Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Jordi Pujol Ferrusola: "900.000 euros en una bolsa en billetes de 500 ocupan poco"

La última declaración ante el juez de Jordi Pujol Ferrusola antes de su ingreso en prisión

Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del expresidente catalán, cuando fue a comparecer por tercera vez en la Audiencia Nacional / ()

Fue como escuchar a "un charlatán de feria", según fuentes presentes en el interrogatorio a Jordi Pujol Ferrusola el pasado 25 de abril, a cuyo término el juez instructor José de la Mata ordenó su ingreso en prisión. Estuvo trufado de contradicciones en las explicaciones del primogénito del expresident de la Generalitat. No acertó a explicar y demostrar la licitud el origen de los millonarios fondos en efectivo que ingresaba en sus cuentas en Andorra, en las de sus hermanos, o distribuía en hipotéticas inversiones por todo el mundo. Quedó indiciariamente demostrada la existencia de una estructura internacional de blanqueo en la que Jordi Pujol Ferrusola ocupaba el vértice de la “organización criminal” familiar, y corroboró la presencia de una nutrida red de testaferros en México, Andorra, Estados Unidos, Paraguay, Argentina o Panamá. También quedó acreditado que desde el inicio de las investigaciones en su contra, a partir de diciembre de 2012, ejecutó un proceso de ocultación de información y evidencias que le implicaban, y descapitalizó todos los activos patrimoniales y financieros que se le podían atribuir. Ese comportamiento, descubierto en el último informe de la UDEF al mover cerca de 30 millones de euros desde 2012, ha sido el definitivo para que el magistrado ordenara su ingreso en prisión incondicional.

Durante el interrogatorio, Jordi Pujol Ferrusola explicó algunas de las mecánicas para la percepción de ingresos en Andorra. Sostiene que gracias a un negocio, del que no hay constancia documental, recibió 900.000 euros en el Principado del empresario mexicano Bernardo Domínguez Moreno. No se los dio directamente él, sino “un tercero” al que “no conocía” y a quien identificó “mediante una clave” como si se tratara de una película de espías. “De qué forma le entregó el dinero”, preguntó la fiscal Belén Suárez. “En una bolsa”, contesta Jordi Pujol. “En billetes de 500 ocupan poco”, remarca el imputado.

Jordi Pujol Ferrusola, junto a todos sus hermanos, está imputado en este procedimiento, y admite que era quien repartía los fondos en las cuentas que todos ellos tenían en Andorra. Pero sin hablar directamente. “Ni en reuniones ni por teléfono”, precisa el primogénito del expresident, quien ejecutaba una transferencia o se desplazaba al Principado para hacer el ingreso del reparto familiar en efectivo.

Jordi Pujol Ferrusola también habla de su hermano Oriol, exsecretario general de Convergència y exportavoz en el Parlament. Sostiene que cuando estalló el escándalo de que la familia disponía de cuentas en Andorra, Oriol le entregó el millón de dólares que guardaba en ese país porque “no quería saber nada” del dinero, ya que “contaminaba” su carrera política.

La acusación preguntó a Pujol Ferrusola por qué la familia ingresó inicialmente ese dinero sin declarar en Andorra, y la respuesta de júnior fue que querían “que siguiera siendo opaco” por la inestabilidad política en España. “No olvidemos”, añade Pujol, “que a principios de los 80 tuvimos un simulacro de golpe de Estado” y su abuelo decidió que continuara allí.

El primogénito del expresident insiste en la versión de que el origen de la fortuna familiar procede de la herencia de su abuelo Florenci. Explica que su abuelo “tenía divisas” en el extranjero, por los “tics de la guerra”. Y revela que lo pasó directamente a sus nietos, en lugar de a su hijo Jordi Pujol i Soley, porque “no confiaba en él”. El abuelo creía que “la deriva política” de su hijo sería “un desastre”.

A lo largo del interrogatorio, tanto los fiscales Belén Suárez y Fernando Bermejo, como el juez José de la Mata, observaron numerosas contradicciones. El magistrado llegó a espetarle, que sus explicaciones eran extrañas.

Jordi Pujol Ferrusola no solo nunca pagó impuestos en España por su fortuna en el extranjero sino que también escamoteó los impuestos a Andorra. Durante el interrogatorio, la fiscala le pregunta que para qué se constituyó la Fundación Copeland y Jordi Pujol junior responde claramente que “para poder gestionar los fondos que tenía en la BPA [Banca Privada de Andorra] de un modo distinto, sin pagar impuestos a Andorra”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?