Viernes, 07 de Mayo de 2021

Otras localidades

Atentados Barcelona y Cambrils

Juicio a los atentados que sembraron el terror en Barcelona y Cambrils

La Audiencia Nacional juzga a partir de este martes a tres acusados de integrar la célula de Ripoll o colaborar con ella

La Fiscalía pide cárcel para Mohamed Houli (41), Driss Oukabir (36) y Said ben Iazza (8)

Este martes la Audiencia Nacional juzga los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils que dejaron un total de 16 víctimas mortales y en torno a 150 heridos. En el banquillo no estarán ni el supuesto líder de la célula ni varios de sus miembros pero sí tres de sus colaboradores: Mohamed Houli Chemlal, Driss Oukabir y Said ben Iazza.

Según el relato del juez instructor, el grupo terrorista nació en la localidad gerundese de Ripoll en 2015, cuando Abdelbaki es Satty se hizo con las riendas de la mezquita de la localidad. Para entonces ya había pasado por la cárcel por tráfico de drogas y, poco a poco, fue confeccionando un grupo de jóvenes e instruyéndoles en la faceta más radical del islam. Es Satty, que pasó un tiempo en Bruselas, era su "cabecilla y líder espiritual".

Los vídeos de contenido yihadista en una tablet pasaron a planes tangibles para atentar en nuestro país durante el ramadán de 2016, cuando el imán reunió al grupo en un parque y les informó de que su objetivo era atentar contra la Sagrada Familia. La información para elaborar explosivos salió de internet y empezaron a almacenar y elaborar el material mientras buscaban más objetivos en internet para causar una masacre: la Tomatina de Buñol, la Alhambra de Granada o el embalse de Riudecanyes, entre otros, además de visitas presenciales a la Torre Eiffel en París.

Sus planes se truncaron a las 23:18 horas del 16 de agosto de 2017, cuando explotan las 20 bombonas, los 500 litros de acetona, los 480 litros agua oxigenada y el resto de material que tenían listo en un piso de Alcanar para confeccionar la 'madre de Satán'. Abdelbaki es Satty, líder del grupo, y Youssef Aalla, quedando gravemente herido Mohamed Houli Chemlal. El resto de integrantes del grupo opta entonces por hacer atropellos y apuñalamientos masivos en Barcelona y Cambrils.

Hasta 41 años de cárcel

Todos los autores materiales de los asesinatos murieron bajo los disparos de los Mossos d'Esquadra. Tanto Younes Abouyaaqub, que mató a 14 personas con una furgoneta en el centro de Barcelona y asesinó a una persona más en su huida hasta ser abatido cuatro días después, como también su hermano Houssiane, Mohamed Hichamy, Said Aalla y Moussa Oukabir tras matar a una mujer en el paseo marítimo de Cambrils.

En el banquillo se sentarán, por tanto, tres acusados de integrar o ayudar a la célula terrorista. La Fiscalía pide 41 años de cárcel para Mohamed Houli Chemlal, 36 años para Driss Oukabir y 8 años de cárcel para Said Ben Iazza. Se les acusa de pertenencia a organización terrorista y colaboración, tenencia de explosivos y conspiración para cometer estragos, no siendo responsabilizados por tanto de las muertes como sí reclaman las víctimas personadas en el proceso.

Ellos lo niegan

Los tres jueces de la sala de lo penal tendrán que elegir entre dos versiones: la de las acusaciones, que entienden que los tres colaboraban con la célula sabiendo que su objetivo era causar un baño de sangre, y la de los acusados, que aseguran haberlo hecho por miedo o por desconocimiento. Houli, rescatado de entre los escombros, afirmó ante el juez que "lo que querían hacer era derrumbar la Sagrada Familia" pero asegurando que colaboró en la confección de explosivos por miedo e, incluso, bajo los efectos de alguna sustancia introducida en su comida según dijo él mismo.

Houli detalló en fase de instrucción incluso cómo la célula de Ripoll contaba con que otro grupo terrorista afincado en Francia atentaría en Lloret de Mar. Por su parte Oukabir, acusado de ayudar a los terroristas a alquilar la furgoneta usada en Barcelona, se dibujó a sí mismo como un musulmán poco interesado por la religión engañado por los terroristas sin saber para qué se iba a usar el vehículo. "Me han usado de cebo, si lo supiera es que no habría ni alquilado la furgoneta, me habría quedado en Marruecos, no habría vuelto aquí", dijo. Ambos mostraron también su rechazo y arrepentimiento.

Dos años de radicalización

Las pruebas recopiladas por la Audiencia Nacional dibujan un escenario en el que ni Houli ni Oukabir ni tampoco Ben Iazza formaban parte del núcleo más cercano del imán de Ripoll, pero sí apuntan a la participación directa de Houli e Iazza en la adquisición del material y la confección de los explosivos. Houli, junto con Abouyaaqoub, Hichamy y Aalla se encargaban de "confeccionar los explosivos" en Alcanar.

Los testigos también ubican a Oukabir en la casa de Alcanar cuando se preparaban los atentados pero los mensajes intervenidos al grupo revelan cómo se echó para atrás a la hora de sellar su participación material. "Se lo ha pensado y no está preparado", informó su hermano pequeño a Hichamy por mensaje. Un día antes del atentado de Barcelona fue Oukabir el que alquiló la furgoneta usada en el atropello masivo de la capital.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?