Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Más de 1.500 refugiados rescatados en el Mediterráneo central

A bordo del Golfo Azzurro frente a la costa libia

Naufrago recogido del agua y muy debilitado. /

Aguas internacionales frente a Libia

Más de 1.500 refugiados fueron rescatados ayer frente a la costa libia en una nueva operación masiva de salvamento en la que participaron media docena de ONG y dos guardacostas italianos. Lamentablemente, dos refugiados murieron ahogados y otros dos viajaban a Italia en estado muy crítico.

El primer bote de goma fue detectado por el Golfo Azzurro, de Proactiva Open Arms, a las cuatro de la mañana. Una hora después los dos equipos de salvamento empezaban el trasvase de 112 náufragos al buque nodriza, entre ellos ocho mujeres, un niño de dos años y una bebé de veinte días llamada Fátima, originaria de Guinea Conakry, todos de origen subsahariano.

Muchos de ellos fueron desembarcados mojados y con olor fuerte a gasolina aunque ninguno presentaba quemaduras por culpa de la combustión del carburante y el agua. Mientras unos náufragos saltaban de alegría, cantaban y se abrazaban a sus compañeros en la cubierta del Golfo Azzurro, otros se arrodillaban y rezaban dando gracias por haber sido rescatados. Media docena lloraban desconsoladamente y eran incapaces de pronunciar una sola palabra absorbidos por la emoción.

Una mujer reza nada más ser sacada de uno de los botes de goma / GERVASIO SÁNCHEZ

Uno de ellos llevaba una camiseta del Real Madrid y a la altura del escudo había escrito un número teléfonico en tinta ideleble. "Es el número de mi familia y lo he escrito por si me ahogaba y encontraban mi cuerpo en medio del mar", comentó muy emocionado.

El segundo bote fue localizado dos horas después a la deriva. La totalidad de los ocupantes, salvo dos, eran hombres entre los que había 29 menores. A las diez de la mañana se habían recogido 243 náufragos. En apenas cinco horas el barco había rescatado a la mitad de los refugiados que puede transportar en su cubierta hasta Sicilia.

En el radar del Golfo Azzurro empezaron a aparecer muchos puntos móviles que podían ser botes a la deriva. Las tripulaciones de las dos lanchas rápidas tuvieron que recorrer entre ochenta cien millas náuticas (casi la distancia entre Barcelona y Mallorca) con el objetivo de confirmar si se trataba de botes con refugiados o pesqueros en aguas juridisccionales del país africano.

Un barco de la guarda costera de Italia se presentó en la zona y se encargó de recoger los ocupantes de otro bote con 140 refugiados. Los militares llegaron gritando con autoparlantes y pusieron nerviosos a los refugiados que ya había sidos tranquilizados por miembros de Proactiva Open Arms. Los italianos indicaron a los socorristas españoles que se separasen del bote de goma utilizando una terminología autoritaria.

La actitud de los militares poco tiene que ver con el comportamiento de los socorristas de las ONG, que intentan tranquilizar a todos los ocupantes de los botes en el primer contacto antes de repartir los chalecos salvavidas.

Uno de los barcos de rescate, perteneciente a una ONG alemana, pidió ayuda después de rescatar a media docena de náufragos del agua, uno de ellos con la clavicula rota. Una de las lanchas de la ONG de Badalona consiguió llegar cerca de la nave que se encontraba en aguas libias. Tras indicársele que estaba violando la juridiscción libia, el capitán maniobró y abandonó territorio libio antes de ser descubierto por un guardacosta de ese país.

Los socorristas de la lancha española se subieron al barco y hicieron una valoración médica. Seis refugiados varones tenían puestas una vía intravenosa. Las condiciones de la pequeña nave de salvamento no eran las más idóneas para viajar veinticuatro horas hasta Italia. Fueron trasladados a otro barco mejos acodicionando.

Náufrago con la clavícula rota / GERVASIO SÁNCHEZ

A las ocho de la tarde el Golfo Azzurro inició el regreso a Italia con 497 refugiados, entre ellos 55 mujeres, 16 menores de diez años y 91 entre diez y dieciocho años. Todos, salvo un egipcio, eran subsaharianos. Misión cumplida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?