Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Las 'midterm': examen a la legislatura de Trump con gran afluencia de votantes

Si había dudas sobre el carácter de referéndum sobre Trump, el propio presidente se ha encargado de enmarcar los comicios en clave de plebiscito sobre su mandato

Donald Trump en su mitin en Missouri, este lunes / ()

Los estadounidenses han acudido este martes a las urnas en medio de un agitado clima político que ha convertido las legislativas en un referéndum sobre el presidente Donald Trump, y en la que se vaticina una participación mayor de la habitual. La fuerte polarización política que vive Estados Unidos bajo la presidencia de Trump, quien despierta igual pasión entre defensores y detractores, apunta a una mayor participación de los ciudadanos.

La meteorología recibió a los votantes en la costa este, la zona más poblada del país, con fuertes tormentas que no frenaron el interés de los ciudadanos antes unas elecciones que casi todos coinciden en señalar como cruciales.

"La verdad es que en esta ciudad hay que esforzarse para encontrar un tema en el que tu voto pueda marcar la diferencia", ha explicado Sarah Combs, originaria del este de EEUU pero que lleva cinco años viviendo en San Francisco (California). "Al final, lo que más me ha motivado a ir a las urnas es mandar un mensaje de rechazo a Donald Trump. Demostrar que somos millones y millones los que nos oponemos a sus políticas y actitudes reaccionarias", ha añadido Combs.

Históricamente, las elecciones de mitad de mandato suelen contar con una menor participación de los votantes que las presidenciales (45% frente a 63%), al movilizar menos a los ciudadanos.

En Texas, por ejemplo, se espera que la participación haya alcanzado un récord, puesto que cuenta con 12 millones de votantes registrados y en el período de voto anticipado ya habían depositado sus papeletas 4,8 millones, una cantidad superior a todo el ciclo electoral de 2014, según cifras de la Secretaria de Estado.

En el estado sureño, el segundo más poblado de EEUU tras California y tradicionalmente republicano, la contienda más disputada es la de senador, en la que el republicano Ted Cruz se enfrenta a Beto O'Rourke, una de las jóvenes figuras en ascenso dentro del Partido Demócrata.

Si había dudas sobre el carácter de referéndum sobre Donald Trump, el propio presidente se ha encargado de enmarcar los comicios en clave de plebiscito sobre su mandato y el movimiento que, repite sin descanso, volverá "a hacer a Estados Unidos grande nuevo". "La gente solía no preocuparse sobre las aburridas elecciones de mitad de mandato. Ahora son como lo más importante", afirmó el mandatario este lunes en un acto de cierre de campaña en Misuri.

"En cierto modo", recordó, "yo estoy en la papeleta de voto". Sin embargo, lo cierto es que en las opciones electorales no aparece por ningún lado el nombre del magnate neoyorquino.

En ellas, se renovarán la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, ambas actualmente en manos de los republicanos. Las encuestas apuntan un incierto resultado electoral, por lo que pronostican una larga noche antes de conocerse la nueva composición del Congreso. Los sondeos dibujan un panorama favorable para los demócratas en la Cámara de Representantes, donde necesitan ganar 23 escaños para recuperar una mayoría que los republicanos han ostentado desde 2011. En el Senado, por el contrario, el mapa es mucho menos favorable para los progresistas, donde tienen que defender más asientos que los republicanos, y en estados especialmente conservadores.

Actualmente, los republicanos tiene una mayoría de 51 a 49 en la Cámara Alta, y los sondeos apuntan a que la mantendrán. Además de las legislativas, los ciudadanos de 36 estados están llamados a elegir a sus gobernadores.

Donald Trump se ha volcado en las elecciones legislativas con una agenda cargada de mítines y un discurso basado en el miedo a los inmigrantes, a los que vincula con una mayor criminalidad, y en los que no deja oportunidad en destacar el buen momento económico que vive el país.

Los republicanos no dejan de repetir que de imponerse los demócratas, volverán las sombrías perspectivas económicas y advierten incluso de la llegada del socialismo. Los demócratas, que han recurrido a pesos pesados como el expresidente Barack Obama, replican que son las elecciones "más importantes" de los últimos años. En la misma línea, la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, quien perdió las elecciones de 2016 frente a Trump, ha instado a los ciudadanos a salir para "decir basta" y frenar "el radicalismo, la intolerancia y la corrupción" que, a su juicio, han caracterizado al actual inquilino de la Casa Blanca.

