Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Fotografían por primera vez un cometa interestelar: así es Borisov

Se trata del segundo objeto interestelar registrado hasta la fecha

El observatorio caza por primera vez el objeto espacial. /

El 19 de octubre de 2017, un grupo de investigadores presentaba el primer objeto proveniente de fuera de nuestro sistema solar. Varias semanas más tarde, y después de analizar las fotografías tomadas por el telescopio Pan-STARSS 1, los científicos llegaron a la conclusión de que se trataba del primer asteroide interestelar registrado hasta la fecha. 

Dos años más tarde, y después de realizar varias investigaciones en torno al asteroide Oumuamua, los astrónomos que operan el espectógrafo de objetos múltiples Gemini en el Telescopio Gemini Norte en Maunakea (Hawái) han dado con el que ya es considerado como el segundo objeto interestelar. Un cometa, bautizado como C/2019 Q4 (Borisov), que ha sido fotografiado y analizado por el equipo de investigadores.

El segundo objeto interestelar

A través de un comunicado, el coordinador de la investigación Andrew Stephens ha dado a conocer que el cometa ha sido fotografiado con éxito en múltiples colores: "Esta imagen fue posible debido a la capacidad de Gemini para ajustar rápidamente las observaciones y observar objetos como este, que tienen ventanas de visibilidad muy cortas".

Tras las pertinentes observaciones, los investigadores han revelado que el objeto tiene una órbita hiperbólica. Gracias a ello, el equipo de astrónomos ha llegado a la conclusión de que el cometa viaja con suficiente velocidad como para escapar de la gravedad del sistema solar, por lo que tan solo puede tratarse de un objeto que se originó más allá de sus confines.

Borisov VS Oumuamua

Después de corroborar que se trata de un cometa, los investigadores han querido comparar a Borisov con Oumuamua. Tras una primera investigación a ambas fotos, los especialistas han descubierto que la imagen tomada por Gemini North muestra una especie de coma difusa y una cola muy pronunciada producida por la desgasificación. Dos características que distan mucho de las que pudimos ver con Oumuamua.

Tras analizar la posición del cometa, los investigadores aseguran que podremos conocer nuevos detalles sobre el mismo de cara a los próximos meses. Borisov está actualmente cerca de la posición aparente del Sol en nuestro cielo, por lo que es difícil de observar debido al resplandor del crepúsculo. Sin embargo, la trayectoria hiperbólica del cometa lo llevará a condiciones de observación más favorables en los próximos meses, cuando podremos conocer nuevos detalles sobre el mismo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?