Gastro

El truco definitivo para asar sardinas en casa sin que huela a chiringuito

Es sencillo y rápido y podrás comer unas ricas y sanas sardinas asadas en menos de diez minutos

Sardinas asadas, uno de los manjares del verano / GETTY IMAGES

Madrid

Las sardinas son uno de los majares que trae el verano: frescas, sabrosas, nutritivas, baratas... el pescado azul más popular y uno de los alimentos recomendados por los expertos para prevenir las enfermedades del corazón gracias a la gran cantidad de omega 3 que contienen.

Más información

Son un plato habitual en las jornadas del verano, en forma de espeto en chiringuitos, a la brasa, asadas, marinadas, rebozadas, al horno... cualquier formato es bueno para este pescado tan beneficioso para el organismo. ¿Cualquiera? Aquí llega el problema: hacer sardinas en casa tiene un enorme inconveniente: puedes dejar un olor a chiringuito importante, incómodo y algo desagradable.

Pero hay un truco que puede ayudar a evitar ese olor en toda la casa. Es sencillo y rápido y podrás comer unas ricas y sanas sardinas asadas en menos de diez minutos. Para esta receta necesitas:

  • Una sartén.
  • Papel aluminio o papel de hornear.
  • Aceite (opcional).
  • Sal.
  • Sardinas.

Un modo de hacer las sardinas sin que huela en casa. / CADENA SER (Cedida)

Sobre la sartén colocaremos papel aluminio (o de hornear), una lámina lo suficientemente larga que permita cubrir las sardinas. Sobre el papel pondremos un chorro de aceite y a continuación colocaremos las sardinas, enteras, con cabeza, tripas y cola. Pondremos sal gorda al gusto y volveremos a echar un chorro de aceite sobre las sardinas (este es opcional, ya que la propia grasa del pescado azul será suficiente).

A continuación envolveremos las sardinas con el papel aluminio (o de hornear), de manera que quede en forma de paquete sobre la sartén, y dejaremos asar a fuego fuerte durante unos 4/5 minutos. Pasado ese tiempo daremos la vuelta al paquete entero y dejaremos las sardinas asando por el otro lado durante otros 4/5 minutos.

El resultado será unas sardinas asadas muy jugosas y sabrosas y, lo más importante, habremos evitado que el olor a chiringuito impregne toda la casa. ¿Te animas a probar?

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad