Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Seis alimentos que nunca debes guardar en una nevera

Hay algunos productos que no pueden someterse a bajas temperaturas porque su sabor y textura podrían verse afectados con mayor rapidez

Hay numerosos alimentos que no deberían introducirse en el frigo

Hay numerosos alimentos que no deberían introducirse en el frigo / Getty Images

Colocar las carnes, pescados y platos preparados en las zonas más frías, y verduras y frutas en las más templadas ayuda a conservar correctamente los alimentos para evitar intoxicaciones, según ha explicado en más de una ocasión la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Durante las vacaciones se descuidan las medidas de higiene y en muchas ocasiones las altas temperaturas favorecen el crecimiento de microorganismos en los alimentos. Además, la cadena del frío se puede romper más fácilmente, provocando que los alimentos se estropeen con mayor rapidez.

 El frigorífico puede convertirse a veces en una despensa, aunque existen algunas limitaciones. Hay algunos productos que no soportan tanto frío y pueden sufrir alteraciones en el olor, sabor y la textura. Hay casos en los que el alimento pierde todas sus propiedades y hasta entra en proceso de descomposición.

Alimentos que no requieren frigorífico

  • El tomate

Muchas frutas no requieren frío, pero si hay alguna que aguanta más fuera que dentro de la nevera y que es tratada erróneamente como una hortaliza es el tomate. Si la introduces en el frigorífico perderá su sabor, la textura y el frío hará que no pueda madurar.

  •  El pan

 Siempre debe conservarse en un lugar fresco y seco. Si el pan, aunque sea de molde, se guarda en la nevera envejecerá más rápido debido a la humedad. En este caso, es mejor introducirlo en rebanadas en el congelador.

  • La sandía

La frutas de climas cálidos es altamente recomendable que permanezcan fuera de la nevera. Tanto la sandía como los aguacates y los plátanos se echarán a perder demasiado pronto con el frío.

  • La cebolla

Tanto la cebolla como el ajo buscan siempre un lugar seco, fresco y oscuro, preferiblemente dentro de una bolsa de tela.

  • Los embutidos

Es una duda que siempre ha existido, pero que los propios supermercados la resuelven: se encuentran fuera de las cámaras. Se conservan mejor, guardan todas sus propiedades y se hace más duradero el sabor cuando no entran en contacto con temperaturas tan bajas

  • Las conservas

Como su propio nombre indica, su principal función es ‘conservar’ los ingredientes. Están preparadas para mantenerse a temperatura ambiente. Es el principal recipiente que utilizan los militares para comer cuando se encuentran en operaciones.

La temperatura tiene que ser óptima

Una de las cosas más importantes, pero también evidentes, es revisar los alimentos que están en la nevera para poner los que tengan próxima la fecha de caducidad a mano. En general, la zona más fría de la nevera es la que está en contacto con el congelador: el estante de arriba en los frigoríficos tradicionales y, en los modelos combi, la parte donde están los cajones para las verduras o justo encima de ellos.

Asimismo, para conservar la comida, la OCU recomienda que la temperatura del congelador esté por debajo de los -18 C. Por su parte, en la nevera, las carnes y pescados deben mantenerse entre 1 y 4 C y el resto, entre 5 y 8 C.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?