Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

LOS PAPELES DE PANAMÁ

El gran gestor de patrimonios ocultos en Suiza utilizó el despacho Mossack Fonseca para esconder a sus clientes

Arturo Fasana creó al menos siete empresas pantalla a través del despacho panameño para ocultar la identidad de sus clientes y evitar el pago de impuestos, según el sumario de la Gürtel. Arturo Fasana gestionó por medio de la cuenta Soleado en Suiza el patrimonio millonario de medio centenar de importantes clientes españoles, la mayoría de cuyos nombres se desconocen

Logo de la compañia Mossack Fonseca  en sus oficinas en Hong Kong

Logo de la compañia Mossack Fonseca en sus oficinas en Hong Kong / BOBBY YIP (REUTERS)

El bróker suizo Arturo Gianfranco Fasana utilizó de forma habitual los servicios del despacho Mossack Fonseca, investigado en los papeles de Panamá, según se desprende de la documentación del sumario del caso Gürtel.

Entre los años 2005 y 2008 requirió los servicios del bufete panameño para constituir al menos siete sociedades, como Golden Chain, Telpy, Mall Business o Roseport Holdings entre otras, vinculadas a varios de los principales implicados en la trama como el líder de la Gürtel, Francisco Correa, o su lugarteniente Pablo Crespo.

Según la documentación del sumario, Fasana contactaba con Mossack Fonseca y con un primer pago de tan solo 250 dólares ordenaba la creación de una sociedad offshore en Panamá, colocándose él mismo en la mayoría de ocasiones como presidente de la firma. Era tan solo un testaferro para ocultar la verdadera identidad del beneficiario de la empresa pantalla. Las cuentas en Suiza eran abiertas entonces a nombre de la sociedad ficticia, que escondía al titular real. No obstante, tal y como declaró Fasana en 2009 ante el juez Pedreira, los bancos suizos con los que operaba, como el HSBC o Credit Suisse, conocían esta práctica y también las identidades de los beneficiarios reales.

En su comparecencia como imputado, Arturo Fasana explicó que operaba con Mossack Fonseca porque este despacho era más barato que el resto para la creación de sociedades ficticias e impelido por la aprobación de la Directiva Europea de Ahorro de 2005, que solo eximía del pago de la mayor parte de impuestos en países como Suiza a las empresas extracomunitarias. De ahí que a partir de aquel año Panamá y bufetes como Mossack Fonseca obtuvieran un gran volumen de negocio: se disparó la demanda de creación de sociedades pantalla en Panamá o el Caribe para evitar el pago de impuestos y dificultar las investigaciones.

Según las actuaciones del caso Gürtel, Francisco Correa utilizó la panameña Golden Chain para realizar pagos y desviar millones a la cuenta Soleado que gestionaba en Suiza el bróker Arturo Fasana. En esa cuenta, Fasana llegó a dirigir el patrimonio multimillonario de 32 personas físicas y 20 sociedades españolas. Se conocen pocos nombres de esas al menos 52 grandes fortunas españolas que evadieron su capital a Suiza. Solo los vinculados a la Gürtel, como el propio Correa o el presidente de Martinsa, Fernando Martín. Cuando la Fiscalía de Suiza ordenó el bloqueo de la cuenta Soleado, contenía algo más de 300 millones de euros de esos grandes clientes españoles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?