2011. El soldado pasó la mayoría de ese tiempo en régimen de aislamiento.

Filtraciones y derecho a la información

Más allá de la suerte del soldado Manning, el cargo de "ayudar al enemigo", podría haber tenido consecuencias a largo plazo para el periodismo de investigación y futuros informantes. La teoría del gobierno es que proveer información militar a una entidad que la hace pública a todo el mundo, es una forma de "ayudar al enemigo", porque los enemigos, como Al Qaeda y los Talibán, podrían leer los documentos en la red.

La juez ha absuelto a Manning de "ayudar al enemigo", pero le ha declarado culpable de publicar "injustamente y sin motivo", información militar perteneciente a los EE.UU. en Internet, sabiendo "que la información publicada en Internet es accesible para el enemigo". Ese fallo de culpabilidad aún podría tener ramificaciones para los medios que trabajan en investigaciones relacionadas con la seguridad nacional de EE.UU.

La argumentación de la juez será analizada con lupa por el Gobierno, abogados, periodistas y organizaciones de derechos civiles por sus implicaciones en otros casos de filtraciones y para el periodismo de investigación. Manning abrió un debate sobre la seguridad nacional y el derecho del público a la información en democracia.

Entre los que mirarán con lupa el veredicto está Edward Snowden, el ex trabajador de la Agencia de Seguridad Nacional que reveló la existencia de un programa de vigilancia de las comunicaciones de millones de americanos. Snowden, que sigue en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, ha dicho que el trato a Manning es una de las razones por las que ha pedido asilo en otros países, antes que enfrentarse a un juicio tan duro en EE.UU.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?