Internacional

Los islamistas egipcios denuncian brutales ataques de la policía durante las protestas

La policía lanzó gases lacrimógenos y disparó con pistolas de perdigones, aseguran los islamistas a través de un comunicado

Partidarios incondicionales del derrocado presidente Mursi gritan consignas en GizaReuters

Los partidarios del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi han denunciado este sábado el uso "desproporcionado e innecesario" de la fuerza por la policía en las manifestaciones de este viernes y convocaron nuevas protestas para mañana.

En un comunicado, la Coalición para la Defensa de la Legitimidad, que incluye a varios grupos islamistas, entre ellos los Hermanos Musulmanes, ha condenado los "ataques brutales" de los efectivos del Ministerio del Interior en los disturbios ocurridos a las afueras de El Cairo.

Más información

La policía lanzó gases lacrimógenos y disparó con pistolas de perdigones a los "manifestantes pacíficos desarmados", según los islamistas, que cifraron en 150 los heridos en estos sucesos y en decenas los detenidos. Esta cifra contrasta con la ofrecida por el Ministerio de Sanidad egipcio, que rebajó a 23 los heridos en los disturbios ocurridos en la llamada Ciudad de la Producción Cinematográfica y Mediática.

En su nota, los islamistas han reiterado su compromiso con que las protestas se mantengan pacíficas y han advertido a "los golpistas" de que no lograrán que Egipto caiga en "el caos y la destrucción". La Coalición para la Defensa de la Legitimidad ha agradecido a los "millones de personas" que participaron este viernes en las marchas y ha instado a continuar con las protestas y las acampadas. También llamaron a una nueva manifestación del "millón de personas" para mañana, domingo, bajo el lema: "Reza contra los opresores".

Esta alianza ha decidido que se levante una nueva acampada en la plaza Al Maskan, del barrio cairota de Heliopolis, en claro desafío a las advertencias de las autoridades de que van a desmantelar las concentraciones de los islamistas. La tensión se mantiene alta en Egipto, coincidiendo con la visita del subsecretario de Estado de EEUU, William Burns, quien llegó este viernes a El Cairo para tratar con las autoridades la actual situación.

En su segunda visita a Egipto desde el golpe militar que depuso a Mursi el pasado 3 de julio, Burns se reunirá este sábado con el ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Nabil Fahmy, entre otros. Para agravar la situación, el líder de la red terrorista Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, instó a los islamistas egipcios a abandonar la senda democrática, y acusó a EEUU y a los cristianos de Egipto de estar detrás del derrocamiento de Mursi.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00