Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

"La vida es un chiste sobre el que hay que decidir si te ríes o te ofendes"

Entrevista a Rafa Frías, autor del blog 'Viajes con Humor'

Rafa Frías nunca sale de casa sin una sonrisa encima. /

Todas las guías turísticas incluyen anécdotas históricas, reseñas de museos, trucos para ahorrar dinero y, por supuesto, recomendaciones sobre dónde comer. Pero, quizá confiando en que viene de serie, no suelen prestarle mucha atención a las sonrisas. Un síntoma de diversión que para Rafa Frías es fundamental.

El autor del blog Viajes con Humor empezó viajando para hacer reír y ha acabado hablando de lo que le hace reír en sus viajes. Una actitud que ya ha convertido en modus vivendi y que puede acabar inspirando escapadas a Jaén, a China o a alguna de las capitales del monólogo. La risa sirve incluso para sobreponerse a situaciones tan desagradables como que te roben la cartera durante tus vacaciones o que te pierdan las maletas en el viaje de ida: "La vida es un chiste sobre el que hay que decidir si te ríes o te ofendes".

¿Por qué 'Viajes con humor'?

El proyecto nace de tres pasiones: viajar, el humor y el mundo del emprendimiento. Tras varios años viajando por España participando en concursos de monólogos y visitando pueblos del norte, sur, este y oeste, surgió la idea de crear un espacio web donde hablar de mis viajes en general y de aquellos destinos que podemos visitar por su patrimonio, gastronomía o naturaleza, pero también por sus eventos en honor a la risa.

¿Cuál es la filosofía de la web?

Contar de forma divertida y amena mis experiencias viajeras para promocionar destinos y servicios turísticos de una forma diferente, compartir consejos para otros viajeros, descubrir nuevos rincones y, en definitiva, trasladar la idea de viajar siempre con una sonrisa en la cara. ¡Que eso abre muchas puertas!

Muchos guías turísticos son auténticos humoristas. ¿Recuerdas alguno en especial?

Pues sí. En Dublín hice un 'free tour' con un chico madrileño que estaba estudiando allí y era un auténtico personaje. La visita se hizo muy amena y puede ser de los 'free tour' que he realizado el que más he aprendido y más atento estuve. Al igual que el resto de viajeros.

Rafa Frías, tentando a la suerte en una carretera marroquí. / VIAJES CON HUMOR

En Berlín descubrí una agencia de visitas guiadas cómicas en las que el guía iba interactuando y haciendo comedia en vivo con los viajeros. No pude reservar para hacer el tour, pero sí que vi al guía corriendo detrás del autobús con un micrófono, mientras se veían las carcajadas de los viajeros a través de los cristales del bus.

¿Qué es lo más divertido que te ha pasado viajando?

Ufff. Difícil pregunta. Seguramente lo más divertido ha tenido que ver con el tema de los idiomas. Cuando estuve viviendo en Polonia, por ejemplo, las primeras semanas eran un espectáculo para hacer la compra o para preguntarle a una señora mayor del bloque en el que vivía donde había que tirar la basura. Yo creo que en esa época desarrollé la capacidad de mímica que luego me ha servido de recurso en mis actuaciones.

Al humor también hay que alimentarlo. / VIAJES CON HUMOR

¿Alguna anécdota viajera con la que te rías de ti mismo?

Suelo pecar de algo 'typical Spanish', como es hablar en español en un país extranjero con algún amigo delante de todo el mundo, pensando que nadie te entiende… hasta que hay alguien que te entiende. La única manera de salir de ahí es con otro gran recurso como es: "Jeje, era broma. Y sí, esta es mi parada".

¿Cuáles son tus referentes en el humor?

Todos los compañeros cómicos que se suben a un escenario a tratar de hacer reír con sus creaciones. Cada cual defendiendo su estilo y producto y eso hay que valorarlo. Pero más allá de eso, si me preguntas por cómicos reconocidos, me gustan mucho Dani Rovira, David Broncano, Berto Romero, Buenafuente, Goyo Jiménez…

¿Has podido hablar de viajes con alguno de ellos?

Con Goyo tuve la suerte de poder coincidir en un evento y me contó su predilección por viajar a destinos exóticos y cuál iba a ser su viaje de recién casado, lo cual quedó reflejado en esta entrevista:

Algo habrá que no te guste de viajar...

¡Madrugar! Eso y pasar el control de seguridad de los aeropuertos. Sé que lo llevo todo en orden y que no cometo ningún infracción pero… ¿y si se cumplen las profecías de mi madre y alguien me ha metido algo en la maleta? Esa duda siempre queda.

¿Qué viaje marcó un antes y un después en tu relación con los viajes?

Más que un viaje fue un cambio de residencia, pero siempre digo que 2011 fue un año en el que cambiaron muchas cosas en mi vida y en particular descubrí mi pasión por viajar. ¿Y que pasó ese año? Pues que viví 10 meses en Polonia gracias a una beca Erasmus y eso, sin duda, te acaba marcando. Allí, además de descubrir un país del que soy fan absoluto, apareció, así de pronto, casi sin esperarlo, mi pasión por viajar. Y desde entonces, no puedo estar más de dos semanas sin hacer una escapada. Aunque sea al pueblo de al lado.

¿También recurres al humor cuando te han robado, te han perdido las maletas o te has quedado en tierra por 'overbooking'?

Yo hace tiempo que me di cuenta de que la vida es un chiste, sobre el que hay que decidir si te ríes o te ofendes. Y como la risa tiene más efectos positivos comprobados que la ofensa, intento que sea lo que impere en mi día a día. Así que sí, ante cualquier situación adversa no prevista durante un viaje, intento tomármelo con humor, porque una vez que estás jodido, poco arreglas amargándote. Eso no quita que en alguna que otra ocasión haya una primera fase de maldiciones e improperios antes de la fase de risas…

¿Cuáles serían los tres destinos 'must' para un amante de la comedia?

Madrid, sin duda, por la amplia variedad de shows y espectáculos que puedes encontrar; Granada porque además de lugares donde poder disfrutar de espectáculos de monólogos, hay un movimiento creciente de compañías de teatro de improvisación, ofreciendo una nueva variedad cómica a la oferta de espectáculos; y Santa Pola, por ser de las primeras ciudades a las que fui a un concurso de monólogos y donde continúan organizándolo con un nivel de calidad y detalle que lo convierten en uno de los mejores de España. Además siempre puedes volver en verano para disfrutar de la playa y de un buen arroz negro.

Si te tocase la lotería, ¿qué viaje harías?

Si me tocase la lotería ¿¡qué viaje no haría!? Siempre he dicho que si me tocase la lotería me pegaría una vuelta al mundo sin fecha de regreso. Yo lo voy avisando con tiempo por si las bolitas del bombo deciden darme una alegría.

¿Qué tres destinos poco conocidos hay que visitar antes de que sea demasiado tarde?

Polonia siempre, toda ella en su conjunto; Jamaica por su historia, música y naturaleza; y la provincia de Jaén, tradicionalmente territorio de paso, os invito a parar y descubrir sus pueblos, patrimonio, paisajes, castillos, gente y sobre todo, su aceite de oliva virgen extra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?