Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

HOY POR HOY | 8-M HOY POR HOY | 8-M Sigue el programa especial de Àngels Barceló desde el Hospital Gregorio Marañón en homenaje a todas las sanitarias
OPERACIÓN FRONTINO

El relato del testigo clave

Un alto directivo de Acuamed intentó por todos los medios informar al consejo de administración de la empresa pública y al Ministerio de Agricultura de las irregularidades en las contrataciones de la empresa estatal. Acuamed no solo no actuó, sino que le despidió. Tuvo que acudir a la Fiscalía y su testimonio ha sido decisivo para destapar la trama corrupta. Este es su relato, según fuentes jurídicas de la Audiencia Nacional

Los delegados de Acuamed en Murcia y Valencia, J.M.G. y P.M.M., respectivamente, figuran entre la decena de detenidos por la Guardia Civil en la operación contra el fraude en contratos de esta empresa pública, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. En la imagen, las oficinas en la capital valenciana

Los delegados de Acuamed en Murcia y Valencia, J.M.G. y P.M.M., respectivamente, figuran entre la decena de detenidos por la Guardia Civil en la operación contra el fraude en contratos de esta empresa pública, dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. En la imagen, las oficinas en la capital valenciana / Kai Försterling (EFE)

La Operación Frontino, que investiga delitos de cohecho, malversación, prevaricación, fraude y organización criminal entre otros por las adjudicaciones de al menos seis proyectos por parte de la sociedad pública Acuamed, ha estallado esta semana, pero las irregularidades fueron detectadas hace ya dos años, sin que nadie las atajara.

Fue Francisco Valiente, entonces director de Construcción de Acuamed, quien advirtió las supuestas operaciones fraudulentas e intentó hacerlas llegar por todos los medios a los distintos responsables de la empresa pública y también al Ministerio de Agricultura, pero nadie hizo nada al respecto.

Valiente ha confirmado todos los extremos de su relato que ha permitido desarticular el entramado corrupto, tanto a la Fiscalía Anticorrupción como al juez Eloy Velasco. Según fuentes jurídicas de la Audiencia Nacional, su relato es el siguiente.

El director de Construcción de Acuamed, Francisco Valiente, detecta a principios de marzo de 2014 las operaciones bajo sospecha. Indaga sobre las mismas y halla graves irregularidades además de actividades negligentes en la ejecución de determinados proyectos hídricos. En esos primeros días de marzo de 2014 intenta hacer llegar estas evidencias a altos cargos de Acuamed, así como a personalidades del Ministerio de Agricultura, y nadie actúa al respecto.

El 31 de marzo de 2014 envía un requerimiento notarial dirigido a la secretaria del consejo de administración de Acuamed con todas las actuaciones supuestamente ilegales detectadas. Un requerimiento del que levanta acta el notario Ignacio Martínez-Echevarria y Ortega a las 17:15 horas de ese 31 de marzo.

La secretaria del consejo, Isabel Bonelli, no se encontraba presente y en su lugar, según el acta, atienden al notario el director financiero de Acuamed, Carlos Anibarro y el director jurídico y abogado del Estado, Javier Moya. Tras examinar la carta, ambos declinan hacerse cargo de la célula de notificación notarial.

En la mañana del 2 de abril, la secretaria del consejo de Acuamed recoge finalmente el requerimiento notarial y lo eleva a la reunión del consejo de administración que tiene lugar esa misma tarde. Según el relato del testigo clave al juez Velasco, el consejo decide no analizar el grueso requerimiento notarial que contenía la denuncia de Francisco Valiente. En cambio, adopta una decisión sorprendente: el despido de forma unilateral del directivo denunciante.

Francisco Valiente mantuvo conversaciones y remitió correos electrónicos a altos cargos del Ministerio de Agricultura, sin que nadie adoptara decisión alguna. Finalmente, acudió a la Fiscalía Anticorrupción.

El presidente del consejo de administración de Acuamed, Pablo Saavedra, afirmó ayer que la presentación de la denuncia no fue motivo para la destitución de Francisco Valiente, sino que el despido fue anterior. El relato del directivo al juez Velasco es justo el contrario. Saavedra también afirmó ayer que desecharon la denuncia de Valiente y decidieron no actuar al carecer de relevancia penal. Por esa misma denuncia, el juez Velasco ha detenido a 13 personas, entre ellas a la cúpula de Acuamed y empresarios que recibían adjudicaciones, por delitos relacionados con la corrupción.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?