Últimas noticias Hemeroteca

, 16 de de 2019

Otras localidades

Un testaferro uruguayo vendió a Eduardo Zaplana

El sumario del caso Erial descubre la declaración clave de Fernando Washington Belhot, agente internacional de los activos del exministro que confiesa a la justicia toda la operativa nacional e internacional de blanqueo y ocultación de más de 11 millones de euros. Belhot detalla quiénes eran los testaferros de Zaplana, dónde estaba el dinero y cómo dio al exministro hasta 2.3 millones en efectivo utilizando el ilícito sistema de compensación

El expresidente de la Generalitat valenciana, Eduardo Zaplana. / ()

Fernando Washington Belhot era la pieza clave en la investigación contra Eduardo Zaplana. Es el supuesto gestor internacional de los activos del exministro desde hace años, y tal y como revela el sumario cuyo secreto parcial ha sido levantado este martes, confesó hasta el último detalle en su declaración por vídeoconferencia desde Uruguay, practicada el pasado mes de diciembre en el juzgado de Valencia que investiga el caso. Y esa declaración ha permitido descubrir toda la operativa internacional de ocultación de activos en Luxemburgo, Uruguay, Panamá y Suiza, supuestamente procedentes del cobro de comisiones ilícitas del plan eólico valenciano y las ITV, en la etapa del exministro como presidente valenciano.

Fernando Washington Belhot, acorralado por la investigación, muestra su disposición a colaborar con la justicia y declara que su relación con el exministro comienza en 2009, cuando Zaplana quiso trasladar sus activos desde Luxemburgo a Uruguay, tras comunicarle que en este país "no es delito la evasión fiscal" y el secreto bancario es "más severo".

La fortuna oculta de Zaplana y sus testaferros

Belhot detalla cómo comienza a gestionar sus empresas, y que en 2013 por orden de Zaplana transfiere desde Luxemburgo a Suiza a través de sociedades instrumentales radicadas de Uruguay, un total de 7.955.000 euros.

El testaferro también sostiene que Zaplana llegó a disponer de otros 1.2 millones en Andorra, de los que perdió hasta un 60% por invertir en un banco griego que acabó quebrando.

Además, detalla que invirtió 500.000 euros en acciones de National Geographic, y una suma sin especificar en la adquisición de "tierras" en la costa del océano Pacífico de Panamá.

Además, sostiene que poseía junto a sus amigos Francisco Grau y Joaquín Barceló, a quien identifica como "testaferro" de Zaplana, una parcela de "entre 3 y 4 millones de euros" en Villajoyosa, por la que esperaban sacar el doble tras obtener la recalificación urbanística.

Cómo obtenía Zaplana su dinero desde Suiza

Fernando Washington Belhot también narra cómo ha entregado en 7 años en Madrid hasta 2.300.000 euros en efectivo que el exministro tenía escondido en Suiza. Para ello utilizaban el "sistema de cambios". Agentes de cambio "que utilizamos en todo el mundo", se encargaban de hacer llegar a la secretaria de Zaplana, también imputada, el dinero en efectivo y en mano en Madrid del que el exministro quería disponer. La mayoría de las extracciones de efectivo tuvieron lugar en 2016 y 2017, según Belhot.

Las precauciones de Zaplana

Belhot relata que todos los acuerdos con Zaplana "fueron verbales". Nunca quiso aparecer públicamente en empresa o cuenta alguna por su pasado como personalidad política. El testaferro declara que en nueve años de relación "nunca escribieron emails o whatsapps". Había un teléfono móvil seguro para comunicarse y preferentemente, los contactos eran establecidos a través de la secretaria de Zaplana.

Belhot asevera que "tres o cuatro veces" al año informaba "puntualmente" a Zaplana sobre el estado de sus inversiones. De nuevo, esas comunicaciones eran "siempre verbales" porque el expolítico "nunca quiso tener constancia por escrito". Belhot detalla a la justicia hasta sus emolumentos. El testaferro uruguayo afirma que percibía el 0.75% "sobre el monto total" de las inversiones anualmente.

Zaplana estaba "preocupado y nervioso" por la detención de Ignacio González

El agente uruguayo explica también a la juez que el expresidente valenciano se mostró "preocupado y nervioso" por el estallido de la operación Lezo, que supuso la detención del expresidente madrileño, Ignacio González.

Belhot cuenta que Zaplana y González intentaron invertir en un producto alemán que optimizaba la generación de energías renovables, y cuando estaba a punto de rubricarse la operación, detuvieron al expresidente madrileño. Afirma por último que se reunió tres veces con González. En una por esta operación, en la segunda cuando González le pidió ayuda para obtener fondos de inversión, y una tercera intrascendente en la que Zaplana, González y él mismo hablaron solo de política.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?