Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El PP paraliza la investigación a Rato

Fuentes conservadoras aseguran que "ya no tienen competencias para actuar contra un particular"

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, durante su comparecencia en la Comisión de Economía para explicar la crisis bancaria. /

Los dirigentes populares piensan que con este escándalo ya no volverá a formar parte de su formación. Dicen que "está muerto para siempre". Aunque los que le defienden, piden que no le compare con Luis Bárcenas.

Fue pedir la suspensión cautelar de militancia y en el Partido Popular se cerró de forma automática la investigación de Rodrigo Rato. Desde Génova aseguran que es lo que se hace siempre pero no deja de ser llamativo.

Fuentes populares argumentan que "ya no tienen competencias para actuar contra un particular". Y confirman que al resto, a los doce afiliados que quedan, se les sigue manteniendo abierto un expediente informativo por el uso de la tarjetas opacas de Caja Madrid.

De esta forma, a Rato ya no le sancionará su partido. El Comité de Derechos y Garantías no puede hacerlo. Solo podría actuar en el caso de su actuación fuera contra los estatutos y él volviera a ser militante. Algo que muchos dirigentes del PP ya descartan por completo. Algunos cargos conservadores piensan que, con todo este escándalo, ya "ha muerto para siempre".

Hay quien recuerda el caso de Francisco Camps. Él dejó la presidencia de la Comunidad valenciana pero ya nunca fue repuesto en un cargo de peso dentro de la cúpula del PP por mucho que salió absuelto del juicio de los trajes.

En todo caso, todavía quedan personas dentro de las filas populares para quien Rato es "una institución". Creen que no se le puede poner a la misma altura que Luis Bárcenas. Defienden que el exvicepresidente de Aznar no es "ningún delincuente" y no se explican lo ocurrido porque, recuerdan, siempre ha manejado dinero y no tenía ninguna necesidad.

Al final, con todo este asunto, hay quien recalca que lo que ha conseguido Mariano Rajoy es "esquilmar" a todas las familias políticas que convivían en el PP y se ha quedado rodeado por un grupo de tecnócratas que capitanea Soraya Sáenz de Santamaría. Aznaristas, gallardonistas, y ahora los ratistas... Ya no le dan problemas. Habrá que ver, con las elecciones a la vista, que pasa con los aguirristas.

El Comité de Derechos y Garantías no podría sancionarle porque actualmente no es militante

Posada: "La decisión de Rato me parece razonable"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?