Estas son las ocho contiendas más importantes:

1. El estado de Texas

El senador republicano Ted Cruz y el candidato demócrata Beto O'Rourke protagonizan una de las campañas que más expectación ha generado a nivel nacional. Los texanos votan a conservadores para la Gobernación, el Senado y la Presidencia desde 1994; el escaño que ahora defiende Cruz es republicano desde 1993.

2. Virginia occidental

En la pelea por un escaño en el Senado por Virginia Occidental, el demócrata moderado Joe Manchin defiende el puesto ante el fiscal general estatal, el republicano Patrick Morrisey, un defensor del influyente sector del carbón. El asiento de Manchin es demócrata desde 1959, aunque Virginia Occidental es cada vez más conservadora. Manchin se ha unido a los republicanos en múltiples votaciones; la más reciente, la confirmación del juez del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh, que fue acusado de abusos sexuales.

3. Dakota de norte

La senadora demócrata Heidi Heitkamp se enfrenta a una derrota casi segura frente al republicano Kevin Cramer. Heitkamp, que representa al conservador estado de Dakota del Norte en el Senado desde 2013, iba por delante en las encuestas hasta que votó en contra de la confirmación como juez del Tribunal Supremo de Kavanaugh, una decisión que la convertió en un símbolo progresista, pero le valió la condena de la mayoría republicana. Tras votar contra Kavanaugh, recibió donaciones por valor total de 12,5 millones desde todo el país, pero no ha sido suficiente.

4. Florida

El demócrata Andrew Gillum, actual alcalde de la capital de Florida, Tallahassee, podría convertirse en el primer gobernador afroamericano de ese estado si vence al republicano Ron DeSantis, que está solo unos puntos por debajo de él en los últimos sondeos. Gillum ha recibido el apoyo del expresidente Barack Obama y hace gala de unos ideales progresistas similares al senador Bernie Sanders, símbolo del ala más progresista de los demócratas.

5. Nueva Jersey

El republicano Bob Hugin aspira a arrebatar al senador demócrata Bob Menéndez el escaño que ocupa desde 2006 en la Cámara Alta. Menéndez lidera las encuestas por solo unos puntos, pero sufrió un fuerte golpe a su popularidad tras enfrentarse en 2017 a un juicio por corrupción, que fue declarado nulo. Nueva Jersey no elige a un senador republicano desde 1972, pero Hugin cree que las lluvias que azotan el este y sur de EE.UU. jugaran a su favor. "Está lloviendo fuera, ¿verdad? Es tiempo republicano", ha dicho.

6. Arizona

Una de las contiendas más reñidas es la de la republicana Martha McSally y la demócrata Kyrsten Sinema, quienes buscan ocupar el puesto que ha dejado vacante el senador conservador Jeff Flake, quien anunció su retiro tras sus desavenencias públicas con Trump. McSally es una exmilitar que trabajó para las Fuerzas Aéreas de EE.UU. entre 1988 y 2010, llegando a tener el rango de coronel; mientras que Sinema pasó de ser una activista en el Partido Verde a convertirse en una demócrata moderada con posturas conservadoras en algunos temas migratorios.

7. Georgia

Stacey Abrams, candidata demócrata a la gobernación de Georgia, podría convertirse en la primera gobernadora afroamericana de la historia de EEUU si derrota al republicano Brian Kemp, acusado de haber usado su posición como secretario de Estado de Georgia para suprimir el voto de las minorías. La popular presentadora estadounidense de televisión Oprah Winfrey participó en dos actos de campaña para ayudar a Abrams.

8. Nueva York

Alexandra Ocasio-Cortez, la candidata demócrata a la Cámara de Representantes por el distrito 14 de Nueva York, podría convertirse a sus 28 años en la representante más joven del Congreso si derrota al republicano Anthony Pappas. Ocasio-Cortez, hispana criada en el barrio neoyorquino del Bronx, se define como "demócrata-socialista" y tiene la victoria casi asegurada porque los demócratas han ganado este distrito desde 1993.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?