Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

La Audiencia Nacional ya investiga los contratos de Defex en Camerún y Arabia Saudí

El juez José de la Mata abre una pieza separada secreta por los supuestos contratos fraudulentos de la comercializadora de armamento que se extienden más allá del firmado con Angola, en contra de lo asegurado por la empresa que depende de la pública Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI)

Militares españoles en Afganistán cargan material en dos aviones Hércules del Ejército del Aire. /

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha decidido abrir una pieza separada, que permanece secreta, para investigar los contratos de la comercializadora pública de armamentos Defex con los países de Camerún y Arabia Saudí.

El pasado mes de mayo, la Cadena SER informó de que además del contrato inicialmente investigado con Angola, que motivó la apertura de las actuaciones, los investigadores sospechaban de al menos una decena más de contratos suscritos con Camerún y Arabia Saudí para la distribución de armamento en ambos países. En un comunicado, Defex se apresuró a afirmar que solo estaba en cuestión el contrato con Angola, rubricado en 2008, pero ahora el juez amplía las investigaciones.

El juzgado número cinco de la Audiencia Nacional abrió el año pasado la causa al detectar que Angola solo había recibido armamento por unos 50 millones, de un contrato por el que pagó 152,9 millones de euros. El resto del dinero fue evadido por los supuestos responsables por medio de una "compleja ingeniería financiera" que arrancaba en Luxemburgo, continuaba en Suiza y otros países de fiscalidad laxa, y se perdía en Singapur, que no colabora con España para ofrecer los datos de sus clientes.

Los principales sospechosos son, entre otros, Beatriz García Paesa, sobrina del espía Francisco Paesa; el coronel de infantería ya retirado Ángel María Larumbe, el presidente de Defex entre 1991 y junio de 2012, José Ignacio Encinas Charro; o el director general de Comercial Cueto 92, Juan Carlos Cueto.

Fuentes del caso Defex consideran "insólito" que Encinas Charro lograra mantenerse en la presidencia de la empresa dependiente de la SEPI durante más de 20 años y con cuatro presidentes de Gobierno distintos.

Sospechan que la empresa pública comercializadora de armas era "un nido de corrupción sin control con la garantía del Estado" que actuaba "en el ámbito de la comisión", al menos desde principios de la década de 2000.

Están convencidos de que "sobredimensionaban el coste de los equipamientos a exportar entre un 200 y un 300 por ciento" para repartirse mordidas millonarias en colaboración con funcionarios corruptos de los países a los que vendían las armas.

Ni rastro del "Kin" de la trama

La Guardia Civil no ha logrado identificar al "Kin" –supuestamente el 'King', rey en inglés–, al que la trama de venta de armas en la pública Defex transfirió una comisión de tres millones de euros solo por el contrato de Angola.

En su informe entregado recientemente al juez de la Mata sobre las entradas y registros practicados a la decena de sospechosos el año pasado, los agentes de la Unidad Central Operativa de la Benemérita no han podido determinar su identidad.

Los investigadores sospechan que el "Kin" es el 'mister X' del entramado. El expresidente de Defex, Encinas Charro, fue interrogado por los investigadores en su comparecencia ante el juez Ruz y se negó a ofrecer su identidad. Se limitó a afirmar que "eso son palabras mayores". Tampoco el imputado responsable de Comercial Cueto, Juan Carlos Cueto, ni Beatriz, la sobrina del espía Francisco Paesa, quisieron desvelar quién es el "Kin" de Defex, a pesar de que un correo electrónico cruzado entre ambos revela que saben de quién se trata.

Los supuestos responsables están imputados por delitos de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, contra la Hacienda Pública, cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?