Jueves, 06 de Octubre de 2022

Otras localidades

EEUU no descarta que sus soldados entren en combate contra el Estado Islámico

El plan de Obama incluye entrenar a 5.000 opositores moderados sirios

Combatientes del ejército iraquí, durante un entrenamiento.

Combatientes del ejército iraquí, durante un entrenamiento. / REUTERS/Alaa Al-Marjani

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha defendido la "guerra" contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, al subrayar que el grupo yihadista cuenta con "aspiraciones globales" y podría atacar territorio estadounidense. "El Estado Islámico tiene aspiraciones globales (...) si no les hacemos frente, amenazarán directamente nuestro territorio y a nuestros aliados", aseguró Hagel en una comparecencia ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado para explicar la estrategia del presidente estadounidense, Barack Obama, contra el grupo yihadista.

Más información

El máximo mando militar de EEUU, el general Martin Dempsey, ha asegurado en el Capitolio que recomendaría el despliegue de fuerzas de combate contra el Estado Islámico si la estrategia de bombardeos aéreos fracasara, abriendo la puerta al tipo de escalada que el presidente Obama rechaza tajantemente.

"Si alcanzamos el punto en el que crea que nuestros asesores deberían acompañar a las tropas iraquíes en ataques contra objetivos específicos del Estado Islámico, recomendaré eso al presidente", decía Dempsey en una comparecencia ante el Comité de Servicios Armados del Senado.

El despliegue de tropas de combate en Irak pondría a Obama en una situación muy delicada, después de insistir repetidamente en que los soldados de EEUU no entrarán al campo de batalla. En su discurso la semana pasada, Obama dijo que los "asesores militares" que envía a Irak, ayudarán a las tropas iraquíes y kurdas con entrenamiento, inteligencia y equipamiento. Pero descartó ir más allá. "Estas fuerzas de EEUU no tendrán una misión de combate. No nos veremos arrastrados a otra guerra sobre el terreno en Irak", dijo.

El general Dempsey y el secretario de Defensa, Chuck Hagel, estaban en el Capitolio para informar a los congresistas de los planes de la administración para acabar con el grupo terrorista. El plan incluye entrenar y equipar a 5.000 opositores sirios, armar una coalición internacional de 40 países y el despliegue de 1.600 militares de EEUU.

Preguntado sobre si está de acuerdo con la estrategia presentada por la Casa Blanca, Dempsey aseguró que "es la aproximación correcta" y añadió que EEUU está preparado para llevar a cabo bombardeos sobre Siria si es necesario.

"Esto no será un esfuerzo fácil o breve. Es complicado. Estamos en guerra con el Estado Islámico, como lo estamos con Al Qaeda. Pero destruir al Estado Islámico requerirá más que el esfuerzo militar por sí solo", reconocía Hagel.

Los congresistas no han quedado convencidos de que el plan pueda tener éxito; han expresado su temor de que EEUU se vea arrastrado a otra guerra y han cuestionado que 5.000 opositores logren acabar con más de 30.000 combatientes del Estado Islámico. "Cinco mil es un comienzo. Esto es parte de la razón por lo que este esfuerzo es a largo plazo", contestó Hagel.

En un tenso intercambio con el secretario de Defensa, el republicano John McCain le preguntó que hará EEUU si el ejército sirio bombardea a los opositores. "Nuestro objetivo es el Estado Islámico y eso es lo que amenaza a nuestro país", respondió. Cuando le presionaron, el secretario de Defensa añadió que los rebeldes "se defenderían a sí mismos" y que EEUU "les ayudaría".

McCain aseguró que si la administración no anticipa esa posibilidad es "un error fundamental en todo lo que están presentando a este comité".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?