Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los CDR detenidos actuaron de enlace entre Puigdemont y Torra para el intercambio de "documentación secreta y sensible"

La Cadena SER accede a todos los autos de prisión de los siete miembros de los Equipos de Respuesta Táctica de los CDR imputados por terrorismo. Según los escritos, mantuvieron en 2018 una reunión "secreta" con la hermana de Puigdemont, para entregar documentación "sensible y establecer comunicaciones seguras" entre el expresident huido y el actual presidente de la Generalitat, Joaquim Torra

Los autos de prisión de los siete miembros de los Equipos de Respuesta Táctica (ERT) de los CDR sospechosos de terrorismo, aportan novedades sustanciales sobre la investigación, ofrecen nuevos detalles sobre el grado de implicación de cada uno de ellos, y salpican tanto al expresident de la Generalitat fugado de la justicia, Carles Puigdemont, como al actual presidente del Ejecutivo catalán, Joaquim Torra.

En sus autos, el juez Manuel García Castellón desvela quién fue la persona con la que se reunieron los sospechosos el 15 de septiembre de 2018, que podía tener un "componente peligroso".

Según los escritos, se trataba de la hermana del expresidente Puigdemont. Una reunión "secreta" con la intención, según el escrito, "de entregar documentación sensible y establecer comunicaciones seguras" entre el propio expresident y Joaquim Torra.

El juez detalla que la reunión con la hermana de Puigdemont se produjo, que los ERT adoptaron “unas grandes medidas de seguridad” y que constan comunicaciones intervenidas a los sospechosos encarcelados Ferrán Jolis y Xavier Buigas, en las que detallan cómo aquel día "organizaron, planificaron y ejecutaron" el encuentro, al que asistieron cinco de los sospechosos.

Jolis añadió al juez que Torra también acudió a la reunión, pero los investigadores no le dan credibilidad.

En otros autos, el juez detalla cómo los sospechosos habían elaborado distintos tipos de explosivos que pretendían utilizar contra "infraestructuras críticas" y que la investigación "no descarta" que pretendieran enviar bombas caseras por correo a diversos cuarteles de la Guardia Civil.

Otro de los planes era ocupar durante cinco días el Parlament. El detenido Ferrán Jolis era una "pieza clave" para la organización de este plan, según los investigadores. Iba a encargarse de establecer las "comunicaciones seguras e indetectables" desde el interior del parlamento, cuya instalación se realizaría en "establecimientos y restaurantes cercanos mediante la usurpación de puntos wifi". En este contexto, según el auto, Jolis manifestó por teléfono que "me estoy jugando el culo, porque si me pillan me van a meter terrorismo y banda organizada".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?