Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Los acusados

Violencia o ambiente festivo: las claves de las testificales de la rebelión

Diego Pérez de los Cobos y Montserrat del Toro han declarado sobre las dos fechas clave de la supuesta rebelión

En los próximos días declararán altos mandos de los Mossos que defenderán la actuación del cuerpo

Cadena SER

Esta semana el tribunal que juzga el procés independentista ha escuchado varios testimonios clave de cara a dilucidar si hubo o no hubo violencia y un delito de rebelión entre septiembre y octubre de 2017 en las calles de Catalunya. El coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, acusó a la jefatura de los Mossos d'Esquadra de no hacer nada por evitar el referéndum del 1-O y Montserrat del Toro, funcionaria del juzgado 13 de Barcelona, explicó su experiencia durante los registros de la operación Anubis el 20 de septiembre de 2017, los dos epicentros de la acusación por rebelión. 

El dispositivo de los Mossos

La Fiscalía cree que Joaquim Forn dio órdenes políticas a los Mossos d'Esquadra para que fuesen permisivos con el referéndum ilegal del 1-O y ha sido el operativo de la policía autonómica catalana el que se ha llevado las peores críticas por parte de Diego Pérez de los Cobos: "Por parte de la jefatura de los Mossos se activó un sistema de actuación policial más encaminado a facilitar la celebración del referéndum ilegal que a impedir su cumplimiento", explicó el martes.

En los próximos días, el tribunal podrá escuchar testimonios que, al menos en lo tocante a la policía autonómica catalana, irán en dirección contraria: Manel Castellví y Emili Quevedo, altos mandos de los Mossos d'Esquadra, que aunque en su declaración en instrucción fueron críticos con la postura de Carles Puigdemont negaron tajantemente haber recibido ni aceptado ninguna orden política en ese sentido: "No la hubiésemos aceptado", dijeron.

Trapero y Laplana

Los dos nombres más pronunciados en estas dos testificales pertenecen a dos personas acusadas en la Audiencia Nacional, no en el Tribunal Supremo: Josep Lluís Trapero y Teresa Laplana, altos mandos de los Mossos d'Esquadra durante el otoño soberanista. El coronel Diego Pérez de los Cobos ha apuntado constantemente al exmayor de los Mossos al explicar que "su actitud era de poner palos en la rueda" del dispositivo de seguridad, acusándole incluso de faltar a reuniones de coordinación y añadiendo que "la relación con el señor Trapero siempre fue difícil".

Josep Lluís Trapero en la Audiencia Nacional / EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide once años de cárcel para Trapero y otros cuatro para Laplana, acusados ambos de rebelión. El nombre de la intendente también ha salido a colación este miércoles en la testifical de Montserrat del Toro asegurando que se negó a pedir refuerzos a primera hora de la mañana el 20 de septiembre en la Consellería de Economía. "Sonrió, se rió, levantó los hombros y ahí se acabó mi contacto visual con ella a lo largo del día", ha afirmado.

Registro realizado

La Fiscalía considera, en su acusación, que el 20 de septiembre los Jordis tenían por objetivo "impedir por la vía de los hechos el cumplimiento de las decisiones judiciales" de la operación Anubis contra el referéndum. En su testifical, Montserrat del Toro ha explicado que el registro se pudo llevar a cabo, dejando caer que no todos los trabajadores de la Generalitat fueron igual de colaboradores y explicando que tuvo que llevarse el atestado y parte de la documentación en su bolso.

Tribunal Supremo de España / EP - Archivo (EUROPA PRESS)

Ha denunciado que las concentraciones impidieron que los detenidos estuviesen presentes en los registros, aunque asegurando desconocer que ellos mismos lo habían aceptado así.

La huida de Del Toro

Una vez consideró que abandonar la Consellería de Economía por el pasillo de voluntarios entre 60.000 personas no era una opción segura, Montserrat del Toro decidió abandonar el edificio por una azotea y pasando al teatro cercano, un trayecto que ha relatado en el juicio explicando cómo saltó "un muro de un metro" con ayuda de un Mosso y accedió al teatro. "La función había acabado, el teatro estaba vacío, el público había salido, sólo quedaban los actores. Salimos junto con algunos actores y corriendo con mucho disimulo fuimos hasta el primer vehículo no logotipado", ha dicho.

Organizados y jerarquizados

En todo momento, Pérez de los Cobos ha asegurado que los disturbios que dejaron centenares de heridos el primer día de octubre procedían de grupos organizados bien preparados para repeler a policías y guardias civiles. "Había grupos perfectamente organizados, con una jerarquía entre ellos, vimos gente encapuchada y dedicada a alertar de la proximidad de nuestra llegada para conformar esa actuación en fuerza dedicada a impedir nuestra intervención con la mayor contundencia posible", ha dicho, reiterando lo afirmado en dias anteriores por testigos como Enric Millo o José Antonio Nieto.

Pérez de los Cobos en su declaración / EFE

Actuación "exquisita"

Tanto Pérez de los Cobos como otros mandos policiales que han declarado en esta causa han defendido la actuación tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, y el coronel llegó a afirmar que las unidades hicieron un "uso exquisito de la proporcionalidad". La actuación de estos dos cuerpos de seguridad del Estado no están bajo la lupa de esta investigación - si en juzgados de Catalunya - pero los testigos de perfil policial se han esforzado en defender que, de hecho, se retiraron de varios colegios donde intuyeron que la situación podía ser demasiado violenta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?