Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

El Partido Popular ve más cerca la investidura de Mariano Rajoy

En público, los populares muestran un "respeto absoluto" por las cuestiones internas del PSOE. Y, en privado, confiesan "su preocupación" porque esta crisis no es "nada buena" para España. Pero todos están pendientes de si los socialistas cambian su voto en contra por una abstención de modo que se pueda celebrar una investidura in extremis

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy / ()

En el PP están "preocupados". Dicen que "no brindan" por la crisis interna de los socialistas porque lo que está ocurriendo "no es bueno" para España. No desean que el PSOE "se rompa" y eso beneficie a Podemos. Este jueves Mariano Rajoy no tiene ningún acto y entre los populares impera la ley del silencio: "La lógica recomienda no hablar ahora", dice un alto cargo conservador para explicar que no hay declaraciones oficiales.

Tras el 25-S, Rajoy no quiso hablar de las primarias, ni del Congreso. Sólo expresó su "respeto". No le gusta hablar de las cuestiones que son propias de otros partidos. Por eso, ahora, desde la dirección nacional conservadora piden "prudencia" a los suyos. No quieren que nadie adelante acontecimientos.

Pero ya hay muchos populares que sólo ven en la salida de Pedro Sánchez, la forma de que se desbloquee la situación política. Esperan que haya una investidura in extremis y se puedan evitar unas terceras elecciones. También lo necesitan para animar a sus filas, muy pendientes de que se forme Gobierno.

Por eso, cruzan los dedos. Esperan que Rajoy acuda a la Cumbre Iberoamericana (a finales de octubre) ya como presidente, dejando atrás el "en funciones" que arrastra desde hace tantos meses.

En el PP consideran que, ocurra lo que ocurra, esta guerra pasará una importante factura al PSOE porque el daño está hecho. Creen que han salido "tantos trapos sucios" que las secuelas permanecerán durante mucho tiempo. Hay quien opina que a Sánchez su "no" se le ha vuelto en contra y ahora los suyos se lo están devolviendo.

Además, los populares están pendientes de, si al final, se monta o no gestora y de quién se pondría al frente, conscientes de que, si ese momento llega, de ahí saldrá la abstención que necesitan. Y saben que en las filas socialistas nadie querrá quedar marcado por haber adoptado esa decisión que supone dejar a Rajoy en la Moncloa. Pero en el PP temen que, en el último minuto, a cambio de una abstención, el PSOE pida la cabeza de Rajoy: "Eso no se va a aceptar", señala un diputado. Antes el PP prefiere ir a terceras elcciones. Saben que ganarían de nuevo e incluso con mejores resultados.

De todas formas, entre los conservadores algunos no lo tienen todo tan claro. Creen que no se debe cantar ya victoria y tener cuidado. Opinan que Sánchez resiste: "No se va ni con forceps", comenta un parlamentario del PP. Varios cargos populares piden esperar a ver si el sábado hay comité federal y qué sale de esta cita.

Para la mayoría de los populares el responsable de la estocada final ha sido Felipe González porque, a diferencia, de José María Aznar, sí tiene predicamento en su partido. Recuerdan como el presidente de FAES acudió el 21 de diciembre de 2015 al Comité Ejecutivo Nacional de PP a pedir un congreso para elegir un líder, justo tras perder la mayoría absoluta. Pero opinan que sus críticas ya no tienen efecto porque él solo logra que todos hagan piña con Rajoy.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?